domingo, 20 de noviembre de 2011

Mano amiga para los niños mayores

Puerto Rico Hoy
La directriz debe facilitar la adopción de niños de siete años o más.
Una orden administrativa que entraría en vigor en diciembre buscará viabilizar la adopción de niños de siete años en adelante, que son los que frecuentemente se quedan en el Departamento de la Familia (DF) porque las personas prefieren los bebés.

La secretaria, Yanitsia Irizarry, revela que esa medida fortalecerá la iniciativa que tomó forma en la Ley de Reforma Integral de Procedimientos de Adopción” del 2009, que agilizó los procesos y promueve las entregas voluntarias. Aunque bajo el nuevo estatuto se han logrado más adopciones, todavía la gente prefiere a los bebés. Una vez un niño cumple siete u ocho años es probable que pase de hogar sustituto en hogar sustituto hasta que cumpla la mayoría de edad. En esa situación hay más de 6,000 niños y jóvenes en el País.

Irizarry confía en que la nueva orden promoverá que más personas se ofrezcan para establecer un hogar de pase (donde el niño está un periodo corto luego de ser removido de su familia) o de crianza. La medida eliminará las barreras que hay ahora para que esos tipos de hogares adopten porque los van a certificar como familias con posibilidades de adopción desde el inicio. “Vamos a levantar una nueva generación de hogares que le pueda dar a este niño un hogar permanente”, indica.

“El señalamiento que le hacemos es que buscamos una vida permanente pero, si de repente, no me siento listo para adoptar y puedo dar un hogar de pase en lo que se consigue un hogar adoptivo”, se puede hacer, agrega Irizarry.

La titular de Familia espera que esa medida, junto con un proyecto de ley que espera la firma del gobernador y que agilizaría los procesos de quitarle la patria potestad a padres que demuestren incapacidad para tener a sus hijos, reúna a familias y niños listos para la adopción. Hoy día, señala, la ley pone la reunificación familiar por encima del bienestar del menor y, muchas veces, cuando se finaliza el proceso el menor pasó de la edad más atractiva para adopción y se queda en el sistema.

Irizarry explica que al llegar a la agencia, había familias que llevaban desde 1994 en lista de espera sin ser llamados, y que ya están llamando a los que solicitaron en el 2008 y 2009. Uno de los cambios que ha agilizado los procesos, indica, es la centralización y registro único de padres que quieren adoptar y de niños de todo el País. Antes, señala, un director de región conocía de padres interesados en su área. Mas ahora se evalúan los casos de toda la Isla. Irizarry aclaró que, aunque aún los padres que prefieren bebés pequeños, hay que esperar menos. Dijo que no podía especificar la disminución en el tiempo de espera pues cada caso es particular.

La centralización y la agilidad de los procesos ha sido motivo de preocupación. “A veces los procesos de transición no son observados. Es bien importante conocer si el niño quiere irse con la familia y si la familia lo quiere. Muchas veces, se ven hoy y ya la semana próxima se llevan al menor. En una semana es difícil conocerse”, advierte la directora ejecutiva de Hogar Cuna San Cristóbal, Ivonne Vélez.

Las críticas aumentaron luego de conocerse el caso de un menor de 12 años adoptado en junio por una enfermera, quien alegadamente lo maltrató en septiembre. Documentos de Familia señalan que algunos vecinos no fueron entrevistados y que posteriormente describieron a Díaz como violenta.

A esto, Irizarry responde que “hubo personas que dieron fe de la integridad de esa mamá. Si uno siente que su vecino o compañero de trabajo no es un dechado de virtudes hay que decirlo. Pero, aquí, no siempre decimos lo que pensamos. La realidad es que, incluso cuando hay casos de maltrato nos dicen que los padres son ejemplares”.

No hay comentarios: