miércoles, 10 de septiembre de 2014

Qué cambiará a partir de la nueva Ley de Adopción

Fuente:http://www.infonews.com/
Adoptar un niño es, desde hace años, un laberinto de papeles y tiempos que lleva entre seis y diez años concretar. Una cifra determinante en la niñez de cualquier pibe. La nueva ley llegará para agilizar los plazos y promover la adopción con amor, respeto y un sentido inclusivo de familia. En INFOnews, las claves del proyecto.

Claudia sabe muy bien qué es “la espera”. Junto a Cristian, su pareja, invirtieron diez años y el valor de una casa en un tratamiento de fertilización asistida. A la vez, iniciaron los trámites para adoptar. Ninguna de las opciones funcionó.
“Hace tiempo visitamos un hogar donde había bebés. Hoy tienen 7, 8 años. Siguen en el mismo lugar” dice a INFOnews. Claudia y Cristian pasaron por todas las circunstancias: angustia, esperanza, desesperación. Pero nunca pensaron en aceptar las propuestas de compra de bebés que les llegaban. “Optamos por hacer las cosas legalmente y el día de mañana poder contarle a ese niño, con la frente en alto, cómo fue que llegó a nosotros”. 
De la desesperación se nutre todo un mercado negro que lucra con vida de los recién nacidos y con los sueños de adopción. Mientras tanto, entre 15 y 20 mil chicos esperan ser adoptados. “Es terrible, como puede ser que estén así cuando hay cientos de familias que pueden llenar el lugar que ellos necesitan” dice Claudia.
La nueva Ley de Adopción ya fue aprobada por el Senado y ahora espera su tratamiento en Diputados.
Adoptar un menor lleva entre seis y diez años. Una cifra determinante en la niñez de cualquier pibe. Los jueces, que arbitran el proceso, no tienen plazos ni límites que cumplir con los chicos sin familia. Tampoco, a la hora de dar por finalizada la guarda provisoria de los adoptantes.
Adoptar a un chico es, desde hace años, un laberinto de papeles y tiempos. Si bien es cierto que el Estado debe hacer un control y seguimiento responsable de las guardas, hay un fuerte consenso sobre la necesidad de agilizar los tiempos para dar una familia a los miles de chicos institucionalizados y en situación de abandono. 
“Este proyecto sirve para simplificar el proceso de adopción” dijo a INFOnews Jorge Dotto, patólogo, genetista e impulsor de la nueva ley.
La nueva Ley de Adopción ya fue aprobada por el Senado y ahora espera su tratamiento en Diputados.

El proyecto fue construido sobre la idea de que adoptar abre la posibilidad de restituirles derechos a aquellos chicos que agotaron todas las opciones con su familia de origen. Ya lo dijo la jueza Hilda Kogan: la adopción “no fue creada para castigo de padres abandónicos ni para la realización personal de padres expectantes”, sino para intentar garantizarle a todo chico su derecho a tener una familia.
Cómo será la adopción
Lo primero que se hace con un chico en adopción es intentar vincularlo con su familia biológica. En muchos casos reciben la visita una vez al año de una tía, un primo o una abuela. “Son por lo general visitas esporádicas pero sirven de excusa para no darle la posibilidad a ese chico de ser adoptado por una familia que lo está esperando” explicó Dotto. 
Esta tarde, la Comisión de Familia y Legislación de Diputados tratará el proyecto. Después, será votado en el recinto.
Esta tarde, la Comisión de Familia y Legislación de Diputados tratará el proyecto. Después, será votado en el recinto.
Hasta mediados de 2011, en Argentina había 14.675 niños y adolescentes sin cuidados parentales: no vivían con sus familias de origen, informó en una nota Tiempo Argentino. Esos chicos habían entrado a una institución de puertas abiertas o a un programa de cuidado familiar hasta que la justicia resolviera (en un “tiempo prudencial”) si se resolvía el conflicto en el hogar de origen. Vencido ese tiempo “prudencial”, que podían ser 5, 7, 8 años, los chicos quedan en situación de adoptabilidad y se les busca una familia dispuesta a adoptarlos. Con la Nueva Ley, ese calvario se termina. Los jueces tienen un plazo deseis meses para hacer efectiva la declaración de abandono familiar.
Para Dotto, impulsor de la ley, la clave de la norma está en los plazos. “Se fijan límites para que la Justicia tome una decisión rápida y responsable basada en el amor, en la necesidad de un hogar y de una familia. Estas son las leyes que le cambian la vida a la gente”.
Guardia provisoria
Los plazos de la guardia provisoria (período de adaptación en el que se analiza el ensamble entre el chico y la familia) también quedan acotados con la nueva ley. Al día de hoy, la guardia provisoria puede llevar entre dos o tres años. Período en el que se genera un vínculo de amor y cotidianeidad entre la familia y el niño, aunque la adopción no está firme. Una situación de incertidumbre para todos.
Con la nueva norma, los jueces se ven emplazados definir si la guardia provisoria funcionó –o no- dentro de los seis meses. Si entre el niño y la familia que lo adopta todo va bien, después de los 180 días, el juez debe autorizar el inicio automático del juicio de adopción. 
En la Argentina hay más de 7100 postulantes para adoptar uno o varios menores de edad, pero sólo el 1,25% está dispuesto a llevar a su casa a un niño mayor de 12 años. Un 26% de los interesados manifestó su disposición a adoptar mayores de seis y la cifra se reduce al 6,41% en el caso de que esos chicos sufran alguna patología. Así lo informa el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación
Con el nuevo proyecto se promueve la guarda de los mayores de tres años, de nenes con patologías y la adopción de grupos de hermanos. Además, la norma contiene un apartado que contempla el derecho del chico a conocer su identidad y a acceder a su legajo judicial.
A partir de los 10 años, los chicos dados en adopción serán escuchados por los jueces y su testimonio será tomado en cuenta para avanzar –o no- en el proceso de guarda.
Las historias de familias que desean adoptar son dolorosas y repetidas. Pasan ocho, nueve, diez años haciendo trámites. Y nada. “Quería adoptar cuando estaba con mi pareja, pero pasó el tiempo y nos terminamos separando” contó a INFOnews otra de las familias frustradas por el ctual sistema de adopción. 
La norma en el Congreso
La nueva ley renueva las expectativas de chicos y adultos. La norma ya tiene media sanción en el Senado. Había una reunión agendada para el jueves pasado entre las comisiones de Familia y Legislación General. El plan era firmar dictamen para que el proyecto se trate en el recinto la semana próxima. Pero los legisladores no se pusieron de acuerdo sobre quién fue el autor del proyecto. Y su tratamiento en la cámara baja se dilató. 
De los 7100 postulantes, sólo el 1,25% está dispuesto a llevar a su casa a un niño mayor de 12 años

Una vez que se apruebe, se necesitan 90 días para reglamentarla. A partir de ese momento, entrará en vigencia.
El proyecto formaba parte de los cambios previstos para el Código Civil. Cambios que, por falta de acuerdo, demoran en ser tratados. Pero sobre un tema sí hay consenso: es necesario y urgente modificar la actual Ley de Adopción, que ya tiene más de cuarenta años. Se solicitó, entonces, que los artículos referidos a adopción sean tratados por fuera de las modificaciones del Código. 

viernes, 1 de agosto de 2014

El Diario de La Pampa - Conflicto de poderes por una adopción

El Diario de La Pampa - Conflicto de poderes por una adopción

El STJ salió al cruce de las declaraciones del ministro Ortiz por el caso del matrimonio que crió a dos hijos que después les quitaron. El comunicado del organismo que preside Hugo Díaz tiene un tono poco habitual en las expresiones del STJ. Para difundirlo, se eligió colgarlo en la página web donde el Poder Judicial difunde su información.
El caso del matrimonio al que le sacaron dos chicos a los que crió, eneró una discusión de alto voltaje que ya se convirtió en un conflicto de poderes: el Superior Tribunal de Justicia salió al cruce del más fuerte ministro del Ejecutivo del gobernador Oscar Mario Jorge. El documento del máximo organismo judicial advirtió incluso sobre el riesgo que los dichos del funcionario significan para la independencia del Poder Judicial.
Tras las declaraciones de Ortizel STJ difundió un comunicado de prensa en el que advierte su "preocupación" por lo que consideran un accionar "inapropiado".
El Superior Tribunal de Justicia "ve con preocupación las sorpresivas declaraciones del Sr. Ministro de Bienestar Social (Raúl Ortiz) publicadas en el día de la fecha en los matutinos y diarios digitales de nuestra provincia, relacionadas con la actuación de la Sra. Jueza de Familia y el Menor de la Primera Circunscripción Judicial, en un caso de adopción de menores".
"Al respecto y sin perjuicio de la opinión que cada uno pueda tener sobre éste o cualquier caso particular, se considera especialmente inapropiado para el estado constitucional de derecho y el desempeño independiente de la magistratura, que un funcionario del gobierno provincial descalifique a un magistrado y sus decisiones por vías distintas a las que constitucional y legalmente se han previsto para ello", asevera el máximo organismo judicial.
El comunicado del organismo que preside Hugo Díaz tiene un tono poco habitual en las expresiones del STJ. Para difundirlo, se eligió colgarlo en la página web donde el Poder Judicial difunde su información.
El caso se conoció a través de El Diario, el martes pasado. El matrimonio de Federico Fumagalli y Liliana Albunia crió durante 20 meses a dos chicos (un nene y una nena) que el Ministerio de Bienestar Social les dio en guardia precaria en enero del año pasado. En ese momento les habían pedido una “gauchada”: que los tuvieran con ellos durante 15 días. El martes, la jueza Anahí Brarda dispuso la adopción y puso a esos chicos en manos de otra familia.
Al trascender el caso, Ortiz prefirió cargar las responsabilidades sobre la magistrada. Aunque dijo que se había iniciado un sumario para determinar las responsabilidades de los funcionarios del MBS (antes de que Ortiz asumiera como ministro), le apuntó a Brarda, a quien acusó de no tomar en cuenta “el interés superior del niño”, tal como establece la Ley de Niñez.
“Me gustaría manifestar mi preocupación por la decisión tomada. Es una decisión que nos tomó por sorpresa”, dijo Ortiz. “Es algo que no podemos seguir permitiendo”, añadió. Consideró que “los niños fueron sacados de una manera que a mí me asusta. Tuvimos que llevar adelante una decisión de la señora jueza que no compartimos. Lo que sentimos es un profundo dolor. Uno de los chiquitos estuvo más tiempo con esta familia de lo que tenía de vida antes. Creo que debemos tomar las cosas con la responsabilidad que se merece: hablamos de niños”.
La familia que tuvo a los chicos durante 20 meses se inscribió en el Registro de Adoptantes, pero su anterior intervención en el mismo caso impidió que los seleccionaran.
Ortiz y la familia defienden, en ese sentido, la misma interpretación de los hechos: “Estos casos hay que tomarlos con la particularidad que merecen, sobre todo como nos exige la nueva ley, escuchando a los niños. Sobre todo por la edad de los chicos. No se escuchó a los niños y se vulneró el interés superior de los niños. Creo que es algo que deberíamos replantearnos profundamente. Vamos a enviar un proyecto de ley para que se regularice esto y para que esos plazos, que hoy no existen en la Justicia, estén con el tiempo que la ley pida”.

lunes, 30 de junio de 2014

Proyección NACIDOS VIVOS


"NACIDOS VIVOS" ESTRENO EN GUAYMALLÉN - MENDOZA
Jueves 3 y Viernes 4 de Julio - Cine Teatro Recreo - Pedro Molina 110, Guaymallén.
Todo niño que es adoptado ilegalmente es víctima de sustitución de identidad. En Argentina hay innumerable cantidad de personas que desconocen su origen biológico. “Nacidos Vivos” nos contará sobre la búsqueda de aquellos seres que han sido engañados. Niños entregados, hijos vendidos o robados a sus madres, son las historias de los adultos que hoy buscan sus raíces haciendo valer este derecho.”

martes, 10 de junio de 2014

Una mirada diferente sobre la adopción

El Espacio Municipal de Adopción de Guaymallén proyectará el film “Romper el Huevo”. Buscan derribar mitos y prejuicios sobre la temática.

El asesoramiento y acompañamiento de padres que buscan dar los primeros pasos en el sinuoso camino de la adopción de un niño es el objetivo del Espacio Municipal de Adopción de Guaymallén. Bajo esa premisa, se proyectará este mes la película argentina “Romper el Huevo”, dirigida por Roberto Maiocco y protagonizada por Hugo Varela. El intendente Luis Lobos pretende que los cambios sociales se basen en la superación de prejuicios sobre este tipo de problemáticas. 

Por eso, a través del Espacio Municipal de Adopción, Lobos quiere desarrollar una corriente de opinión favorable sobre la adopción de niños de diferentes edades. La proyección del film de Baiocco es una de las acciones que Guaymallén encara para alcanzar ese objetivo.

La oficina comunal funciona en la esquina de Aguirre y Malvinas, en el distrito de Belgrano. Hasta este lugar llegan personas en busca de información y apoyo profesional para encarar la adopción de un niño. “Es un tema que está atravesado de prejuicios y tal vez muchos tienen vergüenza de realizar consultas personalizadas. Por eso también brindamos la posibilidad de hacer consultas on-line y visitas domiciliarias”, detalló Antonio Romeo, al frente del espacio.

La película

Rodada en 2013, “Romper el Huevo” ha sido declarada “de interés Municipal” por el Concejo Deliberante de Guaymallén y ha cosechado numerosos premios y reconocimientos a lo largo y a lo ancho del país. En Guaymallén, se proyectará los días 19 y 20 de junio, a las 21.30, en el Cine Teatro “Armando Tejada Gómez”. Al término de la película, los asistentes tendrán la posibilidad de realizar preguntas y entablar un debate.

Protagonizado por Hugo Varela, el film relata la vida de Manso Vital, un hombre que el mismo día que recibe un hijo en adopción se entera que padece una enfermedad que él mismo considera terminal. Así, “Romper el Huevo” se debate entre las desventuras de un hombre que sólo espera morir tranquilo y la energía de un niño que pugna por vivir.

sábado, 24 de mayo de 2014

Bolivia:Buscan para adopción niños de hasta 5 años

Buscan para adopción niños de hasta 5 años
Al año hay unas 100 solicitudes. Antes el tope de edad era hasta los dos años.
Sábado,  24 de Mayo, 2014
Buscan-para-adopcion-ninos-de-hasta-5-anos
Desde esta gestión se logró ampliar el rango de edad de los menores que son solicitados en adopción, hasta los cinco años, indicaron las autoridades de Asistencia Social de la Gobernación. Aunque las edades más frecuentes son de 0 a 9 meses.

Situación. "En los talleres se los conciencia a los postulantes a guarda legal que no solo los bebés pequeños no tienen hogar. Se les habla sobre la importancia de que les puedan dar un hogar también a niños más grandecitos", dijo la coordinadora del área de trabajo social de esta unidad, Mercy Arancibia. Al respecto, la abogada Misi Cardona indicó que a inicios del proceso suelen solicitar un bebé de meses de edad, aunque al concluir el proceso amplían su demanda a bebés de 2 años. Una pareja o persona que inicia el proceso para ser guarda legal (padre adoptivo) solo puede determinar el sexo, edad promedio del menor y cantidad de menores a ser adoptados. "Los niños no pueden ser escogidos porque no son productos, por lo que los solicitantes recién conocen al menor que se le asignó cuando se aprueba la adopción", aseveró Cardona.

Duración del proceso. El abogado, parte del equipo de Asistencia Social, Wálter Román, aclaró que "un proceso de adopción puede durar, en el peor de los casos, más de seis años, dependiendo principalmente del cumplimiento de requisitos de los solicitantes y de la agilidad con la que se fijen las audiencias, aunque lo que más demora es el cumplimiento de los requisitos", complementó, Cardona.

100 personas inician procesos adoptivos. Román precisó que un promedio de 100 parejas cada año inician el proceso de adopción, siendo el primer paso buscar información en esta unidad de la Gobernación, para luego asistir a talleres de capacitación e información.

Casos de abandono.
 Las autoridades indicaron que la vía regular es que los niños que son abandonados sean entregados a un hogar. Sin embargo, Cardona detalló que la ley no prohíbe que las personas que encuentren al bebé inicien el trámite de adopción, luego de transcurrir 30 días sin que el padre biológico reclame la custodia. "La tenencia del pequeño  por la nueva familia igual tiene que establecerla un juez", puntualizó. 

Leyla Mendieta -

viernes, 16 de mayo de 2014

El proceso de adopción en nuestra provincia

El proceso de adopción en nuestra provincia

En la Argentina la adopción es judicial, constituyéndose en una institución jurídica que forma parte del sistema de protección de la niñez y está encaminada a preservar el interés superior del niño. Solo los jueces pueden dar un niño en adopción y cada provincia tiene sus propias normas procesales.

Quienes desean iniciar un proceso de adopción, en Córdoba, tienen dos vías legales para llevarlo a cabo. Inscribiéndose en el Registro Único de Adopciones (RUA) o en un Juzgado Civil.

A través de la vía civil, la adopción es directa, y se lleva a cabo cuando una madre decide entregar a su hijo en guarda con fines de adopción, a un matrimonio, pareja o persona.  

En este último caso, la intervención del cuerpo técnico de asistencia judicial (psicológica y social), solicitada por el juez competente, se basa en el análisis de la entrega legítima y posteriormente sobre la aptitud o no de los pretensos adoptantes. 

En cuanto a la primera vía mencionada, se inicia con la inscripción en el RUA, que tiene su asiento en la ciudad de Córdoba, con competencia en todo el ámbito de la provincia, y cuenta con delegaciones en cada una de las circunscripciones judiciales. En la Ciudad de Río Cuarto, el Equipo Técnico del Poder Judicial, cuya oficina se ubica en calle Alvear 635, Sub-suelo, recepta las solicitudes, como primera instancia de un proceso de encuentros con los interesados, ya sea por solicitud de los mismos o bien por el Equipo Técnico, a fin de ir creando espacios donde se puedan cubrir sus dudas e inquietudes, y puedan los profesionales realizar las valoraciones técnicas pertinentes.

El RUA genera una nómina de pretensos adoptantes que será solicitada por un juez, cuando un niño sea declarado en estado de adoptabilidad. Para que esto suceda se deberá dar una instancia previa a la judicialización, donde el órgano competente analiza la situación socio-familiar del niño.

En la actualidad se observa una desproporción importante entre la cantidad de niños que quedan en estado de adoptabilidad y las personas que desean adoptar, lo cual explica el extenso tiempo de espera, especialmente para niños menores de 1 año. Por otro lado, está la realidad de los de mayor edad, donde las posibilidades de ser adoptados caen vertiginosamente, a partir de los 4-5 años, por lo que aquellos entre los 10 a 12 años tienen limitadas posibilidades de tener familias, como así también, quienes padecen alguna situación especial de salud. 

Cuando desde el equipo técnico abordamos situaciones de personas con deseos de adoptar, nos encontramos ante quienes han atravesado un proceso previo, que se inició en la elaboración de la decisión, donde se requiere consenso, en el caso que fueran dos personas, y reflexión sobre lo que implica el sentido real de la protección hacia un niño, que ha atravesado una historia de vínculos previos. 

A partir de allí, se irán tejiendo las posibilidades de encuentros entre quienes necesitan del calor de un hogar y de quienes visualizan en primera instancia el interés del niño. La posibilidad de entrega y de reorganización personal de los adultos permitirá la concreción de una adopción saludable. 

Somos todos, desde los distintos ámbitos, formales e informales, quienes debemos atender y entender la realidad de los niños. En este sentido el proceso de adopción se logra cuando las redes de contención funcionan en pos del bienestar de cada niño. 


Invitada: Silvana Tabasso. Lic. en Trabajo Social - M.P. 10-0997 
Integrante del Cuerpo Técnico de Asistencia Judicial de los Tribunales Río Cuarto

lunes, 12 de mayo de 2014

RED ARGENTINA POR LA ADOPCIÓN

sábado, 8 de marzo de 2014

8 de Marzo,Da de la mujer

El 8 de Marzo, Da Internacional de la Mujer.Saludos a todas las mujeres que luchan todos lo das por una sociedad mas justa e igualitaria.

viernes, 17 de enero de 2014

miércoles, 15 de enero de 2014

“LA ADOPCIÓN ES UN AUTÉNTICO CAUDAL DE FELICIDAD”

Esta entrevista realizada a Pilar Rahola es ya antigua, del 2009, pero nos ha parecido interesante rescatarla por lo que cuenta de su experiencia adoptiva.
Doctora en Filosofía hispánica y catalana, durante años periodista en televisión y prensa, pero sobre todo madre. Pilar Rahola tiene una hija biológica, un hijo adoptado en España y otra hija adoptada en Siberia. Por lo tanto, conoce dos procesos de adopción completamente diferentes y acercó su vivencia a unos 50 estelleses.
¿Qué le diría usted a una familia que está planteándose adoptar a un niño?
Yo nunca aconsejaría adoptar a nadie, pero si alguien ha tomado la decisión le diría tres cosas. La primera es que va a tener que luchar mucho, es una carrera de obstáculos y a veces son complejos; que el camino es duro pero extraordinario y que se preparen para vivir el momento más extraordinario de su vida. Yo, que he vivido la maternidad biológica y la adoptiva, sólo os puedo decir que con mi hija biológica no me acuerdo del primer beso que le di, porque seguramente le di montones de besos desde el primer minuto, pero recuerdo el primer beso de mi hijo adoptivo, porque tardé tres meses en poder tocarle porque tenía miedo a los adultos. La adopción no sólo es un acto de vida, de construcción interior y de amor, es también un auténtico momento y un auténtico caudal de felicidad.
Ha adoptado dos veces, una en el extranjero y otra en España. ¿Qué diferencias hay?
Ciertamente tengo maternidad biológica, maternidad adoptiva en España y maternidad adoptiva internacional. Fue más fácil en España y, a la vez, más duro. Porque en España, cuando adopté a mi hijo Noé, que ahora tiene 17 años y ya hace mucho tiempo de ello, la burocracia fue lenta, pero fácil porque no tienes que llevar traducciones compulsadas ni cincuenta mil millones de papeles, no te vas a un lugar del mundo que no está en ningún mapa, estás aquí parece más sencillo, pero al mismo tiempo, como entras en un proceso de adopción preadoptiva, te quedas en esa especie de limbo, ese agujero negro donde nunca sabes si puede pasar algo por lo que finalmente no tengas a ese niño.
¿Cuánto tiempo estuvo usted en el periodo preadoptivo?
Yo pasé un año y medio desde que me dieron a Noé hasta que finalmente fue mi hijo. Ese año y medio fue un año de mucho miedo. A pesar de que había sido un niño con maltrato había petición de visitas por parte de sus padres biológicos, que finalmente no se presentaban. Era un subir y bajar permanente del estado de ánimo del niño durante su reconstrucción y finalmente siempre estabas pendiente de que un juez dijera “que vuelva que con sus padres, por si acaso”. Ese año y medio fue de una dureza tan brutal que yo no me volví a atrever a adoptar en España dije “me voy, me voy donde sea” y me fui a Siberia porque me llevó el mundo hacia allí.
¿Cómo es el proceso allí?
Te vas lejos, pero al menos en el momento en el que yo pasé la frontera con mi hija y mi pasaporte y su pasaporte, yo ya sabía que era mi hija, ya no había incertidumbre, ya no había miedos. Todo tiene su dificultad, estate peleando en español con traductor ruso en un pueblo perdido de Siberia, con una especie de jueza inmensa cargada de medallas que te está mirando con cara de odio. Es duro, pero al día siguiente Ada era mi hija. Aquí el juez era muy amable, muy simpático, pero tardó un año y medio en decidir y ese año y medio no se lo quiero a nadie.
¿Considera que contar con asociaciones como Afadena ayuda?
No tengo ninguna duda de que contar con una asociación sin ánimo de lucro con voluntad de ayudar, con voluntad de servicio público es como si los amigos te acompañasen. El camino es solitario, siempre en el mundo de la adopción como en el cualquier ejercicio de maternidad y paternidad es un acto individual, pero en la biológica te acompaña la familia, la gente que te quiere. En un proceso de adopción, que te vas lejos a mundos que no conoces a veces hay problemas por el camino que no sabes resolver y tener a un grupo de gente que se convierte momentáneamente en tu familia y te va acompañando por el camino te ayuda, como cuando surgen problemas y te orienta diciéndote “pues llama a esta puerta”. Hay momentos en los que tú no sabes cómo respiras porque en el fondo este tipo de asociaciones son el oxígeno que te falta cuando estás a punto de desfallecer, porque a pesar de que vas a vivir un momento extraordinario en tu vida que es cuando tus ojos se cruzan con los de tu hijo, hasta que llegas ahí, a veces te vas ahogando y entonces hay gente que aparece por el camino, que no la conoces de nada y te dice “te acompaño” y eso es extraordinario y, realmente, muy útil.
¿Qué momentos son los más duros?
Cuando estás en un proceso preadoptivo, antes de llegar a la adopción estás hipersensible. Es como si estuvieras embarazada y de golpe sabes que a alguien le ha pasado algo y entonces te preguntas ¿irá todo bien? Cada vez que hay una llamada oficial del Gobierno autonómico, en este caso, o cada vez que llega un papel certificado o cada vez que llama un policía a la puerta porque hay un papel de los juzgados, ésos son momentos de extrema dureza porque realmente dependes de que un hombre o una mujer diga sí y se te acaba todo o diga no y todo empieza para tu horror.
En el año y medio en el que estuvo en preadoptivo, hubo algún momento que fuera extremadamente duro y en el que tuvo miedo.
Sí. Noé fue un niño maltratado que tenía muchísimo miedo y, por ejemplo, cuando vio la bañera llena de muñequitos de goma empezó a chillar de miedo, él nunca se había bañado, y se tiró en el suelo y no quería que lo tocaras y yo, que soy besucona, no lo podía besar. Al final fuimos directamente, como construyendo la relación y de golpe dijo el juez que tenía que haber visitas del padre. Ese padre que le había creado tantos problemas a un niño de año y medio. El primer día que subí al coche y le tuve que explicar, ahora vamos a ir a un sitio y te va a coger un señor que te va a llevar a otro sitio donde va a estar tu papá biológico, ¿cómo explicas eso a un niño que está empezando a olvidar? Y fue tan duro para él y tan duro para mí, que aún ahora que han pasado 16 años me emociono. La verdad es que ese día se hundió él, me hundí yo, el padre no apareció, pero nosotros vivimos el sufrimiento y todo lo que habíamos ganado lo volvimos a perder. Esa noche tuvimos pesadillas los dos. Esa noche todo fue terrible, volvimos hacia atrás. Fue el peor momento. Luego esto se repitió otras veces, pero nunca como la primera vez. Hasta que un día el juez dijo “como no se ha presentado, quitamos las visitas” y ganamos un peldaño.
Su libro “Carta a mi hijo adoptado” se ha convertido en un referente para padres adoptivos. ¿Se lo esperaba?.
Cuando la Editorial Planeta me planteó hacer un libro sobre mi experiencia como madre adoptiva, dije que no. Porque me daba pánico, porque pensé: “Dios mío, este libro tiene un solo lector, que es mi hijo. ¿Cómo le explico a mi hijo mis miedos, mis dudas?” porque por el camino dudas, y “¿le explico todo?, ¿tengo el derecho y también el deber de ser absolutamente sincera o quizá no tanto? ¿Quizá hay aspectos duros de su proceso que le debo ahorrar?”. El libro fue un ejercicio de honestidad y de sinceridad con él y conmigo, no me preocupaba nada el lector externo porque me preocupaba mucho el lector interno, tardé tres meses en decir que sí, y el primer día que escribí la primera frase, para probar, me di cuenta de que sí, que podía escribir el libro, porque era una carta para él y vería cómo los padres somos también vulnerables y frágiles, y al final es un camino de temor y de crecimiento personal. Al final resultó que como el libro había sido muy sincero y muy interno, sirvió para el exterior. En resumen, al principio dije que no, no lo hubiera escrito nunca y de golpe fue el único libro que me hubiera gustado escribir.
¿Cómo fue el momento en el que su hijo lo leyó?
Aún no lo ha leído. Quiso estar en la portada, fue él el que me pidió “oye si hablas de mí, quiero salir en la foto”, a pesar de que es un niño tímido, quiso estar. Es su historia, todos sus profesores han tenido cada año su libro, es decir que todo el mundo lo conoce y él no lo ha leído. Un día le dije “¿no vas a leer tu libro?” Y me dijo “algún día, no hay prisa”. Tampoco me pregunta. Yo creo que Noé tuvo su momento de dolor y ahora está muy bien. Ya abrirá esa puerta algún día. No pregunta, no tiene interés, tiene su libro allí. Está tranquilo, sus problemas no pasan por este tema, pasan por aprobar y por las chicas, es una hormona andante con 17 años, entonces ¿qué le explicas? Al final, el proceso adoptivo se convierte sólo en una maternidad y entonces has vencido.
Fuente: Noticias de Navarra
Si este artículo te parece interesante, compártelo.

miércoles, 1 de enero de 2014

SOBRE LAS HISTORIAS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS

Reflexiones del blog del Centro Alén, de atención psicológica a la infancia
Me quiero acercar a los padres y madres adoptivos desde la admiración y el respeto que me produce el pensar en todos los procesos  por los que pasáis para ofrecer lo mejor de vosotros a vuestros niños a quienes, en mayor o menor medida, habéis conocido con la función de sus vidas ya comenzada.
Si ya de por sí  puede ser duro el admitir las historias de vuestros hijos e hijas que a veces  vienen acompañadas de abandono o maltrato, me imagino lo difícil que puede resultar el hecho de hablarles de ellas. Con el fin de proteger y evitar dolor a los niños, podéis decidir “no saber” o dejar en el lado “de lo que se calla” algunos de los capítulos sus vidas, intentando sofocar emociones que, al no expresarse, pueden provocar confusión y  manifestarse como síntomas.
Más allá del hecho de  revelar o no información como algo puntual,  el acompañar a vuestros niños en el camino de recomponer y entender su historia, es un proceso lleno de matices y emociones por el que será inevitable caminar.
Os invito a reflexionar sobre algunas de las razones, que pueden  llevaros a los padres y madres a posicionaros de una u otra forma: Las creencias que todos tenemos sobre cuestiones como qué información es adecuado compartir o no con otras personas, o sobre cuál es la manera correcta de afrontar las dificultades (si es bueno o no el mirar atrás, si hay que resolver los problemas individualmente o lo contrario,…), creencias sobre si es adecuado hablar de emociones o si aceptamos determinadas costumbres de otras culturas o grupos sociales de los que provienen vuestros hijos e hijas, … nos dirigen de forma inconsciente hacia una u otra postura.
Tenemos también unas ideas previas sobre la manera de educar a los niños y niñas y sobre las necesidades de la infancia y su desarrollo, que en alguna medida determinarán la manera en se es padre o madre. Jose Luis Gonzalo, en su libro “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo?”, nos habla del “auto-referencial”, como “el conjunto de creencias, vivencias, experiencias… que tendemos a repetir convencidos de que producirán el mismo efecto que se produjo con anterioridad” y que en el caso de los padres y madres adoptivos, sería el aplicar sus propias experiencias de vida en la comprensión de qué le sucede y qué necesita su hijo o hija.
Ser padre o madre adoptivo, presenta el reto de cuestionarse este auto-referencial, para adaptarlo a unos niños y niñas que han pasado por realidades complicadas, con lo que tendrán también una sensibilidad especial y necesidades concretas, como con lo relacionado con la comprensión de su historia y realidad familiar .
Hay más elementos que pueden influir porque comenzar a revelar, a veces supone enfrentarse a duelos personales, que pueden suponer emociones como rabia, miedo o dolor: la existencia de pérdidas anteriores sin asumir, el miedo a ser rechazados, la aceptación del desconocimiento sobre la biología de los niños, el proceso pasado para la adopción, los habituales sentimientos de culpa. Enfrentarse y elaborar estas vivencias y emociones puede tener un efecto reparador.
Así, vemos como en la decisión de qué tratar con los niños, puede haber múltiples razones más y menos evidentes. Creo que es bueno pararse a considerar las de cada uno, a ponerles nombre e incorporarlas en la posición a tomar, para hacerlo desde la conciencia.  Puede ayudar el preguntarse sobre qué es lo que  preocupa de “lo que se calla”: qué sentimientos genera, qué temores, con qué tabúes se relaciona,… o  sobre qué heridas sin curar está haciendo daño porque, seguro que casi todo padre y madre adoptivo han tenido la tentación de no querer saber, o de no querer contar.
Estas reflexiones nos incumben también a los psicoterapeutas que participamos en estos procesos. Primero porque como personas, tenemos  creencias poco conscientes que debemos de identificar y contrarrestar con conocimiento, pero también porque tenemos que ser sensibles a las razones que subyacen en los padres y madres y a sus construcciones de la realidad, para facilitarles el camino y llenarlos de motivos para amar a sus hijos con todo su pasado y todas sus singularidades.
Estos motivos para hablar con los niños y niñas y las recompensas por hacerlo, son más poderosos que las dificultades que haya que superar. Se trata de integrar el pasado para acompañar mejor en el presente y en el futuro, y se trata de construir la identidad de  los niños y de la familia desde una base de verdad, facilitando que las relaciones sean  de confianza y tengan coherencia.
Cuando en la familia hay secretos, los niños pueden notar que hay algo extraño y generar sentimientos de desconfianza o comportamientos para poner a prueba las reacciones de la  familia. Es posible que debido a sus experiencias tempranas  tengan una sensibilidad especial a cualquier gesto que implique aceptación o rechazo. Es precisamente el establecimiento de una relación confiable y afectiva, el mejor medio para ayudarles a resiliar sus carencias  o experiencias, dándoles sentido y significado. Si un niño o una niña, percibe que el tema de su origen e historia no es bien aceptado o que provoca rechazo (y recordemos su sensibilidad a las reacciones en sus papás), puede ir dejándolo de lado y sufrir las consecuencias de que sea su propia imaginación quien se encargue de responder a sus dudas y de ordenar sus confusos recuerdos.
Cyrulnik , nos habla de cómo es más terrible lo imaginario que lo real, porque lo real tiene un punto de esperanza que puede dar al niño la ocasión de representarse lo que ha sucedido y darle un sentido. Nos explica en  “El murmullo de los fantasmas”, como precisamente es el dotar de significado y dirección a las experiencias, una de las claves en los procesos de resiliencia. Es importante que no quede en el terreno de la imaginación de los niños cuestiones  como su abandono, porque es allí donde más daño le puede hacer. Todos los niños se hacen preguntas como: “¿Qué quieren mis papás de mí?”, pero si la pregunta que se hace un niño es: “¿Qué es lo que no quisieron de mí?,  o: “¿A mí, por qué me abandonaron?”, serán esas figuras confiables quienes puedan ayudarle a aceptar los hechos de su historia y ponerle nombre a las emociones que le genere, dando coherencia y continuidad al resto de acontecimientos de su vida, para poder aceptar su realidad.
Puede haber  más pensamientos que asalten la imaginación de un niño o niña con vivencias de negligencia o abandono (relacionados con atribuirse culpas, miedo a que se repitan hechos traumáticos, pensamientos sobre la inconsistencia de las relaciones familiares,…) y que  si no se desmontan, les pueden  causar sufrimiento a ellos y a sus familiares quienes pueden  interpretar erróneamente lo que le esté pasando al niño porque sus señales sean poco claras. Es de nuevo a través de esta relación de seguridad y permanencia, como pueden lograr reinterpretar sus vivencias, transformándolas en elementos de fortaleza. Hay más razones para ayudar a los niños y niñas a resignificar  sus experiencias pasadas: su importancia para la constitución de su identidad, sus consecuencias en el sentimiento de pertenencia y  permanencia en su familia adoptiva, la posibilidad para incorporar en la memoria de la familia a aquellas personas o momentos del pasado que fueron significativas para los niños,…  y ofrece la posibilidad a los padres y madres de comunicarse en mayor sintonía con los niños, interpretando sus limitaciones cuando las haya, pero siendo al mismo tiempo el sostén para superarlas.
Sé que para los padres adoptivos de los niños y niñas que lo han tenido más difícil, puede ser complejo y que en algunas ocasiones, necesitarán de ayuda profesional, pero también que todas las experiencias favorables que les hacéis experimentar  a vuestros hijos e hijas, les estarán ayudando a transformar los hechos dolorosos en recuerdo, y la fragilidad en fortaleza (sentirse escuchado, comprobar como continuáis con ellos día tras día, como valoráis sus avances…). Revelar y aceptar es una actitud, y es bueno que la información y aprobación, se incorporen de manera natural en la vida de los niños desde los primeros momentos.
Nos encantará leer vuestros comentarios y opiniones sobre estos temas, porque nunca dejamos de aprender de vuestra experiencia. Os adelanto que haré otra entrada en el blog como continuación de ésta, para que reflexionemos  sobre cómo y cuándo hablar con los niños, porque compruebo en el día a día como genera dudas e inseguridad.
Laura Fariña. Psicoterapeuta familiar Centro Alén

martes, 24 de diciembre de 2013

Jornada de adopción para reflexionar sobre padres e hijos | Noticias de Mar del Plata, Buenos Aires - Puntonoticias

Jornada de adopción para reflexionar sobre padres e hijos | Noticias de Mar del Plata, Buenos Aires - Puntonoticias

La Comisión de Niñez del Consejo de Planificación del diputado provincial Rodolfo Manino Iriart cerró el año con una Jornada de Adopción.

En la oportunidad se proyectó el documental “Alumbrando en la Oscuridad”, con la presencia de su autora, Natalia Florido, quien en los próximos meses presentará un libro sobre esta temática. Ella, como hija adoptiva, cuenta su historia personal y da lugar a la reflexión sobre la familia.

La última jornada de 2013 de la mencionada comisión tuvo lugar en un hotel céntrico, donde hubo disertaciones de especialistas, entre ellos Arturo Bocardo , Claudia Blanco y representantes del Grupo de Acompañamiento a Familias Adoptivas (GAFA).

La coordinación del panel estuvo a cargo de Paula Carolina Amud. Estuvo presente la Secretaria de Abordaje Territorial del Consejo Provincial de las Mujeres, Débora Indarte.

Previo a la proyección del video, Florido contó su caso personal y dio a conocer su deseo de que sus producciones (tanto audiovisuales como escritas) sirvan para derribar prejuicios, terminar con la “violencia simbólica” y analizar los significados de padres e hijos.

Florido agradeció por el apoyo para llevar adelante sus emprendimientos al gobernador Daniel Scioli, a la presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres, Cristina Alvarez Rodríguez, y en lo regional al diputado Manino Iriart.

Todos ellos, junto a otros funcionarios, profesionales y personas representativas, formarán parte del “coro de voces” que darán contenido al libro que, como el documental, se titula “Alumbrando en la Oscuridad”.


Leer mas: http://puntonoticias.com/jornada-de-adopcion-para-reflexionar-sobre-padres-e-hijos/#ixzz2oOv2qByJ

FELIZ NAVIDAD!!!


Felices fiestas!! Y que en esta Nochebuena reafirmemos nuestro compromiso de que cada 

niño crezca en una familia.

ANTONIO ROMEO - ELINA GIFFONI


martes, 19 de noviembre de 2013

El viaje con tu hijo al lugar donde lo adoptaste

noviembre 18, 2013 en De interés por adopty
Banchi acababa de celebrar su primer cumpleaños cuando se tomó esta foto. Sus padres adoptivos eligieron una fecha, el 1 de junio, por ser el día de 2004 en que la conocieron. Entonces tenía siete años “muy vividos”, dicen. Cuatro meses atrás había visto morir a su madre en Godnar (Etiopía), a quien había cuidado al tiempo que trabajaba vendiendo té en un mercado. Llegó a Barcelona sin hablar palabra de catalán o castellano. Dos años después, integrada ya en su nueva ciudad, volvió a visitar su país de origen con su familia adoptiva. “El viaje de retorno lo recomiendo mucho. Pude ver a mi hermano [mayor de edad], a amigas de mi madre, el orfelinato… Me animó mucho que mis padres quisieran hacerlo”, cuenta la ahora adolescente, pizpireta y enérgica, al otro lado del teléfono.
“Hasta entonces ni había oído mencionar el tema de los viajes de retorno ni se ocurría hablar con nadie del tema. Lo de las adopciones en España no hace tanto que es una cosa corriente, sobre todo las internacionales. Y tampoco hay tantos niños que hayan sido adoptados mayores, que es para los que el viaje de retorno tiene más sentido”, explica la madre de Banchi, Virginia Figueras, arquitecta de 56 años.
La experiencia conlleva un esfuerzo económico que no está a la altura de todos los bolsillos, sobre todo porque el proceso de adopción internacional ya exige al menos 18.000 euros, según el portal especializado adopcion.org. Pero más allá del dinero, el viaje también requiere una preparación emocional.
En casa de Banchi, la idea fue consensuada entre ella, sus padres y sus dos hermanas mayores. Etiopía y la adopción eran temas habituales de conversación y la posibilidad de volver, cuenta, surgió de forma natural.
En aquellos días y en la misma ciudad, su amiga Ennatu preparaba un viaje similar con sus padres. Las familias decidieron hacerlo juntas: querían visitar las mismas zonas de Etiopía, porque las niñas habían vivido en los mismos pueblos y barrios, e incluso habían pasado por el mismo orfanato antes de tener nuevos padres. Compartir la experiencia les permitiría luego enfrentarse juntas a preguntas del tipo “¿por qué te has ido con esa gente?”, “¿cómo estás en Barcelona?” o “¿son estos tus nuevos padres?”.
Volver a aquel edificio donde un par de años atrás ambas llegaban huérfanas fue unos de los momentos más emotivos del viaje. “La responsable del lugar era entonces Sister Mariska, una india de Calculta que veía morir a unas tres personas al día. Nos dijo que nunca nada la había impresionado tanto en los cuatro años que llevaba al frente del centro como ver entrar por la puerta a dos niñas que ella misma había enviado a su centro en Addis Abeba, la capital, para intentar que fuesen adoptadas”, relata por escrito Anna Soler Pont, la madre de Ennatu.
“Lloraban hasta el guía y el conductor”, añade su marido, Ricard Domingo, que se ocupa con su pareja de una editorial y que ahora está al frente de la Asociacón de Familias de Niños y Niñas y Niñas de Etiopía (AFNE). “En las adopciones internacionales hay un componente cultural que no hay en la nacionales. Las preguntas que se hagan los hijos puede que no sean sólo sobre quiénes fueron sus padres, sino también sobre sus raíces culturales”, dice.
Y apunta: “El tema de la identidad es una etapa que tiene especial importancia a medida que entran en la adolescencia. A la pregunta ‘¿de dónde eres?’ tendrán que responder a lo largo de su vida. Y primero se tendrán que dar una repuesta a ellos mismos”. El viaje de retorno, indica, también les puede ayudar a “poner las cosa en su sitio y acabar de pasar el duelo”, en el caso de los niños adoptados tras quedar huérfanos.
Alfonso Colodrón, piscoterapeuta y autor del libro “La adopción, un viaje de ida y vuelta”, es padre de dos niñas nacidas en China, que ahora tienen 16 y 13 años. Volverá en algún momento a visitar el país con ellas si económicamente tiene la opción. Y si sus hijas están de acuerdo. “La mayor tiene ese deseo. La menor, ninguno. No quiero que sea ni una imposición ni un ritual. Hay niños que lo han pasado tan mal que no quieren saber nada, mientras que otros no tienen recuerdos traumáticos”, comenta.
Banchi, que aún habla amárico gracias a que lo practica una vez a la semana en clases particulares, viajará a Etiopía por tercera vez este verano. Vuelve con Ennatu y los padres de ésta. Pasarán unos días colaborando en un centro financiado por AFNE. “Volver es algo que recomiendo”, repite con la misma energía con la que habla de los olores y los sabores de la comida etíope o del lago Tana. Y añade: “Si el niño no está del todo entusiasmado con la idea, los padres pueden ayudar a entusiasmar, porque puede que más adelante el niño se arrepienta. Es importante que los padres también quieran ver Etiopía, aunque les puede dar miedo por ‘x’ razones y eso es fatal”.
Fuente: http://www.huffingtonpost.es

lunes, 4 de noviembre de 2013

Registro provincial de Adopción termina con el sistema tipo "delivery" de niños

Misiones:
Registro provincial de Adopción termina con el sistema tipo "delivery" de niños
Registro provincial de Adopción termina con el sistema tipo "delivery" de niños
Así lo consideró el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Froilán Zarza, quien recordó en declaraciones exclusivas a  que el Registro fue creado y funciona hace mucho tiempo. En esta línea comentó que desde hace un par de años -diciembre del año 2011- están trabajando dentro del Registro Unico Nacional de Adopciones y a partir de la incorporación de la provincia al mismo están cambiando el modo de funcionar. "Somos ahora una red de registro el cual cada provincia adherida mantiene sus postulantes en cada distrito", explicó. Actualmente hay aproximadamente entre 250 y 300 postulantes inscriptos misioneros para adopción.
- See more at: http://www.noticiasdel6.com/ampliar_.php?id=122450#sthash.ydqR2vyW.dpuf

viernes, 25 de octubre de 2013

En el marco de las actividades programadas por el Espacio Municipal de Adopción Guaymallén , se presentará el film argentino“Romper el huevo”




INVITACIÓN ESPECIAL MENDOZA:
En el marco de las actividades programadas por el Espacio Municipal de Adopción Guaymallén , se presentará el film argentino“Romper el huevo” , comedia dramática que ofrece una mirada diferente sobre la adopción . La presentación, , se realizará el jueves 31 de octubre y el viernes 1 de noviembre a partir de las 21,30 en el Cine Teatro Armando Tejada Gómez Espacio INCAA, Pedro Molina 110, a media cuadra de la Costanera. Entrada general $ 5. Al término de la proyección se propiciará un debate con el público participante a cargo de Antonio Romeo.
El objetivo de este espacio municipal es mostrar todos los aspectos del proceso de adopción en un marco de inclusión social apuntando a perder el miedo sobre estos temas.
Cabe recordar que en la Municipalidad de Guaymallén existe esta oficina de Adopción que está abierta de lunes a viernes de 8 a 14, en Silvano Rodríguez y Bandera de los Andes en Villa Nueva telf. 156023070, donde se brinda a quienes estén interesados asesoramiento y contención sobre estos temas.
Sinopsis de “Romper el huevo”
Justo el día en que Manso Vital recibe una carta donde se le informa que tiene leucemia, recibe también al niño que espera en adopción desde hace doce años. Intentará devolverlo al instituto de dónde provino, pero antes deberá sortear la burocracia. Hasta solucionar ese tema deberá vivir con el niño. Un hombre que espera “morir tranquilo” y un niño que pugna por vivir
Ficha técnica
Título original: “Romper el huevo”.
Director: Roberto Maiocco.
Reparto: Hugo Varela, Conrado Valenzuela, Agatha Fresco, Alicia Horovits, Tony Lestingi, Mario Moscoso.
Género: Comedia - Drama.
Calificación: Apta para mayores de 13 años