jueves, 2 de agosto de 2012

01/08/2012 - Dar en adopción: qué hacer para evitar el abandono de bebés (Mendoza)

01/08/2012 - Dar en adopción: qué hacer para evitar el abandono de bebés (Mendoza)




La beba encontrada en un baldío de Las Heras despertó el debate: en Mendoza, las mujeres que no quieren criar a sus bebés tienen opciones. El Registro de Adopción de la provincia explica qué hay que hacer para evitar estos casos


MDZ on line


Un llanto entre los yuyos despertó la atención de una transeúnte, quien se acercó a un baldío de Las Heras y encontró una beba de pocos minutos de vida que se congelaba envuelta en una manta, todavía con su cordón umbilical.
Mientras que la niña se encuentra grave en el hospital Notti y las autoridades buscan a su familia, un clásico debate se despertó sobre estos casos que se tildan de aberrantes: el accionar de una madre para muchos desamorada y la responsabilidad del Estado para ofrecer un espacio de contención para las embarazadas que no quieren criar a sus hijos.
María del Carmen San Martín, Coordinadora del Registro único de Adopción de Mendoza, insistió en la necesidad de concientizar a la población sobre las posibilidades que tiene una mujer en este tipo de situaciones: para ellas, no todo está perdido. 
“Nosotros llevamos a cabo cursos de capacitación, para dar a conocer las alternativas que tiene una embarazada cuando no quiere criar a su hijo. Pueden acercarse a las secretarías de los juzgados de familia, al Registro de Adopción o a algún órgano administrativo local. Ellos intervienen, acompañan a la mujer, trabajan en su motivación para dar el niño, si está decidida en darlo en adopción”, explicó San Martín, quién indicó que, luego de establecer un acta en un Juzgado de Familia, se acompaña a la mujer hasta el momento del parto.
San Martín aclaró un punto clave en el proceso, para evitar que este tipo de situaciones se concreten a raíz del miedo de las mujeres: “La embarazada que entrega a su hijo en adopción no pierde la libertad, no va a ir presa. Si tiene otros niños, el juez no se los va a quitar”. Muchas mujeres actúan en situaciones de desesperación y ven en el abandono post parto una salida rápida, que no deja huellas.
También recalcó la responsabilidad compartida en este tipo de situaciones y cómo debe involucrarse la sociedad civil. “Estamos trabajando mucho en una acción preventiva, intentando concientizar también a cualquier persona de la comunidad que vea una mujer embarazada y le surjan dudas acerca de su maternidad: puede avisar, pasar el dato y los profesionales se van a acercar a ella para ver qué está pasando. Esta es la mayor conciencia: ante la duda, avisar. La adopción se ofrece para solucionarle el problema”, indicó la coordinadora. 
Qué pasos sigue un bebé adoptivo desde su nacimiento hasta su nuevo hogar
“En el momento en el que la mujer da a luz, tenemos familias adoptivas que van esperando por lista, que ya están preparadas, ya fueron correctamente evaluadas. Se les entrega el niño en guarda preadoptiva por 6 meses, monitoreados todo el tiempo. A partir de ahí, pueden iniciar los trámites para llevar adelante un Juicio de Adopción Plena y le dan su apellido”, explicó San Martín.
En el caso de la beba encontrada en el baldío esta mañana, la coordinadora marcó los lineamientos: primero se investiga donde está la familia, si algún miembro la reclama. Si es así, se analiza su estado de adaptabilidad. Si no aparece nadie, ni bien la niña reciba el alta médica es entregada directamente a la próxima familia adoptiva en la lista.
La situación de desconcierto de una mujer embarazada que no recibe contención y no sabe a quién acudir, sobrepasa los intentos de abortos clandestinos realizados en situaciones insanitarias. El mercado de bebés también es otra solución que puede comprometer la potencial libertad de la madre. “Lo importantes es hacer saber, porque las mujeres que se encuentran solas, sin protección y no tienen conocimiento no sólo abandonan a sus bebés, sino que muchas veces aparece algún intermediario que les ofrece comprar al niño”, finalizó la coordinadora. Danila Bragagnini.

No hay comentarios: