lunes, 28 de noviembre de 2011

Crecen las adopciones en la provincia (La Pampa)

Fuente:http://www.laarena.com.ar
"Hubo varios cambios, gracias a Dios", respondió Viviana Carballo, presidenta de la Asociación Adoptar La Pampa, consultada por la nueva realidad que se vive en la provincia. La entidad hizo público ayer, a través de una aviso publicado en LA ARENA, su "inmensa alegría" por "el encuentro de 10 niños con sus nuevas y definitivas familias" y destacó "la labor realizada por el Juzgado de la Familia y el Menor de la ciudad de Santa Rosa".
Adoptar La Pampa nació hace dos años y en mayo de 2010 obtuvo su personería jurídica. Formada por padres adoptivos y otros que esperan ansiosamente convertirse en tales, la entidad comenzó a realizar reuniones periódicas en el Copef y desde este año poseen una oficina en la sede de Utelpa, en la avenida Belgrano de esta capital, y celebran sus encuentros mensuales en el salón de usos múltiples del gremio docente.
Viviana Carballo, su presidenta, reveló que este año se llevan realizadas una decena de adopciones en la jurisdicción del Juzgado de Familia y Menor de esta capital, es decir, en la primera circunscripción del Poder Judicial pampeano. La dirigente resaltó que ese número podría incrementarse antes de fin de año, porque existen otros expedientes avanzados. El año pasado, las adopciones que dispuso el juzgado santarroseño fueron nueve.
El contraste con lo ocurrido entre los años 2008 y 2009 es estremecedor: entre uno y otro año sólo se concretó una adopción. ¿Qué cambió? "Anteriormente era muy engorroso el tiempo y la espera. Decían que no había niños, pero en realidad no había estudios de los expedientes para saber en qué trámite estaban", explicó Carballo.
-¿Por qué se están produciendo adopciones?
-Lo que cambió es que el procurador (general de la provincia, Mario Bongianino) y el Juzgado (del Menor y la Familia, a cargo del juez Marcos Aguerrido) comenzaron a mover los expedientes y se encontraron que hay muchos chicos, lo que pasa es que se hicieron niños grandes.
-¿Aun cuando son grandes hay familias interesadas en adoptar?
-Cuesta un poco más, pero igual los adoptan. Este año van diez. El juzgado se está moviendo mucho y bien.
-¿Qué otras cosas ayudaron al cambio?
-Varias cosas sirvieron como origen del cambio. La formación de la asociación fue importante también. Somos un grupo de padres que habla constantemente con gente para poder agilizar los trámites.
-Los niños en condiciones de adoptarse pasaban muchos meses, incluso años, en familias sustitutas.
-Ese es un problema que todavía resta resolver. Las familias sustitutas se apropian. Se creen que son dueños, pero no es así. Ellos cumplen un trabajo. Tienen que ver que su trabajo finaliza cuando los niños son entregados en adopción. La Dirección de Niñez y Adolescencia (que depende del Ministerio de Bienestar Social de la provincia) no se dedica a seguir el trámite y los dejan.
-Y se termina creando un vínculo afectivo entre esos chicos y la familia sustituta, como en el caso Biocca, de Parera.
-Ese vínculo es entendible por el lado de los niños -ellos se encariñan-, pero no debe serlo desde el punto de vista del padre sustituto, que debe saber que su trabajo termina cuando los chicos son entregados en adopción.
-Pero hay un déficit en el programa.
-Hemos pedido que el niño, una vez retirado de su hogar biológico, tampoco esté tanto tiempo en el hogar sustituto. Un año como máximo estipula la legislación, que es la Ley Nacional de Adopción. Lo que ocurre es que los padres biológicos aparecen antes del año (NdR: para reclamar que no les quiten la patria potestad del hijo biológico) y entonces hay que esperar un año más. Pero no se puede ser padre sólo una vez al año.
-Ustedes destacan el trabajo del Juzgado y de la Procuraduría. ¿También cambió la Dirección de Niñez y Adolescencia?
-No.
-¿Qué deberían corregir?
-Ellos deberían, en primer lugar, organizar de otra manera los hogares sustitutos, tener compromiso con la realidad de los niños. Deberían tener un seguimiento de la evolución y tratar que el Estado sea rápido, como ocurre en otras provincias.
-¿En los dos años que lleva la asociación con quiénes se han reunido?
-Con el juez de menores, la asesora de menores, con el equipo técnico del Juzgado no tanto, con el Procurador, con la Dirección de Niñez y Adolescencia.
-¿Qué les dicen en Niñez y Adolescencia cuando le plantean sus reclamos?
-Nos abren las puertas, nos escuchan, pero creo que hay que hacer una organización diferente. No hay ninguna reglamentación para los hogares sustitutos. Hacen los pedidos (de voluntarios) por radio o en los diarios, pero hay que ver si la gente que se ofrece para familias sustitutas, que cobran para hacerlo, reúnen las condiciones para tener en guarda a los chicos.
-¿Cuántas familias están esperando para adoptar?
-No tenemos registro de la cantidad de familias que buscan adoptar, pero son alrededor de 50 en Santa Rosa. Eso también lo estamos pidiendo, es decir, que exista una lista única de familias adoptantes en toda la provincia.
-¿Por qué hicieron público el número de adopciones de este año?
-La idea de darlo a publicidad es que la gente vea que las adopciones se están entregando y que todos los que están indecisos se puedan inscribir.

No hay comentarios: