viernes, 27 de agosto de 2021

Carta abierta a los precandidatos de las PASO 2021, Nacionales, Provinciales y Municipales.

Objetivo: Solicitar que la Adopción de niños y adolescentes esté en sus agendas y sea una política de Estado. 
 
A partir de las modificaciones realizadas en el código civil en el año 2015 , la Ley de Adopción tuvo una serie de modificaciones que beneficiaron el proceso de adopción. Dulce Espera Adopción Mendoza, desde nuestro doble rol como asociación civil y como familias e hijos adoptivos, nos vemos obligados a llamar a la reflexión y a la acción, a todos los involucrados en los distintos sectores responsables de velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes; sabemos de su trabajo y de sus esfuerzos, pero también debemos admitir que todos, tanto ustedes como nosotros, debemos involucrarnos más en la temática de adopción y realizar cambios concretos y significativos, que tengan un gran impacto en las vidas de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran a la espera de tener una familia, como aquellos que se encuentran con su familia adoptiva. Para todos resulta muy emotivo compartir charlas en donde aprendemos, en las cuales nos enriquecemos y seguiremos llevando a cabo porque creemos que nos permiten instaurar la temática de adopción en nuestra sociedad y nos dan la oportunidad de seguir llevando la bandera de la adopción a donde quiera que vayamos. Compartir charlas con profesionales especializados en la temática, nos ha permitido ahondar en temas que desconocíamos y al mismo tiempo nos ha hecho crecer como asociación y como personas preocupadas por mejorar las condiciones de vida de los niños. Encuentros que seguiremos organizando y propiciando a través de nuestra asociación. Estamos muy agradecidos por el apoyo recibido siempre y dispuestos a apoyar todas aquellas medidas que tengan como fin continuar optimizando los procesos y sobre todo acortando los plazos de espera de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran a la espera de una familia y aquellos que se encuentran ya con sus familias adoptivas. Esta carta abierta tiene como fin incitar a la acción y al compromiso de todos los interesados, especialmente a aquellos que se desempeñan en puestos de poder, sabiendo que cada uno de nuestros actos, nuestras omisiones y nuestras demoras, afectan directamente en la vida de un niño, niña y adolescente que se encuentra en la espera de una familia que le dé la contención, el cuidado, la atención que necesita. Quizás parezca obvio que así debe ser, sin embargo, si bien la ley de adopción ha sido modificada, existen innumerables aspectos relacionados con los procesos y las partes involucradas en todas las áreas que necesitan ser optimizadas, reformuladas y mejoradas. Como sociedad estamos en deuda con esos niños, niñas y adolescentes que se encuentran en los hogares y en las familias cuidadoras esperando por su familia adoptiva. Como familias adoptivas e hijos podemos hablar de las experiencias en primera persona. Estamos en condiciones de hacerles saber que existen muchas situaciones que nos hace sentir que somos invisibles, tanto las familias adoptivas como los niños y adolescentes que se encuentran en los hogares. Si bien la Ley de Adopción está centrada en el niño, niña y adolescentes; como asociación, creemos que brindándole apoyo a las familias adoptivas se asegura que los derechos de niño sean respetados. ¿Por qué nos sentimos invisibles? No tiene que ver con que estamos dejándonos llevar por sentimentalismos, sino que a lo largo de este proceso nos enfrentamos con situaciones que nos hacen darnos cuenta que en algunas ocasiones y/o situaciones los derechos del niño pueden verse vulnerados. ¿A qué nos referimos? Mencionaremos en detalle todas aquellas situaciones que las familias adoptivas deben afrontar y que generalmente se solucionan por la generosidad de personas que se ofrecen a ayudarnos. Con respecto a la salud de los nuestros hijos, el abandono deja sus marcas y somos las familias adoptivas quienes debemos, en corto tiempo compensar todos los cuidados que a los niños y adolescentes les fueron negados con anterioridad. En muchos casos, nos encontramos con niños y adolescentes que como consecuencia del abandono en sus familias de origen, poseen carencia de conocimiento del mundo que los rodea, dificultades de expresión oral y escrita debido al escaso vocabulario, a los pocos conceptos adquiridos, y a problemas de pronunciación causados por la falta de acompañamiento de su entorno en su crecimiento. Al llegar a los hogares, los niños y adolescentes si bien tienen la posibilidad de tener tratamientos con psicólogos, psicopedagogos y fonoaudiólogos entre otros, los mismos no son suficientes y los niños y adolescentes no presentan avances significativos, ya que se hace muy difícil la continuidad de los tratamientos dentro de los hogares. Entendemos que las funciones y las responsabilidades del personal dentro, son muchas y a veces resulta difícil atender a todas las necesidades de cada uno de los niños. También somos conscientes que muchas de las personas que comparten el día a día con los niños y adolescentes , en muchos casos les brindan cuidados y toda la contención posible. Sin embargo, ningún hogar reemplazará nunca el calor de hogar. Ninguna persona a cargo de ellos en los hogares podrá cuidarlo como lo hará su familia. Existen familias que aceptan adoptar a grupos de hermanos cada uno con diferentes necesidades y otras familias que adoptan niños y adolescentes con algún problema de salud severo y hasta con alguna discapacidad. Por todo lo antes dicho, necesitamos informes de salud acerca de tratamientos llevados a cabo y la mayor cantidad de información que se pueda obtener acerca de enfermedades hereditarias en sus familias de origen. Toda esta situación previamente descripta es la que las familias adoptivas aceptamos y estamos dispuestas a afrontar por amor a nuestros hijos y nos encontramos batallando con nuestras obras sociales que en muchos casos no quieren hacerse cargo de los tratamientos, por el solo hecho que la guarda que tenemos, no es definitiva y es entonces donde quedamos a disposición de las buena voluntad de las obras sociales de cubrir los tratamientos y en su defecto de la dependemos de la buena voluntad de las obras sociales de cubrir operaciones o tratamientos. No exis te ninguna reglamentación que les asegure a las familias adoptivas la cobertura necesaria, ni siquiera para asegurarle los tratamientos básicos necesarios que permitirán integrarse al ámbito familiar y escolar sin problemas, compensando las carencias anteriores. Existen muchas áreas de tratamiento que no reciben ninguna obra social por lo cual los tratamientos deben ser llevados a cabo de modo particular. Por otro lado en el área de la Psicología y de la Abogacía nos encontramos con profesionales que durante su formación académica manifiestan no haber recibido la instrucción suficiente para poder acompañar adecuadamente a las familias adoptivas, ya que la temática de adopción se ve superficialmente en ambas áreas. Debido a lo antes mencionado como familias adoptivas pedimos que se entienda que una familia adoptiva debe tener los mismos derechos que una familia biológica, pero necesita de una contención y un acompañamiento diferente ya que nuestros hijos en algún momento de su vida han visto sus derechos vulnerados, han atravesado en mayor o menor medida situaciones traumáticas y debemos acompañarlos en su búsqueda de identidad de origen, en el caso de ser requerido por ellos, para lo cual necesitamos contar con profesionales que nos asistan en estas situaciones. En cuanto al ámbito legal debemos mencionar que los juicios de adopción en su gran mayoría son llevados a cabo de modo particular ya que no se cuenta en el Poder Judicial con suficientes abogados de oficio que deseen llevarlos a cabo debido a que su trabajo no es debidamente remunerado. Ante esta realidad sumado a lo anteriormente mencionado acerca de la salud de los menores, debemos agregar todo lo referido al proceso legal. Con respecto a los tiempos, creemos necesario que las guardas pre adoptivas y las guardas definitivas sean otorgadas con mayor rapidez, ya que hay familias que han tenido que afrontar situaciones de salud de sus hijos por no tener la guarda pre adoptiva en tiempo y forma , han enfrentado situaciones muy desagradables frente a las autoridades pertinentes. Con respecto a las guardas definitivas creemos que una vez que exista la certeza de que el vínculo del menor con su familia adoptiva se ha establecido, las guardas definitivas deben ser otorgadas a la brevedad considerando que es muy duro para los niños, niñas y adolescentes ser nombrados en escuelas, médicos etc por su apellido de origen con el cual no se sienten identificados y en muchos casos, prefieren no recordar. En las modificaciones que se realizaron en la nueva ley de adopción, se acortaron los plazos ;sin embargo creemos absolutamente necesario que esos plazos establecidos se cumplan rigurosamente en las partes del proceso y que sea posible ,como por ejemplo, en el otorgamiento de las guardas definitivas ya que se encuentran íntimamente relacionadas con la identidad de origen de los menores. Creemos que si la Ley de Adopción tiene como eje a los menores es por ese mismo motivo que las familias adoptivas les pedimos a quienes corresponda que nos brinden la ayuda necesaria para poder asumir nuestro rol de la mejor manera posible. Nuestra intención es proponer un plan de trabajo conjunto que nos permita llevar a cabo mejoras concretas en las distintas áreas para poder saldar la deuda que como sociedad tenemos con esos niños, niñas y adolescentes y poder brindarles a esos niños, niñas y adolescentes todo aquello que necesitan y a lo que tienen derecho. Pensemos que mientras nosotros estamos sentados en nuestras casas cómodamente disfrutando de la vida familiar, hay muchos niños y adolescentes que esperan por una familia. Recordemos que detrás de un legajo hay un menor o una familia que espera que sea resuelto. Brindemos a las personas que trabajan por la niñez y la adolescencia las herramientas necesarias para que puedan llevar a cabo sus funciones de modo adecuado, con eficiencia y eficacia. Dulce Espera Adopción Mendoza les pide a todas las personas de buena voluntad, que trabajemos en un plan conjunto, que nos permita mejorar las condiciones de las distintas etapas del proceso de adopción. Estamos dispuestos a colaborar, para que se realicen cambios concretos que se vean reflejados en la vida de los menores. Es nuestro deseo que cada 15 de Septiembre celebremos que somos un poco mejor que el año anterior y que un día podamos decir que el trabajo en conjunto que proponemos, dio sus frutos. Trabajemos juntos por esos niños que se encuentran esperando que llegue esa familia con la que tanto sueñan. Mostremos que Mendoza puede marcar la diferencia y está dispuesta a dar un paso más para mejorar esta situación. Solicitamos que los organismos del Estado, nacionales, provinciales y municipales actualicen la base de datos de los niños o adolescentes adoptados ya que al momento de votar, de sacar un pasaporte, de pedir un crédito etc en algunos caso el hijo/a adoptivo hasta adulto se encuentra con instituciones que no lo tienen registrado con el apellido de su familia adoptiva. Teniendo en cuenta que en la actualidad se han logrado muchas en avances en cuestión de derechos es que solicitamos que avancemos en los aspectos antes mencionados en la temática de adopción ya que tenemos la obligación de velar por los mismos desde todos nuestros lugares de acción. 

 Antonio Romeo  

 Elia Cabrera 

María Rosa Palleres 

 Érica Gética 

Mabel Balmaceda 

Elina Giffoni 

Milagros Sosa 

Paola Pérez López 

 Contacto : Dulceesperaadopciónmendoza@gmail.com

jueves, 22 de octubre de 2020

Día nacional de la Identidad Biológica y de Origen, 22 de octubre -Argentina

 #identidad #tuverdadtuderecho #mendozaxlaidentidad #BancoNacionalGratuitoUniversal






El derecho de los niños y niñas a crecer en un ambiente familiar.

 En el marco de la celebración del día provincial de la Adopción, en Mendoza -Argentina.

La Asociación Dulce Espera Adopción Mendoza y Adopt (hijas e hijos) organizaron un ciclo de Charlas sobre la temática , la misma tuvo la participación de especialistas y organizaciones vinculadas a la Adopción de distintos países.

En este video expone la Dra. Mónica Riera (ex jueza y abogada penalista).

Asociación Boliviana Familias de Corazón.


domingo, 4 de octubre de 2020

" El trauma en la adopción " con la Lic. Florencia Lalor. La voz del Hijo

 ❤"Encuentro internacional de adopción Conservatorio organizado en el marco del dia Provincial de la Adopción en la Provincia de Mendoza. Dulce Espera Adopción Mendoza y Adopt (Hijos e Hijas) . Florencia Lalor es psicóloga y consultora especialista en adopción. Vive en Buenos Aires, donde realiza psicología clínica en su consultorio. Se graduó con honores de Licenciada en Psicología en la Universidad del Salvador (USAL), Buenos Aires, y posee una maestría en Social Work de la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos, además de una formación en el Ackerman Institute for the Family, en terapia sistémica y familiar. Florencia Lalor se ha interesado especialmente en el mundo de la adopción porque considera que como profesional y como hija adoptiva tiene mucho para contribuir. https://lavozdelhijo.org/ La Voz del Hijo es un espacio creado para que todos los hijos adoptivos puedan hablar y expresarse. Es un espacio en donde hijos adoptivos se podrán sentir comprendidos y acompañados, sin ser juzgados, en este recorrido tan sinuoso que es muchas veces la adopción. La Voz del Hijo ofrece testimonios de vida de hijos adoptivos, quienes cuentan cómo han transitado su adopción a lo largo de su vida. Por ejemplo, en qué momento y cómo se enteraron que son hijos adoptivos; si buscaron a sus padres biológicos, cómo fueron estas búsquedas y cómo resultaron estos reencuentros; o también si nunca quisieron buscar, cómo se sienten al respecto; etc. Además, hay una pestaña denominada ‘Popurrí’ en la cual se pueden encontrar todo tipo de escritos (poesías, arte, pensamientos, etc.) que hijos adoptivos quieran compartir. Y también ofrezco mi aporte profesional con artículos y textos, que se pueden encontrar en la pestaña ‘Mi Voz’. La misma se realizo el 11 de septiembre del 2020.


jueves, 30 de enero de 2020

lunes, 9 de diciembre de 2019

Norma Morandini: "La democracia se construye, es un lento proceso, no un decreto"





Fuente Diario:La Nación
La exlegisladora reflexiona sobre los derechos humanos, los tiempos oscuros y la libertad
Diego Sehinkman

Periodista y escritora, fue diputada (2005-2009) y senadora (2009-2015). Esta semana dejará su cargo de directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado
¿Cómo creés que sos vista por los referentes más conocidos de los derechos humanos?

Uno de los días más dolorosos fue cuando me gritaron fascista porque me opuse al ADN compulsivo cuando estaba en juego la identidad de los hijos de Ernestina Herrera de Noble. Además, me opuse a que el Banco Nacional de Datos Genéticos fuera restringido para los casos de lesa humanidad. Yo trabajé mucho en el derecho a la identidad biológica fuera del período de la dictadura. No existe solo el apropiado en los campos de detención. ¿Cuántas chicas por pobreza entregan a su hijo o chicas ricas que quedan embarazadas hacen lo mismo por bochorno social? En el Observatorio dejamos una propuesta legislativa para una ley del derecho a la identidad biológica universal.
¿Existe algún canal de diálogo hoy con Estela de Carlotto?
No, sobre todo cuando Estela dijo que yo propiciaba el fin de los juicios. Yo nunca salí a responder eso porque significaría otorgarles el carácter de tribunal, como si fueran jueces que juzgan lo que uno piensa. Y eso sería grave. Estela había dicho en una comisión que presidía su hijo que había una senadora que promovía el fin de los juicios. ¿Cómo voy a propiciar el fin de los juicios? No se puede salir a responder absurdos.

¿Y para qué diría eso Estela de Carlotto?
Bueno, yo no apoyé el ADN compulsivo y tampoco la política oficial de los organismos de derechos humanos. Yo he sido muy honesta en mis críticas. Me dolió en el alma que se hagan asados y murgas en la ESMA. En la ESMA no está mi hermano, pero está el dolor de los que estuvieron ahí. A mi hermano lo arrojaron al agua. ¿Resignificar la vida es hacer asados? Creo que fue una profanación. Me parece injusto que después de tanto dolor un grupo de personas se hayan apropiado de una parte de la historia y uno no pueda ni siquiera ponerla en duda. ¿Qué me enseñaron tantos años de sufrimiento? Que hay que trabajar para que no haya más jóvenes sacrificados. Por eso no me gusta lo de los pibes para la liberación. ¿Liberación de qué? A los pibes hay que educarlos para que sean responsables en la libertad democrática. Las investigaciones demuestran que hay prosperidad donde hay democracia y libertad.
Hablemos de Cristina y Néstor -recordemos la coincidencia en los nombres-, tus hermanos desaparecidos. ¿Ellos militaban en Montoneros?
Sí, mi hermano estaba en Montoneros. Mi hermana no, pero creo que su pareja sí. Y de alguna manera, quizá se la llevaron por haber acompañado a mi hermano. Lo conmovedor en mi historia es que yo me encontré de casualidad a mis hermanos acá, en Buenos Aires. Un día que yo tenía una tristeza... Año 76 o 77. Uno de esos días grises pasé por un bar en el centro y tuve el impulso de entrar. Voy a la barra y miro a un costado, y estaban como pollos mojados mis hermanos, que estaban en Buenos Aires, clandestinos, abandonados por su organización. Entonces, esas cosas son muy dolorosas. Hay responsabilidades.
¿Llegaste a conversar con tu hermano sobre su pertenencia a Montoneros?
No, pero recuerdo especialmente una discusión que tuvimos en una casa que ellos habían alquilado en Mar del Plata, donde estaban clandestinos. Allí podíamos ir a visitarlos, con mis padres. Año 76 o 77. Ese día había en la casa un compañero de ellos de militancia, el Gringo. Se armó una discusión y yo le dije que ellos querían imponer sus ideas a la sociedad. Y este compañero de mi hermano levantó el puño para pegarme. Imaginate, delante de mis padres, pobrecitos.
Esa escena donde vos le decís que quieren imponer sus ideas y él reacciona con violencia sintetiza buena parte de la conversación aún no resuelta sobre los 70.
Sí, pero eso yo lo pensé después. Desde ese episodio, nosotros, que éramos los hermanos que se amaban, nunca más volvimos a hablar de política. Al tiempo -pudo ser un mes, dos, o quince días- vinieron a mi casa y se llevaron a mi hermano.
¿Cuál fue la frase que tanto irritó al "Gringo"?
"Ustedes imponen". Porque habían impuesto en la casa como un orden. Entonces yo discutí, les decía "ustedes quieren hacer en la vida doméstica lo que quieren hacer con la sociedad: imponer". Eso desencadenó la discusión. No me gusta que nos digan cómo tenemos que vivir y pensar. Esa idea de tutelar a la gente y arrogarse la representación de todos.
Hay una frase tuya: "Hay que tener paciencia democrática". ¿Qué significa?
Cuando en el 83 volvió la democracia la gente apenas se sacaba las medias para poner los pies al sol. Hoy las plazas están convertidas en solariums. Eso significa que la democracia se construye, es un lento proceso, no un decreto. Las leyes se tramitan lentamente, no al calor del griterío, porque las leyes que salen al calor del griterío público después son las leyes que no son constitucionales o hay que revisarlas. Yo no creo en las revoluciones, creo en las evoluciones, porque las revoluciones te interrumpen los procesos. Si uno evoluciona, puede ir cambiando junto con el otro.
¿Cómo imaginás este ciclo político que se inicia con Alberto Fernández?
Yo fui legisladora en los años del kirchnerismo, entonces he visto ese comportamiento de no debate, de imposición. Ahora, por suerte, no tienen mayoría, lo que va a significar un equilibrio en la negociación. Creo que vamos a tener que advertir todo el tiempo al nuevo gobierno que las elecciones legitiman a un gobernante para gobernar, pero la Constitución protege a las minorías.
Finalmente, ¿qué recordás de tu madre, Rosa, que fue fundadora de Familiares de Desaparecidos en Córdoba?
Una mujer de una vitalidad... No la dejaron estudiar porque nació en un hogar árabe de aquella época. Ella me decía Elena, porque soy Norma Elena. ¿Sabés por qué me puso Elena? Puso en un plato papeles con un montón de nombres que habían elegido junto con mi padre. Entonces, dijo: "Que se lo elija ella". Imaginate, un bebé. Saqué un papelito y era Elena.
Y así, quizá sin proponérselo, tu madre te mostraba un camino: el de la libertad. El valor de poder elegir.
Es maravilloso lo humano, ¿no? Uno recorre la vida y cuando se tiene mi edad, vuelve a Elena, la Elenita de mi madre.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

15 de Septiembre Dia Provincial de la Adopción

15 DE SEPTIEMBRE MENDOZA CELEBRA DEL DIA PROVINCIAL DE LA  ADOPCION💗
👉RODEADOS DE GENTE QUERIDA
👉RODEADOS DE CARIÑO
🙌Gracias por el apoyo
🙌Gracias por el cariño
🙌Gracias por acompañarnos
#mendozahabladeadopcion
#diadelaadopcion
#todoporloschicos
#adopcionesfamilia

jueves, 12 de septiembre de 2019

jueves, 5 de septiembre de 2019

Día Provincial de la Adopción en Mendoza

💥😍Celebración  DIA DE LA ADOPCION DE NIÑOS Y ADOLESCENTES.🤩💥
💗💗INVITAMOS A TODOS A PARTICIPAR DE ESTE EVENTO QUE HEMOS PREPARADO CON TANTO AMOR💗💗
#ADOPCIONESFAMILIA
#TODOPORLOSCHICOS
#HABLEMOSDEADOPCION
👉LOS ESPERAMOS!!!!!
 
 

jueves, 22 de agosto de 2019

Crecen las adopciones: trámite más ágil y niños más grandes

A principios de siglo, se daban en adopción en promedio 20 niños por año y últimamente esa cifra creció notablemente. 

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Fuente:Diario Los Andes Mendoza 22/08/2019Adopciónes en Mendoza

 

Paola Pérez es docente y hace más de dos años está inscripta en el Registro Único de Adopciones (RUA). Ella desea ser mamá y en su proyecto incluye a un niño o niña de hasta 7 años. Es parte del Grupo Dulce Espera que busca que todos en igual situación puedan informarse y acompañarse mutuamente. A pesar del tiempo, Paola vive este proceso con optimismo ya que asegura haber comenzado a notar cambios en el sistema de adopción de la provincia que apuntan a agilizar el proceso. Es que desde la sanción del nuevo Código Civil en 2015, sumado al nuevo Código Procesal de Familia y Violencia Familiar de Mendoza, aprobado en noviembre de 2018, se avanzó en ese sentido. 
De hecho desde el año 2000 -cuando se crea el RUA- hasta 2005 el promedio anual de adopciones en la provincia era de 20, cifra que ha mostrado un franco crecimiento en los últimos años. En 2017 fueron 75 las vinculaciones en Mendoza, en 2018 subieron a 90 y en lo que va del año llevan 54 y prevén terminar el año con más de 100. 
Para explicar el incremento hay que tener en cuenta que en el inicio del siglo, el RUA trabajaba principalmente con los hijos (en su mayoría bebés) de aquellos padres que renunciaban voluntariamente a su paternidad. Pero en los últimos cuatro años han crecido las vinculaciones a partir de la segunda infancia (más de 3 años) y la adolescencia. Así, desde el RUA señalan que se le ha dado respuesta a una mayor cantidad de pequeños mendocinos que se encontraban en estado de adoptabilidad. Y es que de a poco cambia el paradigma y los papás empiezan a aceptar en sus proyectos de vida a niños más grandes.
“Antes se daba en adopción solo a los más chicos y los más grandes estaban invisibilizados y crecían en el hogar”, aseguró Verónica Gutiérrez, coordinadora del RUA.
Para empezar a cambiar esta realidad desde allí decidieron avanzar en la comunicación directa con los inscriptos. “Como registro empezamos a tener una mirada focalizada sobre todo en el niño y por eso empezamos a hacerlos visibles”, destacó. Esto lo lograron a través de convocatorias públicas. “Las implementamos a partir de 2017 enviando mails a los que estaban inscriptos y luego a los medios de comunicación”, relató. Para la funcionaria se trata de un cambio pequeño que ha dado sus frutos. “Al enterarse de la realidad de los chicos hay gente que puede modificar su proyecto”, expuso Gutiérrez.
De todas maneras es un cambio que recién está comenzando ya que actualmente de la cantidad de inscriptos en el RUA (470) casi un 90% está dispuesto a adoptar niños de hasta 3 años; por arriba de esa edad el porcentaje disminuye considerablemente. “En general los proyectos de las personas que se inscriben son para vincularse con un niño de hasta 3 años”, señaló la coordinadora y es por eso que entre esas edades el proceso suele ser más largo, lo que no tiene que ver con el trámite en sí sino con una diferencia entre la cantidad de padres que buscan adoptar chicos de cierta edad y los  chicos de esas edades.

Nuevo convenio

|A la mayor comunicación con los inscriptos en el registro se le suman otras acciones que han permitido mejorar el sistema de adopciones, disminuir los trámites y agilizar el proceso para que, si se considera necesario, el niño sea declarado en estado de adoptabilidad.
Para seguir trabajando en estos aspectos, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, la Suprema Corte de Justicia y el Fuero de Familia firmaron un convenio para implementar un Sistema de Coordinación de Datos de los Procesos de Adopción que entrará en vigencia los primeros días de septiembre para la primera Circunscripción Judicial (Gran Mendoza).
“El convenio consiste en un acuerdo de colaboración entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial que permite tener el acceso a las bases de datos de ambos poderes, no solo para agilizar los procesos sino que tiene que ver con conocer la situación jurídica de cada chico”, explicó Daniela Torres, directora de Promoción y Protección de Desarrollo Social.
La funcionaria detalló además que el sistema estipula alarmas y alertas para cada etapa del proceso. “Es un impulso de ambas partes para dar cumplimiento a los plazos que se han requerido en las nuevas legislaciones”, señaló la funcionaria quien detalló que para declarar el estado de adoptabilidad el Código Procesal de Familia y Violencia Familiar de Mendoza (Ley provincial 9120) establece un mínimo de tres meses y un máximo de nueve.

En este sentido Torres aclaró que cuando la adopción se da sin complicaciones, sobre todo cuando hay renuncias voluntarias de los progenitores, este proceso puede durar entre 3 y 4 meses, pero lleva más tiempo si de alguna manera “se embarra la cancha”  con  apelaciones y otros tipos de herramientas legales .
Por otra parte, aclaró que desde allí siempre apuntan al reintegro con la familia y que se buscan la adoptabilidad cuando es imposible la restitución familiar luego de que han agotado todas las instancias.
Actualmente se encuentra en situación de adoptabilidad unos 100 chicos, los que todavía no han podido vincularse con los pretensos adoptantes (anotados en el RUA).
De ellos 30 niños constituyen familias de hermanos, muchos tienen más de 6 años y un porcentaje alto tiene alguna discapacidad.
Como representante del Poder Judicial, Emma Orrego, relatora de la Corte Suprema de la Sala 1 recordó que cuando empezaron a desarrollar sus propio sistema de Coordinación de Datos de los Procesos de Adopción se dieron cuenta de la necesidad de que fuese compatible con el sistema del Poder Ejecutivo.
“Las medidas de protección excepcional son tomadas por el OAL y el Poder Judicial controla su legalidad. Así que cuando ellos tomen una medida de este tipo la cargarán en este sistema, lo que nos permitirá verificar que ese control de legalidad se pida y que los plazos procesales se cumplan”, detalló.
A partir del nuevo sistema desde que se toma la medida y el resto de los pasos que tengan que ver con la vida de ese niño quedarán informatizados. “Sea que se decida o no su situación de adoptabilidad”, aclaró. Con respecto a los tiempo, la magistrada adelantó que el mismo sistema les va a permitir saber a ciencia cierta si se cumplen y, en caso contrario, saber exactamente dónde está la demora.

Proyecto de familia

Desde la Red Argentina por la Adopción siguen de cerca todos los cambios que se implementan en la provincia,  por lo que valoran como positivo tanto el convenio firmado entre el Poder Judicial con el Poder Ejecutivo, como los avances que se han dado a partir del nuevo Código Civil y el nuevo Código Procesal de Familia y Violencia Familiar de Mendoza.
De todas maneras para Antonio Romeo, miembro de esa red, lo más importante es la capacitación de los futuros adoptantes. “Es necesario que se trabaje más en el proyecto de familia que la pareja o la persona pretende. Si quieren adoptar al bebé pensando en la familia ideal, la demora va a ser más larga que si se piensa en chicos más grandes”, aseguró. En su caso, él adoptó hace 13 años, dos hermanas de 5 y 13 años que hoy en día son adultas. “Nosotros definimos ese proyecto y nos encontramos los 4. Siempre me pregunto qué hubiera pasado si seguía pensando en el bebé, pero la realidad me demostró que tomamos la decisión correcta con mi esposa porque a su vez ellas nos adoptaron a nosotras”, manifestó. Hoy en día ellos son abuelos y disfrutan de la satisfacción de tener una nieta de dos años y medio.

Espera activa

Paola Pérez del Grupo Dulce Espera aseguró que han observado cambios en cuanto a la espera de los futuros adoptantes. “El RUA está trabajando bien, como aspirantes estamos agradecidos por ese trabajo y tenemos una gran esperanza”, manifestó la docente que está anotada desde 2017.
 Como parte de la agrupación, la mujer remarcó que más allá de los tiempos apuntan a que las personas estén preparadas e informadas. “Nosotros creemos en la espera activa que consiste en concurrir a charlas,  difundir en las redes, organizar cosas, hablar de adopción para que se empiece a derribar miedos y mitos”, remarcó. Desde su experiencia, el estar involucrado hace que el tiempo se pase más rápido y además permite que cuando llegue el niño se le brinde la mejor experiencia posible