miércoles, 18 de enero de 2012

Rescatan en Jalisco a 10 bebés víctimas de red de traficantes en Jalisco (Mexico)

Vendían a los menores en 15 mil dólares mediante adopciones ilegales

Guadalajara, Jal. Al menos 10 niños que no superan dos años de edad fueron rescatados en la semana reciente por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), que investiga la operación de una presunta red de tráfico de menores que por medio de adopciones ilegales vendía niños en 15 mil dólares a parejas irlandesas. Seis mujeres que trabajaban de nanas de los infantes permanecen arraigadas.

Este martes el agente del Ministerio Público decidió solicitar el arraigo contra tres detenidas el fin de semana –identificadas como María Félix Sandoval Luna, Marina Elizabeth Estrada Sandoval y Laura Altagracia Estrada García–, quienes afirmaron desconocer que su labor era ilícita, pues ellas sólo cuidaban a los menores.

Otras tres, que supuestamente eran enlace entre las mujeres que entregaban sus hijos y la red que operaba las adopciones, están arraigadas desde la semana pasada y fueron identificadas como Cecilia Velázquez Díaz, Silvia Guadalupe Soto Abundis y Guadalupe Lizeth Bosques Montaño.

Todos los menores fueron remitidos al Hospicio Cabañas. Además se comprobó que de los 10 pequeños, cuatro tienen evidencias físicas de haber sufrido abuso sexual.

La pesquisa se extendió al estado de Colima, desde donde se realizaban los trámites de la supuesta adopción de los bebés, que podría ascender a 50 casos.

La presunta red de tráfico de menores fue detectada por la policía de Zapopan a principios de mes, cuando tras la denuncia de una madre afectada se detuvo el 8 de enero a las tres primeras mujeres, luego que una intentó vender a una niña en Zapopan. Se les aseguraron además contratos para rentar niños.

Según las investigaciones, la supuesta renta de infantes era para realizar sesiones fotográficas y durante 15 días la madre no podía ver al menor, por el cual cobraba 10 mil pesos.

Según las declaraciones de las arraigadas el modo de operar era así: primero se contactaba a las madres solteras mediante anuncios en diarios o en publicidad fija en las estaciones del tren eléctrico, en la cual se pedía a las madres no abortar y que se les ayudaría económicamente para llevar su embarazo, pero al nacer los pequeños serían dados en adopción.

El apoyo consistía en mil 200 pesos semanales. Cuando nacía el menor se les señalaba que iba a ser utilizado en campañas publicitarias contra el aborto. En los 10 casos se ha documentado que los menores tenían adopciones ilegales en proceso.

Ninguna madre ha sido detenida, pues todas coincidieron en que se les djo que la adopción sería legal, con trámites en Colima.

Luego los niños eran entregados a parejas de irlandeses radicadas en Ajijic –junto al lago de Chapala–, a las que presuntamente les hacían creer que todo era parte de un proceso de adopción que se estaba tramitando en Colima.

No hay comentarios: