miércoles, 10 de septiembre de 2014

Qué cambiará a partir de la nueva Ley de Adopción

Fuente:http://www.infonews.com/
Adoptar un niño es, desde hace años, un laberinto de papeles y tiempos que lleva entre seis y diez años concretar. Una cifra determinante en la niñez de cualquier pibe. La nueva ley llegará para agilizar los plazos y promover la adopción con amor, respeto y un sentido inclusivo de familia. En INFOnews, las claves del proyecto.

Claudia sabe muy bien qué es “la espera”. Junto a Cristian, su pareja, invirtieron diez años y el valor de una casa en un tratamiento de fertilización asistida. A la vez, iniciaron los trámites para adoptar. Ninguna de las opciones funcionó.
“Hace tiempo visitamos un hogar donde había bebés. Hoy tienen 7, 8 años. Siguen en el mismo lugar” dice a INFOnews. Claudia y Cristian pasaron por todas las circunstancias: angustia, esperanza, desesperación. Pero nunca pensaron en aceptar las propuestas de compra de bebés que les llegaban. “Optamos por hacer las cosas legalmente y el día de mañana poder contarle a ese niño, con la frente en alto, cómo fue que llegó a nosotros”. 
De la desesperación se nutre todo un mercado negro que lucra con vida de los recién nacidos y con los sueños de adopción. Mientras tanto, entre 15 y 20 mil chicos esperan ser adoptados. “Es terrible, como puede ser que estén así cuando hay cientos de familias que pueden llenar el lugar que ellos necesitan” dice Claudia.
La nueva Ley de Adopción ya fue aprobada por el Senado y ahora espera su tratamiento en Diputados.
Adoptar un menor lleva entre seis y diez años. Una cifra determinante en la niñez de cualquier pibe. Los jueces, que arbitran el proceso, no tienen plazos ni límites que cumplir con los chicos sin familia. Tampoco, a la hora de dar por finalizada la guarda provisoria de los adoptantes.
Adoptar a un chico es, desde hace años, un laberinto de papeles y tiempos. Si bien es cierto que el Estado debe hacer un control y seguimiento responsable de las guardas, hay un fuerte consenso sobre la necesidad de agilizar los tiempos para dar una familia a los miles de chicos institucionalizados y en situación de abandono. 
“Este proyecto sirve para simplificar el proceso de adopción” dijo a INFOnews Jorge Dotto, patólogo, genetista e impulsor de la nueva ley.
La nueva Ley de Adopción ya fue aprobada por el Senado y ahora espera su tratamiento en Diputados.

El proyecto fue construido sobre la idea de que adoptar abre la posibilidad de restituirles derechos a aquellos chicos que agotaron todas las opciones con su familia de origen. Ya lo dijo la jueza Hilda Kogan: la adopción “no fue creada para castigo de padres abandónicos ni para la realización personal de padres expectantes”, sino para intentar garantizarle a todo chico su derecho a tener una familia.
Cómo será la adopción
Lo primero que se hace con un chico en adopción es intentar vincularlo con su familia biológica. En muchos casos reciben la visita una vez al año de una tía, un primo o una abuela. “Son por lo general visitas esporádicas pero sirven de excusa para no darle la posibilidad a ese chico de ser adoptado por una familia que lo está esperando” explicó Dotto. 
Esta tarde, la Comisión de Familia y Legislación de Diputados tratará el proyecto. Después, será votado en el recinto.
Esta tarde, la Comisión de Familia y Legislación de Diputados tratará el proyecto. Después, será votado en el recinto.
Hasta mediados de 2011, en Argentina había 14.675 niños y adolescentes sin cuidados parentales: no vivían con sus familias de origen, informó en una nota Tiempo Argentino. Esos chicos habían entrado a una institución de puertas abiertas o a un programa de cuidado familiar hasta que la justicia resolviera (en un “tiempo prudencial”) si se resolvía el conflicto en el hogar de origen. Vencido ese tiempo “prudencial”, que podían ser 5, 7, 8 años, los chicos quedan en situación de adoptabilidad y se les busca una familia dispuesta a adoptarlos. Con la Nueva Ley, ese calvario se termina. Los jueces tienen un plazo deseis meses para hacer efectiva la declaración de abandono familiar.
Para Dotto, impulsor de la ley, la clave de la norma está en los plazos. “Se fijan límites para que la Justicia tome una decisión rápida y responsable basada en el amor, en la necesidad de un hogar y de una familia. Estas son las leyes que le cambian la vida a la gente”.
Guardia provisoria
Los plazos de la guardia provisoria (período de adaptación en el que se analiza el ensamble entre el chico y la familia) también quedan acotados con la nueva ley. Al día de hoy, la guardia provisoria puede llevar entre dos o tres años. Período en el que se genera un vínculo de amor y cotidianeidad entre la familia y el niño, aunque la adopción no está firme. Una situación de incertidumbre para todos.
Con la nueva norma, los jueces se ven emplazados definir si la guardia provisoria funcionó –o no- dentro de los seis meses. Si entre el niño y la familia que lo adopta todo va bien, después de los 180 días, el juez debe autorizar el inicio automático del juicio de adopción. 
En la Argentina hay más de 7100 postulantes para adoptar uno o varios menores de edad, pero sólo el 1,25% está dispuesto a llevar a su casa a un niño mayor de 12 años. Un 26% de los interesados manifestó su disposición a adoptar mayores de seis y la cifra se reduce al 6,41% en el caso de que esos chicos sufran alguna patología. Así lo informa el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación
Con el nuevo proyecto se promueve la guarda de los mayores de tres años, de nenes con patologías y la adopción de grupos de hermanos. Además, la norma contiene un apartado que contempla el derecho del chico a conocer su identidad y a acceder a su legajo judicial.
A partir de los 10 años, los chicos dados en adopción serán escuchados por los jueces y su testimonio será tomado en cuenta para avanzar –o no- en el proceso de guarda.
Las historias de familias que desean adoptar son dolorosas y repetidas. Pasan ocho, nueve, diez años haciendo trámites. Y nada. “Quería adoptar cuando estaba con mi pareja, pero pasó el tiempo y nos terminamos separando” contó a INFOnews otra de las familias frustradas por el ctual sistema de adopción. 
La norma en el Congreso
La nueva ley renueva las expectativas de chicos y adultos. La norma ya tiene media sanción en el Senado. Había una reunión agendada para el jueves pasado entre las comisiones de Familia y Legislación General. El plan era firmar dictamen para que el proyecto se trate en el recinto la semana próxima. Pero los legisladores no se pusieron de acuerdo sobre quién fue el autor del proyecto. Y su tratamiento en la cámara baja se dilató. 
De los 7100 postulantes, sólo el 1,25% está dispuesto a llevar a su casa a un niño mayor de 12 años

Una vez que se apruebe, se necesitan 90 días para reglamentarla. A partir de ese momento, entrará en vigencia.
El proyecto formaba parte de los cambios previstos para el Código Civil. Cambios que, por falta de acuerdo, demoran en ser tratados. Pero sobre un tema sí hay consenso: es necesario y urgente modificar la actual Ley de Adopción, que ya tiene más de cuarenta años. Se solicitó, entonces, que los artículos referidos a adopción sean tratados por fuera de las modificaciones del Código.