viernes, 18 de enero de 2013

Adopción directa... ¿Adopción por internet?


Una página web tiene decenas de mensajes de embarazadas que quieren dar a sus hijos en adopción. Entra a la nota, leé los escritos. ¿Es legal?
"Hola. Yo en septiembre voy a dar a luz y la verdad que mi situación económica es desfavorable para el bb que estoy esperando ahora, ya tengo una hija de 1 año y medio y apenas podemos mantenerla a ella. Yo estoy pensando en dejarlo en adopción pero no a cualquiera. Quiero que sea legal y semiabierta. Es decir que pueda tener contacto con él al menos en sus cumpleaños. Si hago esto es pensando en su bienestar ya que yo tengo 21 años sin estudios ni trabajo y no puedo garantizar a mis hijos una buena vida como yo quiero. Así es que, quien esté interesado mándeme un mail".
Los mensajes que usted está leyendo son publicados en una página web (ingresar al sitio aquí) que promociona la adopción directa. Los testimonios de parejas que buscan desesperadamente adoptar un hijo y de mujeres embarazadas que no pueden criarlos son realmente conmovedores. Al leerlos surge la incertidumbre si esto es o no legal. Si detrás de los mensajes de muchas embarazadas no se esconde una estafa a las parejas ansiosas por criar un pequeño.
Lo cierto es que en Mendoza hay alrededor de 600 parejas en lista de espera para adoptar y la cifra es similar en casi todas las provincias argentinas. María del Carmen San Martín, titular del Registro Único de Adopción, explicó a MDZ Online que la adopción directa no es ilegal en el país pero que es muy difícil que un juez acepte que una mamá entregue su hijo a desconocidos: "Una madre que no puede criar a su hijo y quiere darlo en adopción directa debe renunciar a él en un juzgado y decir que se lo quiere dar en cuidado a determinada persona. Pero para que esto sea factible, la madre debe tener alguna relación afectiva con el matrimonio o persona a quien le otorga la adopción. Con el nuevo Código Civil esto ya no se podrá hacer y, actualmente, es muy difícil que un juez autorice esta forma directa cuando la pareja es desconocida para la madre ya que implica ciertos riesgos…".
Antonio Romeo y su esposa son conocidos por tener un blog desde donde asesoran a padres que quieren adoptar. Ellos tienen "dos hijas del corazón", que cuando llegaron a su hogar tenían 5 y 13, y han creado la Red Argentina por la Adopción. El matrimonio, junto con otras organizaciones, fue convocado por el vicegobernador Carlos Ciurca para trabajar sobre el proyecto borrador del Registro Único y Equipo Interdisciplinario de Adopción, que es ley desde el 26 de diciembre de 2012.
Romeo aconseja que quienes quieran adoptar sigan los pasos legales y se inscriban en el Registro Único para evitar sorpresas y sobre todo para terminar con la venta ilegal de bebés. "Hablan de que se venden bebés en el Norte del país, pero en Mendoza también ocurre y para terminar con ello es muy importante seguir los pasos legales", dijo Romeo, quien festejó la ley aprobada por la Legislatura de la provincia; que permite que los expedientes de las parejas en listas de espera puedan ser vistos por los jueces de todo el país y así puedan adoptar un niño de cualquier provincia"Antes Mendoza no adhería al registro nacional de adopción, entonces, la parejas iban y se inscribían en San Juan o en San Luis y quienes tenían más poder adquisitivo y podían viajar hacían un recorrido por todas las provincias y tenían más posibilidades. Ahora todos formamos parte del listado nacional", expresó Romeo, que espera que se apruebe rápidamente la reforma del Código Civil porque permite que se "acorten los tiempos para declarar a un niño en estado de adoptabilidad"


Pasos para una adopción responsable
La Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) fue creada por la Ley 25.854 bajo la órbita del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de La Nación. Las Provincias y Ciudad Autónoma de Buenos Aires han creado también sus propios Registros y mediante convenios con la DNRUA conforman la Red Nacional de Registros. La DNRUA tiene por objeto formalizar la nómina de inscriptos a nivel nacional a través de la conformación de esta Red de Registros Nacional cuya base es informática e interconecta los diferentes Registros Locales.

El Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación ha realizado una guía de adopción responsable en la que indica los siguientes pasos a realizar:
  • La persona que desea adoptar debe dirigirse al registro local que por su jurisdicción corresponda. Allí recibirán toda la información necesaria y serán atendidos por equipos interdisciplinarios, quienes mediante previas entrevistas psicosociales determinarán la idoneidad o no para ofrecerse como guardadores de niños y/o adolescentes con fines adoptivos.
  • Finalmente, la inscripción propiamente dicha queda asentada, incorporada a la nómina de inscriptos con su legajo y número correspondiente.
  • La inscripción como aspirante a guarda con fines adoptivos no tiene costo alguno.
  • No se necesita un abogado para inscribirse.
  • Estar registrado en la DNRUA implica validar en el resto de las provincias adheridas y en la Ciudad de Buenos Aires la inscripción realizada en su jurisdicción evitando con ello la repetición de inscripciones y evaluaciones.
  • Las personas registradas en la DNRUA pueden verificar su propia inscripción vía internet. Para ello recibirán una clave de acceso.
  • ¿Quién más tiene acceso a los datos de las personas registradas en la DNRUA? Los jueces que resulten competentes en procesos de guarda con fines adoptivos y de adopción, los magistrados judiciales y funcionarios del Ministerio Público que resulten competentes en procesos de guarda con fines adoptivos y de adopción y los aspirantes inscriptos sólo en cuanto a su propia inscripción.
  • ¿La inscripción tiene caducidad? Sí. Es automática y se produce de pleno derecho y sin necesidad de notificación previa alguna, en los plazos previstos en el artículo 14 de la Ley Nº 25.854 (anual) o en lo previsto en las respectivas leyes locales. A efectos del cómputo de la caducidad de la inscripción, se considerará como fecha de inicio del plazo la fecha de la inscripción. Dentro de los 30 días corridos anteriores al cumplimiento del plazo de un año, el interesado deberá ratificar personalmente y por escrito su intención de permanecer en la nómina general de aspirantes. Este procedimiento también se aplicará a las ratificaciones posteriores. En el caso que se trate de un matrimonio la ratificación deberá ser formalizada por ambos cónyuges.
  • Si se necesita actualizar los datos, ¿cómo se hace? Se debe dirigir al registro local que por su jurisdicción le corresponda.