miércoles, 16 de noviembre de 2011

Caminan para impulsar la adopción

Bajo el lema Yo creo en la adopción, centenares de personas participaron ayer de la primera marcha en favor de la adopción. (Suministrada)
miércoles, 16 de noviembre de 2011
Mariana Cobián / Primera Hora

Cientos de personas marcharon ayer desde la Plaza Colón hasta el Pabellón de la Paz, en el Viejo San Juan, para conmemorar el Mes de la Adopción.





Con el lema Yo creo en la adopción, la secretaria de la Familia, Yanitsia Irizarry, indicó que han realizado varias marchas contra el maltrato de menores, pero ésta es la primera que hacen a favor de la adopción.

Desde la aprobación de la Ley de Reforma Integral de Procedimientos de Adopción en diciembre de 2009, se ha dado una “transformación maravillosa”, según Irizarry.

Recordó que es la primera ley específica relacionada con la adopción, ya que antes formaba parte del Código Civil.

Entre los logros más significativos, mencionó que se han duplicado los niños que han sido colocados en hogares adoptivos, ya que en el 2008 eran 178 y, a noviembre de este año, se ubicaron a 335.

“Esto es significativo porque los niños ya no están en instituciones ni hogares de crianza hoy ya están con sus nuevas familias”, manifestó Irizarry, quien marchó junto con el alcalde de San Juan, Jorge Santini.

Aproximadamente, al momento, hay 474 padres listos y certificados para adoptar, pero cuando llegó al Departamento en 2009, había personas esperando desde el 1994 y la lista de espera parecía interminable.

Agregó que a su llegada al Departamento de la Familia, no había un registro oficial de niños aptos para ser adoptados. Dijo que estaban segregados en las distintas regiones de la agencia. Ahora usan la tecnología para tener una lista.

“Eso ocasionaba que generaciones de niños se perdieran en las redes de hogares de crianza y no se promovía la adopción como política pública. Esos niños pudieron haber sido adoptados cuando tenían un año. Cuando llegan a los ocho o nueve años, ya es más difícil”, señaló la Secretaria.

Destacó, además, que ahora se enfatiza en pensar en el futuro del menor, en cuál va a ser su vida permanente. Si puede regresar a su hogar, se les da las herramientas a los padres pero, si no, se considera para darlo en adopción.

La nueva ley acortó, además, los términos a más de la mitad. Irizarry destacó que hoy día se hace en seis meses lo que antes tardaba dos y tres años.

Otro factor importante es la entrega voluntaria de los bebés, en el que se firma un convenio desde el embarazo. Irizarry dijo que el domingo nació el bebé número 13 de este programa, que a los siete días se entrega a su nueva familia.

“Que las mujeres vean que aquí hay una mano amiga. No las vamos a juzgar ni a cuestionar. Vamos a darle la ayuda para que le den la oportunidad a su criatura para que tenga un mejor futuro”, indicó Irizarry.

Adopción = prevención

La adopción es una alternativa de prevención de maltrato, aseguró la Secretaria.

“Cuando uno no está preparado para ser madre o padre, o no se tienen los medios o la disposición, algunos casos terminan en maltrato de menores”, manifestó.

“No vamos a descansar en los buenos resultados. Queremos llevar a la ciudadanía el mensaje y a aquellas jóvenes embarazadas que no desean tener un hijo, que tienen la alternativa de la adopción”, añadió Irizarry.

Pero la Secretaria está satisfecha por entender que “hemos evolucionado muchísimo” y que la adopción tenía a “dos grandes enemigos”: una política pública no estructurada para favorecer la adopción, y porque antes se veía como un tabú. Manifestó que los niños “se quedaban en el limbo” en hogares de crianza e instituciones y que, socialmente, no se veía como una alternativa y se estigmatizaba, pero “la mentalidad ha cambiado”.

No obstante, continúan trabajando con la educación y orientación de la ciudadanía para que el mensaje llegue a todos.

“La adopción es una alternativa de vida, es posible en Puerto Rico y hay que verla como una opción real. Antes no era así”, expresó Irizarry.

La línea exclusiva de adopción es 787-523-232

No hay comentarios: