sábado, 30 de abril de 2011

Jornada sobre Familia, Adopción y Derechos del niño “La adopción de un niño debe ser su derecho a tener una familia"



Jornada sobre Familia, Adopción y Derechos del niño SAN ISIDRO
“La adopción de un niño debe ser su derecho a tener una familia"

[29/04/2011 | 14:42 ] “Hay que recapacitar que la adopción debe ser el derecho del niño a tener la familia que le permita trazar un camino en la vida sin perder su relación y vinculación con su historia; es decir, sin perder su identidad; y, de esta manera, proyectarse en el sueño argentino que es la movilidad social ascendente”, dijo esta mañana el intendente de San Isidro, Dr Gustavo Posse al hablar en la apertura de la jornada “Familia, Adopción y Derechos del Niño”.

Los municipios, que somos referentes sociales, podemos colaborar produciendo normativa y trabajando en red. Pero sobre todo entender que la felicidad de un niño en la etapa de su infancia es un momento único de la vida. Y para ello, debemos asegurar cuál es su identidad desde un primer momento para evitar frustraciones futuras. Porque hoy la sociedad ya no permite esos silencios y complicidades sobre la verdadera identidad biológica, ya que al poco tiempo de que la persona se convierte en adulta esas cosas salen a la luz”, agregó Posse.

“El derecho a la identidad biológica es otro desafío en materia de derechos humanos y hay mucho por hacer en los tiempos que corren”, sostienen desde el bloque de Concejales de la Unión Cívica Radical de San Isidro. Desde esa lógica, esta mañana realizaron la primera jornada del ciclo “Familia, Adopción y Derechos del niño”, en el Teatro del Viejo Concejo, ubicado en 9 de Julio 512.

La apertura de la jornada estuvo a cargo del intendente de San Isidro, Dr. Gustavo Posse, que dejó inaugurado el ciclo. También participó de la conferencia, Luís Verdina, presidente de “Quiénes Somos”, una agrupación de derechos humanos que trabaja junto a personas que han sido víctimas de la apropiación de su identidad, ya que al momento de la inscripción del nacimiento se falsificó su identidad.

Además, estuvieron presentes en este nuevo ciclo, concejales de San Isidro, consejeros escolares representantes del Ejecutivo municipal del área específica de infancia, así como también profesionales de diferentes instituciones ligadas a la niñez y la adopción.

Por su parte, el concejal de la UCR, Jorge Álvarez, explicó: “El objetivo de estas jornadas consiste en reflexionar y analizar lo que significa la adopción como entidad social. Buscamos desarrollar iniciativas que nos permitan llegar a soluciones que profundicen las acciones que desde el ámbito local se vienen trabajando en la materia.”. Y resaltó: “Se trata de reconocer un principio esencial de la adopción que, como herramienta legal y social, busca una familia para un niño. Y así, reflexionar sobre la identidad biológica de las personas”.

“En Argentina, miles de personas luchan por conocer su identidad biológica, pero esta situación nada tiene que ver con la apropiación de menores durante la última dictadura. En este caso son personas que fueron apropiadas en el proceso de adopción por parte de una compleja trama de silencios, complicidades y miedos que permitieron la falsificación de sus datos a la hora de inscribirlos como hijos biológicos. Y cuando las adopciones no expresan la información biológica se transforman en apropiaciones”, subrayó Álvarez.

Durante la primera jornada de “Familia, Adopción y Derechos del niño” también se presentó un documental hecho por la institución “Quiénes Somos” y que fue reconocido por la Cámara de Diputados de la Nación. El video rescata testimonios de personas que han sufrido la sustracción de la identidad.

Mientras tanto, el cierre; estuvo a cargo de la Licenciada Cristina Núñez, Embajadora de la Paz por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
|| Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

miércoles, 27 de abril de 2011

Iniciativa del H.Concejo Deliberante de la Ciudad de Mendoza


El Concejo Deliberante de la Ciudad de Mendoza se aprobó la resolución que declara el interés de la Municipalidad de Capital para que se realicen audiencias públicas en la Ciudad.
El blog Familia, Adopción y Derechos del Niño, acompaña dicha resolución e invita a todos los Honorables Concejos Deliberantes de Mendoza apoyar el pedido de federalización del Debate de la reforma de la Ley de adopción.
Antonio Romeo
Elina Giffoni 
Facebook: Red Argentina por la Adopción

Mendoza,  14  de  abril de 2011


Señor:
Presidente del Honorable Concejo
Deliberante de la Ciudad de Mendoza
Dr. Marcelo Rubio
S/D

 Me dirijo a Ud. y por su intermedio a ese Honorable Cuerpo, con el objeto de elevar para su consideración el Proyecto de Resolución por el cual se declara el interés municipal en la realización de las audiencias públicas en el tratamiento de la Ley de Adopción.
Se adjuntan fundamentos del mismo.
Sin otro particular le saluda atentamente.


 
PROYECTO DE RESOLUCIÓN

VISTO
El inminente tratamiento de la Ley de Adopción por el Congreso Nacional y;
CONSIDERANDO
Que basamos nuestra solicitud en el anuncio de la Presidente de la Nación Argentina Dra. Cristina Fernández, para lo que se están trabajando proyectos presentados por Legisladores Nacionales (Diputados y Senadores), a las que se  suman propuestas de  las Cámaras Provinciales y Honorables Concejos Deliberantes de cada provincia, como también el valioso  aporte de ONGs  que trabajan la temática de la Adopción en todo el país.
Que consideramos necesario que las Audiencias Públicas sean Federales y que se realicen en cada Provincia dando el debate y escuchando a los interesados.
Que se invite a estas audiencias a los Representes Legislativos de las Provincias y de los Concejos Deliberantes que hayan elaborado propuestas para mejorar el sistema de la Adopción en nuestro país.
Que las Convocatorias a las Audiencias sean publicadas por los medios masivos de comunicación y por las redes sociales con anticipación y reiteración.
Por todo lo expuesto, es que se solicita a este Honorable Concejo Deliberante la aprobación del presente Proyecto de Resolución.

POR TODO ELLO
EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE MENDOZA
RESUELVE:
Artículo 1
Declarar el interés de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza en que se realicen las correspondientes audiencias públicas referidas al tratamiento por parte del Congreso de la Nación de la Ley de Adopción en la Ciudad de Mendoza.
Artículo 2
La Sala de Sesiones del Honorable Concejal Deliberante quedará a disposición de las autoridades de las comisiones respectivas en el tratamiento de la Ley de Adopción.
Artículo 3
De forma.


domingo, 24 de abril de 2011

PRIORIZA EL RESPETO A LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO Guinle quiere agilizar el régimen de adopción

Regionales

PRIORIZA EL RESPETO A LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO
Guinle quiere agilizar el régimen de adopción


2011-04-23 00:15:02
El senador nacional Marcelo Guinle impulsa, a través de un nuevo Proyecto de Ley, una serie de modificaciones al actual régimen de adopción contemplado en el Código Civil con el objeto de “armonizarlo con la Constitución Nacional y los Tratados de Derechos Humanos, reforzando inclusive el principio rector de respetar el Interés  superior  del niño, robusteciendo el actual sistema”.
“Buscamos que la normativa se ajuste y respete la Convención sobre los Derechos del Niño, que en forma específica establece que los Estados Partes cuidarán que el interés superior del niño sea la consideración primordial, al tiempo que establece como prioritario el derecho a la identidad biológica”, explicó Guinle.
En este sentido, entre otras modificaciones a la normativa actual, el proyecto del chubutense establece la obligación del juez o tribunal interviniente de escuchar al niño adoptando en aquellos casos en que tenga la capacidad suficiente de emitir opinión propia, ya que hasta ahora, ésta es una facultad no obligatoria para los jueces.

Agilidad

Del mismo modo, a través de la modificación de los artículos 316, 317 y 325 del Código Civil, la iniciativa busca agilizar el procedimiento de guarda y adopción plena, con miras a reducir los plazos y de ese modo afianzar las relaciones de familia de una manera más rápida y segura.
Entre otras cuestiones, reduce el plazo de la guarda a tres a seis meses, y prevé que el juicio de adopción solo podrá iniciarse transcurridos tres meses del comienzo de la guarda. “Esto, seguramente, va a redundar en beneficio de las familias que esperan cristalizar una relación y que muchas veces por el miedo a la no continuidad del vínculo desisten de la adopción por vías legales y recurren a prácticas no avaladas por nuestra legislación nacional y supranacional, vulnerando el derecho a la identidad de los menores en juego”, señaló Guinle.

Identidad

Otro de los aspectos esenciales que el senador chubutense promueve con su proyecto, es potenciar el derecho a la identidad y al pleno conocimiento de la realidad biológica del niño adoptado. Al respecto, amplía las posibilidades de acceso al expediente de adopción, el cual debe ser preservado por el Juez, y al deber de los padres adoptivos de informar de la situación, permitiendo que el adoptado pueda acceder a todo archivo que pueda contener antecedentes de su origen biológico, incluso aquellos registros que contengan datos de los denominados sensibles. Para ello prevé que el adoptado tendrá una legitimación amplia para investigación su realidad biológica a partir de los 18 años.
“Lo que se busca con estas modificaciones -resumió Guinle-, es básicamente que se cumplan cabalmente las cláusulas constitucionales que garantizan el derecho a la identidad”.




Copyright El Diario de Madryn S.A. 2002/2010 - 9 de Julio 367 Pto.Madryn Chubut - tel:474660/1

miércoles, 20 de abril de 2011

Provincia de Mendoza :Piden federalizar el debate por la modificación de la ley de Adopción



Mar-D-Ley Adopción

F UNDAMENTOS

H. Cámara:

                        El presente Proyecto de Declaración tiene por objeto expresar el beneplácito de esta H. Cámara de Diputados ante la presentación de proyectos  de ley en el Congreso Nacional incorporando mejoras en el sistema de adopción.
                        El régimen de adopción está actualmente regulado por la Ley 24.779, sancionada e incorporada al Código Civil en 1997, es una asignatura pendiente ya que la norma vigente no se encuadra dentro de la ley 26.061, de Protección de la Infancia. Es decir que  está pensada para resolver la demanda de los adoptantes sin que se privilegien cabalmente los lazos del niño con su familia de origen y su entorno. A este problema se suman las limitaciones del Registro único de Adoptantes, vigente desde hace cinco años, al que sólo han adherido diez provincias, mientras que otras cinco todavía tienen pendiente el trámite legislativo de adhesión.
                        La  Presidenta mencionó en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, la necesidad de una ley que “proteja a los menores”. Al final de su discurso agregó: “Es fundamental que el Parlamento trate una nueva ley de adopción. No podemos seguir teniendo esta ley en la Argentina. Necesitamos de una herramienta para que  las familias desesperadas por tener un hijo no realicen maniobras ilegales porque no pueden acceder al derecho de la maternidad o la paternidad”.
                        Indicó además, que analizó el asunto con el presidente de la Corte Suprema de Justicia con el objeto de poner en marcha la Comisión de Reforma del Código Civil.
                                               En consecuencia hoy más que nunca es el momento apropiado para ponernos a trabajar en lograr agilizar los trámites de adopción, hacerlos más transparentes y de esta manera hacer valer el derecho de todo niño a una familia.

                       
                       

Por todas estas razones, es que solicitamos al H. Cuerpo dé sanción favorable al presente Proyecto de Declaración.



Mendoza, 11 de Abril de 2011.-




                                                                                  Dr. ANDRES O. MARIN
                                                                                     Diputado Provincial


Mar-D-Ley Adopción

PROYECTO DE DECLARACION


LA HONORABLE CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA,

D E C L A R A :


Artículo 1º.- Que vería con agrado que los Legisladores Nacionales, representantes por la Provincia de Mendoza ante el Congreso de la Nación propicien:
                      a-La realización de audiencias públicas en cada provincia, convocadas a través de la publicación por los medios masivos de comunicación y por las redes sociales con anticipación y reiteración; invitando a los representantes legislativos de las provincias que hayan elaborado propuestas para mejorar el sistema de la Adopción en nuestro país; y,
                      b-La conformación de una Comisión Bicameral para unificar criterios y así consensuar la aprobación de un proyecto de Ley que contenga esta mejora.

Artículo 2º.- De forma.-

Mendoza, 11 de Abril de 2011.-

                                                                                              Dr. ANDRES O. MARIN
                                                                                              Diputado Provincial

lunes, 18 de abril de 2011

Padres puro corazón (Bs.As.)

Padres puro corazón (Bs.As.)

En el difícil proceso de adopción, muchas parejas sueñan con un "bebé sanito". Sin embargo, algunos les abren las puertas a chicos "grandes" o con problemas físicos o mentales. Cinco historias para reflexionar, emocionarse e imitar.

El Argentino.com/7 días


Intentos de embarazos frustrados, abortos espontáneos e innumerables tratamientos de fertilidad suelen ser el trasfondo de las parejas que, resignadas, buscan en la adopción ese último recurso para formar su familia. Los deseos a veces rozan lo insensible y suenan a encargos de entrega a domicilio como si no se estuviera hablando de un chico: que sea recién nacido (o de menos de un año), que no tenga ningún tipo de enfermedad física ni mental y, de ser posible, que sea el más lindo. Para la mayoría de los postulantes, al menos uno de estos ítems no es negociable.
Sin embargo, existen familias que dan cuenta de que aún hay padres cuya realización personal no pasa porque alguien les diga mamá o papá. Son personas que entendieron que la tarea del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes no es darle un hijo a quien no puede tenerlo biológicamente, sino de encontrarles la mejor familia a esos chicos que carecen de un hogar en el cual crecer sanamente. Se trata de Mirta o Inés, que siendo solteras se embarcaron en el difícil arte de ser madres (Mirta de una nena con dificultades motrices y de aprendizaje, e Inés de tres hermanitos); el matrimonio Lonegro que crió a ocho hijos (cuatro biológicos y cuatro adoptivos); Patricia y Daniel, que teniendo un hijo biológico les abrieron la puerta de su casa a cuatro hermanitos (hoy de entre 9 y 14 años) que vivían en un hogar; y Ernesto y Mónica que con cuatro nenas finalmente formaron la familia que no habían podido antes. Ellos se animaron a romper con los moldes. Son todas historias que conmueven pero también que invitan a la reflexión.

LA EDAD DE LA INOCENCIA. "Adoptar a un niño de 10 años es adoptar a un chico chiquito, es una criatura. Hace falta que la gente abra la cabeza en ese sentido. Algunos piensan que con 10 años es un adulto, y es un nene todavía. Y tiene un montón de cosas no vividas que quiere vivir", analiza Mónica antes de hablar de su experiencia personal. "La más grande de mis hijas, de 11 años, tuvo una época de Barbie acelerada y le duró menos de 6 meses; de golpe la ves con la muñeca y a los 2 meses está viendo a Justin Bieber en YouTube".
Mónica y Ernesto hicieron el camino "prolijo", como lo llaman. Ella intentó quedar embarazada y como no sucedía hizo tratamientos de fertilidad, "los de baja, mediana y alta complejidad, todos". La adopción no fue su primera alternativa, pero en cuanto lo charlaron y se inscribieron en el RUAGA (Registro Único de Aspirantes a Guardas con fines Adoptivos). "Fuimos a algunas charlas y estuvieron muy bien, porque te abren el panorama. Uno viene con la idea de que la adopción es como en las películas de Disney y te encontrás con otra realidad. En nuestro caso nos encontramos con chicos más grandes, porque todo el mundo quiere adoptar bebés o chicos muy chiquitos", admite Ernesto.
Mirta refuerza esa idea: "Cuando se dice que hay 10 mil padres y 10 mil chicos en adopción, es mentira, porque de esos 10 mil padres, 9.999 no quieren chicos, quieren bebés". Ella es la madre de Milagros (10), con quien vive hace 5 años. "Yo pensaba que fuera algo a lo que pudiera adaptarme. Sola, laburando todo el día, no tenía posibilidades de hacerme cargo de un bebé tan chiquito. Y tampoco sé si tenía ganas. Sí pensé en una nena y no en un nene, porque sentí que como primera experiencia estaba bueno algo que tuviera más afinidad. Y en las reuniones de contención de Prohijar empecé a escuchar padres que habían adoptado a chicos más grandes y me empecé a preguntar por qué no me animaba a más". Mirta tenía en mente acoger a una nena de unos 2 años, aunque estaba abierta a la posibilidad de que tuviera algún problema de salud. Y cuando escuchó el perfil de Milagros, que tenía un retraso madurativo importante y algunas dificultades motrices con sus 5 años, no lo dudó. "Indagué un poco y no había un origen orgánico, pero no se sabía cuáles eran los límites. Sabía que había una evolución posible pero no hasta dónde. Lo único que quiero es que sea feliz, entonces me lo planteé desde ese lado, no encontré ningún impedimento para formar una familia con ella", explica mientras su hija se acurruca debajo de su brazo.

EJEMPLO DE VIDA. Ana y Mario Lonegro hablaron de la posibilidad de adoptar desde que eran novios. Lo pensaron de la manera más pura que se puede analizar el tema: "está bueno poder darle familia a alguien que no tenga una". Y a pesar de que la vida les dio cuatro hijos biológicos -Tomás (27), Pedro (25), Sebastián (22) y Mariana (19)–, sumaron a otros cuatro a su hogar –Sol (24), Lorena (19), Alejandro (12) y Tobías (3)–. No distinguieron en sexo ni edad, ni tampoco dudaron cuando después de la primera experiencia con Sol les informaron que había una nena con síndrome de Down que buscaba un hogar. Lorena tenía 5 años cuando pasó a formar parte de esta familia pampeana. "La conocimos cuando llegó a casa, no sabíamos nada más allá de las características generales de lo que es el síndrome de Down. Pero, cuando lo tenés en la panza tampoco tenés idea. Fuimos caminando como el resto de los papás que empiezan a caminar con un hijo con discapacidad", dice Ana con la misma naturalidad con la que reconoce que ese aprendizaje no fue fácil. "Hay veces que es muy duro porque no encontrás respuestas, tenemos que estar leyendo las leyes y peleando por los derechos de nuestros hijos, desde la obra social que no te reconoce lo que te debe reconocer, hasta los pasajes de micro, que nunca tienen disponibilidad buena para un discapacitado".
Alejandro llegó a ellos cuando tenía apenas 10 meses. Aunque su familia biológica no lo podía criar tuvo la suerte de que sus hogares transitorios le dieron la atención y estimulación que necesitaba. "Fue difícil conseguirle un hogar a Ale", dice Mario. "Él venía asociado con una discapacidad, y me parece que hay mucho de ignorancia con el tema. Porque estoy seguro de que había muchísimas parejas que podrían haberlo atendido bien, pero si estás anotado en la lista y te dicen que hay un nene con síndrome de Down, que puede tener una cardiopatía, que puede tener problemas respiratorios, te asustás. Es cierto que los puede tener, pero también puede no tenerlos. Alejandro no tiene problemas serios de salud".
Desde que Lorena, Ale y Tobías llegaron a sus vidas, Mario y Ana se interiorizaron en las problemáticas relacionadas al desarrollo de las personas con discapacidades intelectuales. Así fue que junto con otros padres crearon la Fundación Madre Teresa, desde la que intentan acompañarlos para que lleven una vida lo más autónoma posible. "La idea es potenciar lo que se puede potenciar, darles la oportunidad de mostrar lo que mejor pueden hacer", explica Ana. "Las situaciones de maltrato o de desprotección te llenan de angustia, pero encima en chicos que no se pueden valer por sí mismos es peor. Nosotros nunca quisimos ser ‘competencia’ de matrimonios que no tuvieran hijos. Yo no voy a ir a quitarle un hijo a nadie, que me traigan a un chico que no quieren recibir en otro lado. Ésa fue nuestra idea".

UN ACTO DE AMOR. Los hijos de Inés estuvieron bajo la custodia de un ama de cuidado antes de que ella los albergara en su casa. "Ellos son un diamante en bruto que ella pulió y a mí simplemente me queda darles alguna formita", la elogia. Inés siempre pensó en adoptar a un grupo de hermanos, a quienes muchas veces les cuesta encontrar una casa. "Nunca dudé que quería estar con ellos. Lo que sí me pregunté es si yo iba a poder, pero eso fue casi un año después. Incluso, fui y lo planteé en el juzgado, porque para mí lo más importante era que ellos estuvieran bien".
Los hermanitos se llevan muy poca diferencia de edad, y como en otros relatos, el mayor es quien dictamina qué está bien y qué está mal frente a los otros. "La mayor era la mamá chiquita, le costó largar el mando, y llegó un momento en el que empezaron a enfrentarla y decirle ‘vos no sos mi mamá’", recuerda Inés.
"A mí también me costó sacarle al mayor el tema de cuidar de sus hermanos. Hoy está viviendo una etapa en la que lo cuidan a él, pero fue muy fuerte. Si había un reto o una orden, todos lo miraban buscando aprobación", cuenta Patricia antes de que se sincere Mónica en medio de una verborragia de vivencias que, sin saber, compartían: "Uno de los mayores problemas con los que yo me encontré fue el de tener el folklore de que la adopción es un acto de amor, todo el mundo nos decía eso. Y es todo un proceso, porque si un día vos te enojás, como es normal enojarse con un hijo porque se porta mal, sentís que no te podés enojar porque ‘esto es un acto de amor’. ¡Y los pelos de punta los podés tener igual!".
Todos coinciden. No siempre es color de rosa. "Las nenas están bárbaras, el problema son ustedes", recuerda Ernesto entre risas que les dijo una psicóloga a él y a Mónica luego de una consulta. Ella había perdido a su papá y se había contagiado de Gripe A, a poco de recibir a las chicas en su casa. "Hubo un punto en el que yo no sabía si podía seguir", admite. Desde La Pampa, casi como si le estuviera hablando directamente a ella, Ana asegura: "se puede más allá de lo que los demás piensen". Para Mirta, no hubo mucha vuelta. Cuando supo del perfil de Milagros, inició los trámites legales enseguida. A través de la Fundación Prohijar hizo la vinculación paso a paso. "Primero la vi a través de una cámara Gesell, después nos sentamos a jugar y cuando terminamos le preguntaron si quería volver el jueves y dijo que sí. Nos volvimos a encontrar y fuimos a tomar la leche, y a la vez siguiente, cuando yo la estaba esperando en la fundación, entra diciendo ‘mamá’. Me quedé paralizada, le pregunté: ¿vos querés que yo sea tu mamá?, y me dijo que sí. Ella ya me había elegido".
Mariana Merlo

jueves, 14 de abril de 2011

Tengo derecho a una familia (Córdoba)


