viernes, 1 de agosto de 2014

El Diario de La Pampa - Conflicto de poderes por una adopción

El Diario de La Pampa - Conflicto de poderes por una adopción

El STJ salió al cruce de las declaraciones del ministro Ortiz por el caso del matrimonio que crió a dos hijos que después les quitaron. El comunicado del organismo que preside Hugo Díaz tiene un tono poco habitual en las expresiones del STJ. Para difundirlo, se eligió colgarlo en la página web donde el Poder Judicial difunde su información.
El caso del matrimonio al que le sacaron dos chicos a los que crió, eneró una discusión de alto voltaje que ya se convirtió en un conflicto de poderes: el Superior Tribunal de Justicia salió al cruce del más fuerte ministro del Ejecutivo del gobernador Oscar Mario Jorge. El documento del máximo organismo judicial advirtió incluso sobre el riesgo que los dichos del funcionario significan para la independencia del Poder Judicial.
Tras las declaraciones de Ortizel STJ difundió un comunicado de prensa en el que advierte su "preocupación" por lo que consideran un accionar "inapropiado".
El Superior Tribunal de Justicia "ve con preocupación las sorpresivas declaraciones del Sr. Ministro de Bienestar Social (Raúl Ortiz) publicadas en el día de la fecha en los matutinos y diarios digitales de nuestra provincia, relacionadas con la actuación de la Sra. Jueza de Familia y el Menor de la Primera Circunscripción Judicial, en un caso de adopción de menores".
"Al respecto y sin perjuicio de la opinión que cada uno pueda tener sobre éste o cualquier caso particular, se considera especialmente inapropiado para el estado constitucional de derecho y el desempeño independiente de la magistratura, que un funcionario del gobierno provincial descalifique a un magistrado y sus decisiones por vías distintas a las que constitucional y legalmente se han previsto para ello", asevera el máximo organismo judicial.
El comunicado del organismo que preside Hugo Díaz tiene un tono poco habitual en las expresiones del STJ. Para difundirlo, se eligió colgarlo en la página web donde el Poder Judicial difunde su información.
El caso se conoció a través de El Diario, el martes pasado. El matrimonio de Federico Fumagalli y Liliana Albunia crió durante 20 meses a dos chicos (un nene y una nena) que el Ministerio de Bienestar Social les dio en guardia precaria en enero del año pasado. En ese momento les habían pedido una “gauchada”: que los tuvieran con ellos durante 15 días. El martes, la jueza Anahí Brarda dispuso la adopción y puso a esos chicos en manos de otra familia.
Al trascender el caso, Ortiz prefirió cargar las responsabilidades sobre la magistrada. Aunque dijo que se había iniciado un sumario para determinar las responsabilidades de los funcionarios del MBS (antes de que Ortiz asumiera como ministro), le apuntó a Brarda, a quien acusó de no tomar en cuenta “el interés superior del niño”, tal como establece la Ley de Niñez.
“Me gustaría manifestar mi preocupación por la decisión tomada. Es una decisión que nos tomó por sorpresa”, dijo Ortiz. “Es algo que no podemos seguir permitiendo”, añadió. Consideró que “los niños fueron sacados de una manera que a mí me asusta. Tuvimos que llevar adelante una decisión de la señora jueza que no compartimos. Lo que sentimos es un profundo dolor. Uno de los chiquitos estuvo más tiempo con esta familia de lo que tenía de vida antes. Creo que debemos tomar las cosas con la responsabilidad que se merece: hablamos de niños”.
La familia que tuvo a los chicos durante 20 meses se inscribió en el Registro de Adoptantes, pero su anterior intervención en el mismo caso impidió que los seleccionaran.
Ortiz y la familia defienden, en ese sentido, la misma interpretación de los hechos: “Estos casos hay que tomarlos con la particularidad que merecen, sobre todo como nos exige la nueva ley, escuchando a los niños. Sobre todo por la edad de los chicos. No se escuchó a los niños y se vulneró el interés superior de los niños. Creo que es algo que deberíamos replantearnos profundamente. Vamos a enviar un proyecto de ley para que se regularice esto y para que esos plazos, que hoy no existen en la Justicia, estén con el tiempo que la ley pida”.