jueves, 25 de noviembre de 2010

La infancia, sin cuentos ni cumpleaños



Festejar su cumpleaños, escuchar cuentos, jugar en las plazas, hacer deportes y acercarse a las actividades artísticas. Ser niño significa, entre un puñado de derechos, tener acceso a todas estas oportunidades, clave en los procesos de crianza y socialización. Pero en las grandes ciudades de la Argentina, la cara de la infancia tiene gesto afligido: todo esto, en lugar de crecer, sucede cada vez menos.
A cuatro de cada diez niños menores de cinco años no se les suele contar cuentos; seis de cada diez en edad escolar sólo pueden jugar en una plaza si sus padres lo acompañan; seis de cada diez no suelen realizar actividades deportivas extraescolares y dos de cada diez no festejaron su último cumpleaños. Estas son apenas algunas de las conclusiones que arrojó el último boletín publicado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, de la Universidad Católica Argentina (UCA), en colaboración con la Fundación Minetti y la Fundación Arcor, estudio que registró profundas desigualdades sociales, regionales y de género en los procesos de crianza y socialización de niños y adolescentes de las grandes ciudades del país. Al celebrarse el 21° aniversario de la Convención por los Derechos del Niño, que se conmemoró el domingo pasado, este informe revela, además, que las oportunidades "son claramente desiguales y regresivas a medida que desciende en el estrato socioeconómico, aún en el contexto de significativo progreso macroeconómico que ha experimentado la Argentina en estos últimos años", se indica en la publicación.
(La Nación, pág. 26, 21/11/2010 - Soledad Vallejos)

martes, 23 de noviembre de 2010

Los padres del Amor


02f1231110
Fuente:Diario Ciudadano (Mendoza)
Son parejas que no cesan en su búsqueda. Algunas, ya lo lograron. Otras, siguen. Sólo quieren adoptar un hijo. Casi nada.
El sábado pasado se los vio en la esquina de Garibaldi y San Martín, reivindicando los derechos de los niños a ser adoptados. Pero no es la primera vez que lo hacen. Suelen reunirse permanentemente. Conforman distintas organizaciones que participan en una institución mayor a nivel nacional. Ellos son los padres de la Red Argentina por la Adopción.“El sábado aprovechamos el aniversario de la Convención de los Derechos de los niños para juntar firmas para una nueva ley de adopción”, señaló Elina Giffoni, una de las administradoras de la red e integrante de la asociación local “Que vivan los chicos”, en la que participa con su esposo, Antonio Romeo.Precisamente Romeo es el encargado de difundir habitualmente las actividades que realizan, principalmente a través del blog de internet especialmente creado: “Familia, adopción y derechos del niño”.“El espacio ha sido creado para difundir los derechos del niño y fortalecer la familia”, señalan ambos y agregan: “Adoptemos. No apropiemos”. Y de ese modo auspician las consignas de estar “juntos contra el tráfico de niños y contra la trata de niñas y adolescentes”, al tiempo que hacen un llamado a la “no indiferencia”. “Nuestra intención es juntar las firmas suficientes para llevar el proyecto de ley al defensor del Pueblo de la Nación”, informó Giffoni sobre la permanente militancia que su grupo realiza con asiduidad.
así funciona la redSegún sus propios integrantes, la Red por la Adopción “se fundamenta en el dicho popular ‘la unión hace la fuerza’”.“Si sumamos a todos los miembros que cada grupo tiene, demostraremos que somos muchos y tendríamos la fuerza para afrontar todas las luchas, respetando las diferencias y uniendo las coincidencias. Además podremos unificar los proyectos, ideas, testimonios, acciones, que hagan sentir nuestra voz para hacer reales los derechos de los niños”, reza la presentación del sitio de la red en su página de Facebook, que también firma Romeo y que cuenta con más de 2.580 adherentes.Así, los participantes en la red  no sólo comparten encuentros eventuales para recolectar firmas, sino también el ciberespacio, aprovechándolo para “atender” los pedidos de quienes requieren información o para hacer “recomendaciones” a quienes buscan la posibilidad de adoptar, porque en definitiva, nunca pierden su principal objetivo: que un niño deje de estar en la calle y tenga una familia.
Derechos universales que no se olvidan
Si bien el sábado 20 de noviembre se cumplió un nuevo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, eso no significa que deba elegirse únicamente esa fecha para recordarlos.De hecho, la red y otras instituciones lo hacen constantemente. Antonio y Elina recordaron particularmente un artículo.“Como padres adoptivos, pretensos adoptantes, recordamos el artículo 21, por los niños que todavía no tienen familia”, explicaron y enunciaron en su blog los diferentes incisos de ese apartado, el primero de los cuales dice: “Los Estados partes que reconocen o permiten el sistema de adopción cuidarán de que el interés superior del niño sea la consideración primordial y velarán por que su adopción sólo sea autorizada por las autoridades competentes, las que determinarán, con arreglo a las leyes y a los procedimientos aplicables y sobre la base de toda la información pertinente y fidedigna, que la adopción es admisible en vista de la situación jurídica del niño en relación con sus padres, parientes y representantes legales y que, cuando así se requiera, las personas interesadas hayan dado con conocimiento de causa su consentimiento a la adopción sobre la base del asesoramiento que pueda ser necesario”.
Horacio Meilán

sábado, 20 de noviembre de 2010

Jóvenes y derechos humanos

El encuentro anual del programa Jóvenes y Memoria reunió por noveno año consecutivo a estudiantes secundarios que expusieron sobre temas vinculados con el autoritarismo y la democracia en sus lugares de origen.
Por medio del teatro, la música, la fotografía o el stencil, los jóvenes fueron protagonistas de otras miradas. Durante dos semanas, seis mil estudiantes del nivel medio reflexionaron juntos sobre el rol de la escuela, la memoria y los derechos humanos. Entre un taller y otro, expusieron sus investigaciones, realizadas durante el año, sobre la historia reciente de sus localidades y compartieron sus experiencias con otros jóvenes de escuelas secundarias, de liceos militares dependientes del Ministerio de Defensa y de escuelas que funcionan en instituciones de menores. En la localidad bonaerense de Chapadmalal, concluyó ayer el encuentro anual del programa "Jóvenes y Memoria. Recordamos para el futuro", que por noveno año consecutivo organizó la Comisión Provincial por la Memoria de Buenos Aires.
Los estudiantes y los docentes investigaron en las aulas durante todo el año. Y en el encuentro se pusieron en escena los proyectos que abordaron alguna problemática sobre el eje del autoritarismo y la democracia en su barrio. Los jóvenes echaron luz sobre las violaciones a los derechos de las personas que ocurrieron en cada localidad: sus investigaciones retratan desde biografías de desaparecidos de la última dictadura militar hasta la impunidad de los casos de gatillo fácil de estos días. Sus textos dieron cuenta de los procesos de devastación económica que culminaron con el cierre de fábricas, las problemáticas del medio ambiente, la discriminación, la violencia y la perspectiva de género.
(Página 12, pág. 18, 16/11/2010 - Soledad Arréguez Manozzo)

domingo, 14 de noviembre de 2010

A pocos días de celebrarse "La Declaración Universal de los Derechos de los Niños"

A pocos días de celebrarse "La Declaración Universal de los Derechos del Niños"
En 1954 la Asamblea General recomendó que todos los países instituyeran el Día Universal del Niño, fecha que se dedicaría a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo entero y se destinaría a actividades propias para promover el bienestar de los niños del mundo. La Asamblea sugirió a los gobiernos que celebraran el Día en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente. El día 20 de noviembre marca la fecha en que la Asamblea aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.
La Red Argentina por la Adopción participa y adhiere a todos los actos que se realicen en cada provincia.

Como padres adoptivos,pretensos adoptantes recordamos el artículo 21, por los niños que todavía no tienen familia.
Los Estados Partes que reconocen o permiten el sistema de adopción cuidarán de que el interés superior del niño sea la consideración primordial y:

a) Velarán por que la adopción del niño sólo sea autorizada por las autoridades competentes, las que determinarán, con arreglo a las leyes y a los procedimientos aplicables y sobre la base de toda la información pertinente y fidedigna, que la adopción es admisible en vista de la situación jurídica del niño en relación con sus padres, parientes y representantes legales y que, cuando así se requiera, las personas interesadas hayan dado con conocimiento de causa su consentimiento a la adopción sobre la base del asesoramiento que pueda ser necesario;

b) Reconocerán que la adopción en otro país puede ser considerada como otro medio de cuidar del niño, en el caso de que éste no pueda ser colocado en un hogar de guarda o entregado a una familia adoptiva o no pueda ser atendido de manera adecuada en el país de origen;

c) Velarán por que el niño que haya de ser adoptado en otro país goce de salvaguardias y normas equivalentes a las existentes respecto de la adopción en el país de origen;

d) Adoptarán todas las medidas apropiadas para garantizar que, en el caso de adopción en otro país, la colocación no dé lugar a beneficios financieros indebidos para quienes participan en ella;

e) Promoverán, cuando corresponda, los objetivos del presente artículo mediante la concertación de arreglos o acuerdos bilaterales o multilaterales y se esforzarán, dentro de este marco, por garantizar que la colocación del niño en otro país se efectúe por medio de las autoridades u organismos competentes.

ANTONIO ROMEO Y ELINA GIFFONI