Pocas actitudes humanas son más nobles que la adopción. Sin embargo, los adoptantes prefieren bebés y son muy pocos los casos de adopción de niños que tengan más de 5 años.
La voz
La mayoría de las parejas que quieren adoptar sueña con un bebé; con un niño que no haya pasado por otras manos; un bebé al que se lo pueda moldear a gusto. Sin embargo, la realidad –infinidad de razones lo confirman– suele ser muy diferente.
Los expertos en adopción sostienen que los adoptantes tienen que haber elaborado previamente la dificultad o la infertilidad; tienen que haber elaborado el duelo del bebé propio. Es así para que puedan conectarse con ese niño que va a ocupar el lugar de hijo en el deseo, y que no va a reemplazar al hijo biológico; se le tiene que dar el lugar de hijo que viene por la vía de la adopción.
Cuando se adopta un niño, se lo adopta con su historia; esa historia le pertenece y no puede ser negada.
La confirmación de los números. Las cifras son más que elocuentes: de 3.276 inscriptos en el Registro Único de Adopciones de Córdoba (RUA), el 85 por ciento lo hizo en el subregistro 1, que va de 0 a 1 año. La mayoría de las personas quieren adoptar bebés.
Si se compara este porcentaje con el del subregistro 4, que es de chicos de 5 a 10 años, vemos que el porcentaje cae a 9,5 por ciento.
¿Cuáles son las razones de este fenómeno? Hay causas de distinta índole.
“Se hace más complicado con los niños de 2 años o más porque existe ese mito de quererlos prácticamente sin que hayan pasado por otras manos”, asegura el juez de Menores de Córdoba Jorge Luis Carranza.
Patricia García, psicóloga y psicopedagoga, jefa del Servicio de Adopción del Poder Judicial, expresa: “Que el 85 por ciento se inscriba para adoptar bebés es una gran preocupación para nosotros, porque consideramos que todos los chicos tienen derecho a una familia, no sólo los de 0 a 1 año sino también niñitos mayores que obviamente tienen historias distintas; historias de abusos, de maltrato, de abandono. Es fundamental resaltar lo importante que es para estos niños tener una familia”.
Otro dato que se desprende de estas cifras es la cantidad de parejas que espera poder adoptar si se compara con los niños que son adoptados.
“En 2009, hubo 235 niños en guarda con fines de adopción; 150, fueron con adopción plena, y 16, con adopción simple”, informa la jefa del Servicio de Adopciones.
Aquí se observa que la diferencia entre la suma de los 150 más los 16, hasta llegar a los 235, es de 69 niños. Éstas son cesiones directas, es decir que no son de personas que se anotaron en el RUA. Las criaturas van a parar a familias adoptivas por medio de la cesión directa acordada anticipadamente. Es decir, es un arreglo entre la embarazada y los adoptantes. Se gestiona legalmente la guarda civil en los Tribunales de Familia.
Ante nuestra solicitud, Patricia García también nos informó sobre las adopciones hasta principios de noviembre de 2010: “De 172 niños en guarda con fines de adopción, hubo seis con adopción simple y 82 con adopción plena. Las cifras que les doy pertenecen a toda la provincia de Córdoba”.
También en este caso se advierte que hay una gran diferencia en números, y es que hubo 84 que fueron adopciones por cesión directa.
Es importante aclarar que en la adopción plena se cortan los lazos de sangre; mientras que en la adopción simple, el niño puede llevar el apellido de la progenitora y del adoptante.
El último recurso. Los datos que nos aportan Carranza y García nos sumergen en un tema por demás sensible y espinoso: ¿qué sucede con los niños que han tenido que ser separados de sus familias de origen?
Los que tienen más de 5 años son alojados en institutos; los menores de esa edad son dados en custodia a familias en el marco de planes que instrumenta el Estado.
En muchas oportunidades la realidad nos demuestra que lo que dice la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño está muy lejos de la realidad: “… el niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de una familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”.
“La institucionalización debe ser el último recurso al que se debe apelar, y tendría que durar el menor tiempo posible. Se realiza, en pocas palabras, para que al niño no lo maten o no lo sigan violando”, afirma el juez de Menores Carranza.
No pocos son los que sostienen que una de las trabas para la adopción es la legislación sobre patria potestad. Ante esta situación el juez Carranza explica: “Si bien se mantiene la patria potestad mientras los progenitores visiten al niño dos veces al año, hay que considerar cada caso en particular. Ésta no es una condición sine qua non. El juez debe tener en cuenta si el niño está dañado por la falta de contacto y también contemplar los motivos que han llevado a los padres a no tener contacto con él, que pueden ser, por ejemplo, cuestiones de pobreza. O evaluar si verdaderamente existe desinterés”.
Y enfatiza: “En estas situaciones no se debe caer en una cuestión dogmática, hay que observar cada situación, porque no hay que perder de vista el interés superior del niño. El juez está habilitado frente a determinados casos a declarar el estado de desamparo y preadoptabilidad, y esto es lo que va a permitir, luego de esa resolución, que el matrimonio al que sea entregado en guarda el niño pueda solicitar la adopción. El desamparo y preadoptabilidad habilita al juez de Familia, en este caso, a poder realizar la adopción y no citarlo al padre. Hilando fino, hay un vacío legal, lo que tendría que hacerse es que una vez declarado el desamparo familiar, se remita al asesor de Familia para que pida la privación de la patria potestad. Esto es lo que no se hace nunca, se manda directamente a la gente que vaya con la guarda preadoptiva e inician la adopción”.
De acuerdo con la interpretación de Carranza, lo de las dos visitas al año no puede inhibir la resolución de una situación. Porque la misma norma del Código Civil dice: “Cuando existan esas dos visitas dos veces al año”, pero después afirma: “Cuando el desamparo surja como evidente, manifiesto y continuo, el juez debe declarar el desamparo”.
El juez de Menores agrega: “Además, no es lo mismo para un niño de 3 años ver a sus padres dos o tres veces, que un bebé no sea visitado o lo sea dos veces al año. Porque la necesidad de inmediatez que existe en un bebé es indudable”.
La revinculación. Desde diciembre de 2007, existe un programa impulsado por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia que trabaja con familias transitorias.
Consultada Raquel Krawchik, quien está a cargo de la secretaría, explicó: “Lo que nosotros estamos discutiendo y tratando de llegar a que se entienda es que hay que trabajar para la revinculación familiar. En el imaginario popular, está bastante arraigado esto de que les hacemos un favor a los chicos si se crían en una familia que no sea pobre. Cuántas veces escuchamos decir: ‘Mirá qué suerte que tuvo ese chico con la familia en que está’. Nosotros hemos tenido una fuerte experiencia en la revinculación con familias de origen. Llevamos unos 600 chicos revinculados, con seguimiento de las familias. Ante una situación de abandono y de ausencia de familiares y ante una soledad absoluta del niño, claro que es una suerte que lo reciba una familia que lo quiera”.
Respecto de los bebés, Krawchik afirma: “La primera decisión que tomé personalmente fue cerrar institutos que tengan bebés. No se puede tener bebés institucionalizados. Es impensable, iatrogénico, malsano, que niños de menos de 5 años estén en un instituto, porque no se les genera un comportamiento de apego”.
En el mismo sentido, el juez Carranza considera: “Lo ideal son las familias transitorias, como el Programa Familias para Familias. Eso permite a los jueces que, mientras resolvemos la situación jurídica del niño, este se encuentre en un ámbito que no sea un instituto”.
¿Qué pasa cuando se crean lazos afectivos entre el niño y esa familia? Carranza explica: “Hay que concientizar, porque no es fácil ser una familia transitoria, ya que es pedirle a alguien que le dé cariño pero, al mismo tiempo, que no se encariñe demasiado. Por eso mismo tenemos que resolver la situación ni muy temprano ni muy tarde. Por un lado, hay que ver qué pasó con los padres de esa criatura, pero no podemos demorar demasiado para que luego el niño no registre una nueva pérdida. También hay que tener en cuenta que las familias deben estar preparadas porque después, cuando se entrega el niño, lo viven como un duelo muy
grande. Es un tema muy, muy delicado”.
En coincidencia con este concepto, Krawchik considera: “No me gusta la familia de acogimiento por mucho tiempo, porque el chico genera un vínculo. Ya perdió a sus papás y después sufriría otro abandono… Hay que trabajar fuertemente para que no suceda eso”.
La secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia quiso aclarar: “Nosotros no tenemos competencia en temas de adopción, pero habría que realizar campañas para que se entienda qué significa adoptar a un niño. En el 99 por ciento de los casos es una pareja que no puede engendrar biológicamente y tiene fuertes expectativas de paternidad. Entonces, siempre la mirada está puesta en el deseo del adulto. De ahí que la tendencia a buscar bebés es un poco cumplir con la fantasía de hacer de cuenta que es de uno. Es comprensible, pero también modificable con psicoeducación, con información, con trabajo social”.
Expectativas vs. realidad. No tendrían que existir los institutos; ningún niño merece crecer fuera de una familia”, asegura el presidente de la institución sin fines de lucro Fundación Sierra Dorada, Julio Laciar.
Esta fundación realiza acompañamientos que resultan en la adopción de adolescentes. Consultadas la psicóloga María Soledad Romero y la trabajadora social Celina Olaz, integrantes del equipo psicosocial de Sierra Dorada, nos informaron: “Hemos acompañado pocos casos de bebés, por una decisión que fue tomada al hacer una lectura de la realidad sobre una población que no era tenida en cuenta: los niños mayores discriminados por su edad”.
Tanto Romero como Olaz sostienen que las experiencias de familias que han restituido a los niños (o sea que han fracasado en la situación de preadoptabilidad y que han devuelto las criaturas al instituto) se explican por las expectativas de dichas familias que, obviamente, no tenían nada que ver con la realidad del niño.
“Cuando investigamos los motivos por los que habían sido restituidos había diferentes razones, como, por ejemplo, que las criaturas hacían crisis o que, respecto al estudio, esperaban un escolar casi perfecto. Pero básicamente porque no coincidían con las expectativas de la familia.
Es que son niños con historia de vida compleja, no sufren patologías graves, pero han sufrido maltrato, abandono. Los adoptantes que pueden sobreponerse a esas crisis son los que ponen el cuerpo y el alma, son los que buscan ayuda. Algunas familias se consideran omnipotentes… y de la omnipotencia pasan a la impotencia”, agregan estas profesionales.
¿Cómo se revierten, o cómo se evitan, estas situaciones?
“Los fracasos se deben a la falta de información y de preparación. Hay prejuicios respecto de estos chicos que son carecientes. Lo que hacemos en los talleres de Sierra Dorada es trabajar para desmitificar, para desarmar esas representaciones que son tan comunes en la sociedad. Se puede, pero con esfuerzo; con el acompañamiento de las familias; no es posible llegar a buen puerto sin el seguimiento de cada caso. Y esto es lo que en muchísimas oportunidades no se hace: acompañamiento y seguimiento; de ahí, los fracasos”.
En síntesis, la figura de la adopción no se creó para solucionar problemas de infertilidad o de otra índole que sufre una pareja o una persona sola, sino para dar solución, protección y calidad de vida a niños desamparados por su familia o que malviven en los institutos. Todos y cada uno de ellos merecen y necesitan una familia.
Registro Único de Adopciones: Arturo M. Bas 250, 2° piso, azotea, Córdoba. Teléfono (0351) 4229060 ó 4217021 al 29 (int. 2408). Para asesoramiento y contención: Fundación Sierra Dorada, calle Quebracho s/n. San Marcos Sierra. Tel. 03549-49-6024. En Córdoba: Esquiú 267. 2º piso. Barrio General Paz. Tel. 0351-425-7109

miércoles, 6 de abril de 2011

Comenzó en diputados la ronda de consultas para modernizar los procedimientos de adopción (Bs.As.)

05/04/2011 - Comenzó en diputados la ronda de consultas para modernizar los procedimientos de adopción (Bs.As.)

El Diario de Morón


La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, presidida por Horacio González, realizó ayer la primera jornada de consultas para avanzar en nuevas normativas para el procedimiento de adopción de niñas, niños y adolescentes. El encuentro, impulsado por el titular del bloque del FPV-PJ, Raúl Pérez, y por el Observatorio Social Legislativo, contó con una conferencia magistral de la presidenta de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Hilda Kogan; y de expositores especialistas en la temáticas desde diversas visiones.
“Fue una jornada muy importante para el ámbito legislativo, porque nos permitió discutir los nuevos instrumentos que queremos que rijan en una futura Ley de Adopción. Sabemos que es una norma que requiere ser analizada y revisada profundamente, y por eso lo vamos a estar haciendo en cuatro encuentros sucesivos a lo largo de este mes”, explicó el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Horacio Delgado, quien tuvo a cargo la apertura del encuentro.
Por su parte, el diputado Raúl Pérez destacó que “la participación de todos los boques legislativos, el acompañamiento de la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia bonaerense, una gran cantidad de magistrados, universidades, instituciones intermedias hace que esta posible ley cuente con gran consenso y sea muy moderna”. Además, el titular del bloque del FPV-PJ resaltó que, en base al mecanismo de consulta que se decidió instrumentar, “vamos a tener elementos concretos de aplicación para que acortemos los plazos y tengamos certezas sobre el estado de abandono que sufren algunos chicos, niños y recién nacidos en la provincia de Buenos Aires”.
Durante su exposición, la presidenta del tribunal superior de Justicia provincial realizó un recorrido por los aspectos que considera “vulnerables” en la legislación vigente, y consideró como “muy importante” el desarrollo de la jornada para debatir la temática. “Es una forma excelente de avanzar con la sanción de las leyes, para no limitarse a ver las normas sólo desde el punto de vista legal sino incorporar una mirada social a la hora de legislar”, resaltó Hilda Kogan.
A lo largo de la jornada disertaron diferentes expositores de índole académico, magistrados, legisladores de diversas bancadas, instituciones y diferentes actores sociales. La próxima reunión será el lunes 18 de abril, en la Universidad del Sur de Bahía Blanca.

viernes, 1 de abril de 2011

El 1º de abril comenzará a funcionar en pleno el Registro Único de Adoptantes (Entre Ríos)


 El 1º de abril comenzará a funcionar en pleno el Registro Único de Adoptantes (Entre Ríos)
Un equipo técnico tendrá a su cargo el examen de admisibilidad para aquellas personas interesadas en la adopción de un menor • De encontrarse en condiciones, pasarán a formar parte del Registro Único con un orden de mérito • Según explicó a APF el Defensor del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Maximiliano Benítez, se transita ahora una etapa de reinscripción de aquellas familias que estaban anotadas previo a la creación del Registro • En tanto, a partir del 15 de abril se abrirá para los nuevos aspirantes • El área funcionará en sus nuevas oficinas de calle México 480

APFDigital
A partir del viernes, 1º de abril, comenzará a funcionar en pleno el Registro Único de Aspirantes a guarda con fines adoptivos, con un equipo técnico, conformado por profesionales, encargado de realizar un examen de admisibilidad a las personas que concurran a anotarse.
En Paraná, se abrirá una nueva oficina en México 480, y en el interior, las inscripciones podrán realizarse en cualquier Defensoría, que remitirá la solicitud en forma inmediata al Registro.
Según describió Benítez, “una vez inscriptas las personas, el equipo técnico evalúa si están en condiciones de ahijar un chico. Se emite un dictamen y surge una resolución haciendo lugar a la solicitud de inscripción o no”. 
De admitirse, “se le entrega un orden de mérito, un orden de inscripción y a medida que vayan apareciendo los niños se va a seguir un orden cronológico. Es decir, cuando los jueces de Familia tengan un chico para dar en adopción me van a pedir a mí los legajos de las personas que siguen en el orden de mérito”, precisó. 
Sólo podría saltearse ese orden en casos justificados, como por ejemplo, “si el chico pertenece a una etnia determinada, como la toba, y hay una familia toba inscripta, para que el menor pueda ser criado conforme a su identidad”. Esto es debido a que “el interés superior del niño y el derecho a la identidad está por encima de todo”. 
El Registro se encuentra actualmente en una etapa de reinscripción de aquellas familias que se encontraban anotadas previo a su creación. “Hay legajos de inscripción anteriores al 2000, y como pasaron 10 años abrimos una etapa de reinscripción porque no sabemos si esa gente está viva o muerta, si se separó o no, si aún entando juntos y vivos siguen teniendo la intención de adoptar. Si siguen con la intención adoptar y tienen hecha la evaluación ésta tiene vigencia, si no la tiene hecha se la hacemos a partir del 1º de abril con el nuevo equipo técnico”, informó Benítez.
En tanto, para los nuevos aspirantes se abre la inscripción el 15 de abril.
El objetivo de la Defensoría del STJ es que el sistema “sea lo más transparente posible”, razón por la cual “a las personas les vamos a dar un código de acceso a Internet para que puedan seguir ellos mismos su propio trámite. Así van a saber en qué número se encuentra en el orden para que no se lo pueda saltear, salvo por una cuestión justificada como la mencionada”. (APF.Digital)