miércoles, 4 de julio de 2012

Violencia y maltrato: las principales causas de separación de niñas y niños de sus familias

Fuente:Periodismo Social
La mayoría de los niños, las niñas y adolescentes que ingresa a un hogar de puertas abiertas o a un programa de protección de derechos como las familias de acogimiento, ha sufrido en su casa una situación de violencia doméstica o maltrato grave, según un relevamiento hecho por UNICEF y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF). Se llama “Situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina”, fue presentado en estos días y es un estudio inédito en el país. Un equipo de especialistas de la SENNAF y UNICEF relevó por primera vez, entre junio de 2010 y junio de 2011, las 23 provincias del país y Ciudad Autónoma de Buenos Aires para cuantificar la cantidad de chicos y chicas que vive en instituciones e indagar sobre las causas que llevaron a separarlos de sus familias , las condiciones en las que se encuentran los lugares que los albergan y la formación técnica del personal, así como también conocer el nivel de acceso a la salud y educación de los niños y niñas en esa situación y de las familias de acogimiento que cuidan de ellos, entre otras cuestiones.

De acuerdo con el estudio, en Argentina hay 14.675 niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales esto es, chicos y chicas que por algún motivo no viven con sus familias de origen e ingresan a una institución de puertas abiertas o a un programa cuidado familiar, hasta que se resuelve el conflicto que los alejó de su casa y pueden volver, o son adoptados por otra familia, o cumplen la mayoría de edad y se independizan.
Las principales causas de ingreso a estas instituciones o programas alternativos de cuidado familiar son la violencia doméstica y el maltrato: el 44% de los chicos y chicas sin cuidados parentales se alejó o fue separado de su hogar por esta razón. En segunda instancia se ubica el abandono, que explica el 31% de las intervenciones, y en tercer lugar el abuso, con el 13%.

La Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires son las regiones que concentran la mayor cantidad de chicos y chicas en esta situación, con el 49% de los casos. Le sigue el NEA (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones) con el 20%; las provincias del Centro del país (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa) con el 12%; Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) con el 8%; Patagonia (Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego) con el 6%; y el NOA (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero) con el 5%.
En tanto país federal, cada provincia establece sus programas de protección de acuerdo a los lineamientos que establecen las leyes locales. No obstante, el equipo de la SENNAF y UNICEF detectó tres modalidades generalizadas: las instituciones públicas, que trabajan con recursos edilicios, humanos y económicos del Estado; las instituciones privadas; y los sistemas de cuidado familiar o familias de acogimiento, de gestión pública o privada.

En Argentina, el 64% de los chicos está alojado en una institución privada que en el 88% de los casos tiene un convenio con el Estado provincial, nacional o municipal que gira fondos, presta recursos y oficia como organismo controlador. Los investigadores advirtieron sobre el 12% restante de las instituciones, de carácter netamente privado donde el Estado no tiene ningún tipo de injerencia ni poder de control.
Más de la mitad de los chicos y las chicas sin cuidados parentales egresa de la institución o del programa de acogimiento familiar que lo contiene y vuelve a su casa porque se resuelve el conflicto familiar que provocó su separación o se muda con un tío, una tía, un abuelo, una abuela o una persona cercana a sus afectos que lo recibe. Los especialistas de UNICEF y la SENNAF llaman a esta instancia vinculación familiar y señalan que la familia no sólo contempla a la mamá y el papá, sino que se extiende a parientes cercanos, a vecinos y personas del entorno emocional de los chicos, lo que se denomina familia ampliada.

La segunda causa de egreso es la mayoría de edad y presenta uno de los mayores desafíos para el Estado y para toda la sociedad: el 20% de los chicos y las chicas que cumplen 18 años se va del hogar, sea público o privado, sin un proyecto autónomo de estudio y/o trabajo. Sólo el 7% de estos chicos que cumplen 18 y debe dejar la institución tiene planes al salir.
La tercera causa de egreso son las adopciones que incluyen al 8% de los niños y las niñas y la cuarta el abandono del programa, que abarca el 7% del total.
La proporción de varones y mujeres menores de 18 años sin cuidados parentales es muy pareja: el 49% son chicas y el 51% chicos. En cuanto a la edad, el estudio reveló que la mayoría son adolescentes: el 44% tiene entre 13 y 18 años, el 29% entre 6 y 12, y el 26% restante entre 0 y 5.

En términos generales, los especialistas de SENNAF y UNICEF concluyeron que las condiciones de alojamiento han mejorado en este último tiempo, y que se está trabajando en las instituciones para seguir garantizando el derecho a la salud, educación, documentación y demás derechos sociales como la Asignación Universal por Hijo y pensiones asistenciales en caso de discapacidad, siendo una tarea fundamental el acompañar a las provincias en lo que implica el desafío de la transformación de las instituciones para mejorar la protección de los derechos de los chicos .

No obstante advirtieron que “en algunos casos, los tiempos de permanencia en las instituciones son prolongados” y una medida que debería ser temporaria, como indica la Ley 26.061, se vuelve definitiva.- El desafío continúa siendo poder acompañar a estos niños y niñas para que la situación original sea revertida, y garantizar la protección de sus derechos, en especial, el derecho a la convivencia familiar y comunitaria.

Puede leerse acá: http://www.unicef.org/argentina/spanish/C_Parentales_final.pdf




mail: info@periodismosocial.net

No hay comentarios: