sábado, 21 de septiembre de 2013

Editan libro sobre la adopción-Venezuela

Hoy será bautizado el libro Tras los barrotes del olvidoen el Banco de Libro. La publicación escrita por Verónica Olivier indaga sobre el proceso de adopción de niños, niñas y adolescentes en Venezuela y evidencia la espera, muchas veces incierta, que atraviesan los mismos para encontrar a su familia.
La publicación, que en un inicio fue la tesis de grado de la autora, es un reportaje de investigación que compendia casos reales, testimonios de personas que han vivido o viven aún el proceso de adopción, no solamente desde el punto de vista emocional, sino desde todas las perspectivas que lo engloban.
Con cada caso se recopila información obtenida de fuentes gubernamentales, responsables de casas hogar y activistas relacionados con el tema de la adopción en Venezuela y América Latina. En la investigación se profundiza sobre el rol de los entes del Estado y de las principales maternidades de la ciudad capital en el proceso.
A partir de hoy el libro estará a la venta a beneficio del Proyecto Familia para Todos, una iniciativa de Pro Adopción que coopera, facilitando el restablecimiento del derecho de todo niño o niña, a tener y disfrutar de una familia.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Espacio Municipal de Adopción de Guaymallén,Mendoza

NOS PODES ENCONTRAR EN FACEBOOK:
                                                          Espacio Municipal de Adopción Guaymallén
ESTE ESPACIO HA SIDO CREADO PARA DIFUNDIR LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS A SER ADOPTADOS Y FORTALECER LA FAMILIA ADOPTIVA. TE BRINDAREMOS ASESORAMIENTO.



lunes, 16 de septiembre de 2013

La adopción, con drama y humor

Fuente:Clarin.com
La adopción, con drama y humor

La adopción, con drama y humor

Hugo Varela y Roberto Maiocco hablan de este filme que uno protagoniza y el otro dirige. Se estrena el jueves.
Roberto Maiocco (Sólo genteUn minuto de silencio), médico que ahora se dedica a la realización, presenta su cuarta película, Romper el huevo, con el músico y humorista Hugo Varela que hace su primer protagónico en cine. El filme se estrena el jueves.
Varela es Manso Vital, un viudo que espera hace años la adopción de un niño y, cuando por fin se le da, ya no está en condiciones: le han diagnosticado leucemia.
“La película está inspirada en una nota periodística de 2005 titulada Casi 3000 chicos esperan una familia -cuenta Maiocco- Tiene que ver con mi historia: desde hace 6 años nos anotamos con mi mujer en un Registro de adopción. Nunca nos llamaron; preguntamos a una jueza cuántos chicos habían dado: en todo el año, uno solo; las parejas que esperaban eran 123. Ahora los chicos que esperan son 14.500, y las parejas muchas más. Nosotros, después de la fertilización, tenemos una beba que nació hace 20 días. A partir de esta vivencia inventé un argumento que cruzara todo esto con humor”.
Cuando se le pregunta cómo eligió a Varela, Maiocco contesta: “No había visto nada de él. Tiene una fisonomía muy especial”.
“Medio deforme, decilo”, acota el aludido, y detalla: “Ensayamos 6 meses. Yo tenía que bajar mi teatralidad al mínimo; él me decía “no muevas las cejas!”. Maiocco interviene: “En cine, lo chiquito es grande”. Y Varela: “Le digo eso a mi esposa pero no me cree”.
Después se pone serio: “Uno tiene costados que coinciden con el personaje; yo luché toda mi vida para abrirme a través del humor, comunicarme. Soy padre; por ahí en alguna pareja que tuve apareció el tema de la adopción, pero me interioricé a partir del guión”.
El director agrega: “No parece, pero él es muy introvertido”.
¿Le permitiste sugerir, improvisar?

Maiocco: No creo en la improvisación, el texto es mío. Te cito un diálogo. “¿Sabían que la muerte siempre le gana a la vida? ¿Por qué? Porque se puede estar muerto en vida pero no vivo en muerte”. Está bueno que las películas den la posibilidad de reflexionar sin que parezca una bajada de línea. Yo quise contar una fábula”.
¿Hay moraleja?

Varela: Yo diría que lo que deja es que “romper el huevo es sano”. No es mal consejo para dar.
Maiocco: Romper la cáscara para saltar a la vida.
¿Por qué Manso habla como en una payada?

Varela: Es árido, rutinario, sin humor.
Maiocco: Su manera de hablar, de frase hecha, estructurada, la rompe con el chico; le cuenta cómo no funcionan las instituciones.
Varela: Si se me escapó el gaucho fue sin querer (risas).
Maiocco: Es cordobés, en una escena se le escapa.
Varela: No me la recuerdes que me tiro al río.
Maiocco: Hacía frío y había ratas.
Varela: Las ratas no tenían frío. Pero si Robert De Niro engorda 30 kilos para un papel, cómo yo no me voy a tirar al agua…