domingo, 30 de octubre de 2011

Misioneros por misioneros


La provincia adhirió al Registro Nacional de Aspirantes a la Adopción, al que en Misiones solo pueden inscribirse adoptantes misioneros. La norma busca que en cada provincia se priorice la adopción de niños nacidos en ellas por adoptantes de la misma jurisdicción.
La reforma de la Ley de Adopción, sancionada en 1997, es una asignatura pendiente ya que la norma vigente no se encuadra en la Ley 26.061, de Protección de la Infancia. O sea que está pensada para resolver la demanda de los adoptantes sin que se privilegien los lazos del niño con su familia de origen y su entorno. A esto se suman las limitaciones del Registro Unico de Adoptantes, vigente desde hace cinco años, al que sólo adherieron diez provincias, mientras que otras cinco todavía tienen pendiente el trámite legislativo de adhesión.Posadas (Línea Capital). En marzo de este año, en la apertura del 128 periódo de sesiones ordinarias, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, manifestó que la Argentina necesita una Ley de Adopción que protega a los menores y que impida que las familias desesperadas por tener un hijo, cometan maniobras ilegales. La iniciativa oficial apunta especialmente a impedir un extendido sistema de guardas al márgen del sistema oficial de adopción, mediante el cual la familia adoptante se pone en contacto con una mujer embarazada, a través de un estudio de abogados, y logra la tenencia del niño en un procedimiento que suele ser convalidado por los jueces.
Hace unos días, Misiones -a través de la Cámara de Representantes- adhirió al Registro Nacional de Aspirantes a la Adopción, y aunque se espera que la norma sea promulgada por el Ejecutivo provincial, lo novedoso de la ley radica en que solamente se podrán inscribir en ese Registro, todas las personas que tengan domicilio en la provincia. Con esto se apunta a que los ciudadanos de cada provincia adopten niños en su propia provincia, y que recién después todos pasen a formar un Registro Unico a través de esa red nacional.
La abogada María Elena Kela, es secretaria del Tratamiento Jurídico Documental y Estadística del Superior Tribunal de Justicia de Misiones, tiene a su cargo el Registro Único de Adopción, y explicó a Radio Nacional Iguazú que "en nuestra provincia, todavía no se modificó la práctica o lo que se viene realizando de acuerdo a la Ley, es decir, tenemos instrucciones de operar o de manejar el Registro de una forma distinta; pero creo que se está esperando la promulgación por parte del Gobernador de la provincia".
La norma es muy reciente y cuando se promulgue, lo que "puedo asegurar es que solamente se inscribirán en el Registro en Misiones, todas las personas que tengan domicilio en la provincia. El Registro Nacional apunta a que los ciudadanos de cada provincia adopten en su propio lugar, y que recién después todos pasen a formar un Registro Unico a través de esa red nacional”.

Misiones fronteriza y cosmopolita

La funcionaria sostuvo que hay que tratar de despejar las dudas de lo que corre afuera de la Ley y dentro de ella. "Misiones por muchos motivos fue una provincia donde la gente recurrió a adoptar, no solamente por esto que le cuento, que es público y notorio que corrió al margen de la Ley, sino porque al ser una provincia fronteriza tiene mucha afluencia de mujeres paraguayas que cruzan el Puente Internacional para parir o dejan acá sus hijos, y esos niñitos quedan bajo la tutela de la Justicia argentina. Por el otro lado, al ser una provincia tan cosmopolita, hay niños rubios, pelirrojos, morochos, de ojos claros, oscuros, con ciertas características, lo que tampoco hay que demonizar o verlo como un defecto, porque en muchos libros está escrito que es bueno también que la familia adoptante guarde ciertas similitudes en características físicas con el niñito adoptado".
Kela agregó que siempre este criterio respondió la afluencia de gente que vive lejos de la provincia; pero esto no quiere decir -como la gente a veces supone-, que las personas llegan y eligen como en un catálogo que chicos quieren. "Tengo miles de casos de personas que adoptaron niños enfermos, discapacitados, chiquitos morochitos. No hay que ser tan duro para contar lo que funciona paralelamente, o con acuerdo de las normas reglamentarias”, dijo.

La primera provincia que adhirió

Con la Ley Nacional se generaron los registros en cada provincia, lo que hace la Nación es pedir que se cree el organismo y delega en cada jurisdicción la formación de su propio Registro. Misiones salió a la palestra porque fue la primera provincia que tuvo en su Poder Judicial, le dio la importancia que tenía, y se formó el primer Registro. "Por eso siempre digo que Misiones es casi como el primer Registro Nacional. Fue la única provincia que aceptó a los ciudadanos de todo el país adhiriéndose a un criterio general de organización nacional. Nosotros tenemos alrededor de 1300 inscriptos permanentemente del resto del país, ya sea que se inscribe por primera vez o que van renovando por año sus inscripciones. Por otro lado, serían entre 60 y 80 familias, ciudadanos misioneros anotados para la adopción. Se está dando prioridad a los misioneros, todos los jueces de la provincia cuando tienen un caso de un niño realacionado con Misiones o con el estado de autoridad decretado, me piden a mí el Registro para conocer qué personas están en condiciones de adoptar, o que respondan al criterio, porque siempre lo que se busca es el bienestar del niño”, remarcó.

Qué cosas se evalúan

La funcionaria dejó claro que su función es ser secretaria de un Registro, sin otra juridicción y no puede extender un expediente, por ejemplo. Ella cree que los magistrados de la provincia cuando tienen un caso así evalúan varios puntos, por ejemplo: a veces la cercanía del niño en la zona donde vive, es decir, si responde a la zona norte de la provincia, buscar familias como para que el niñito no salga de su entorno; o por ejemplo se busca la posibilidad de que esa familia ya tenga otros hijos por la necesidad (siempre mirando al bienestar o interés superior del niño) de que ese chiquito crezca junto con otros, para que tenga hermanitos. "O sea se meritúan muchas cosas, no siempre el factor económico, como algunos creen es lo que decide que el juez le de el niñito a una familia o a otra. Hay algunas que tienen ingresos medios y de medios para abajo, que sin embargo pueden y están en condiciones de adoptar".
Subrayó que después de todo, también hay que pensar que actualmente tener un hijo, dos o tres, implica bastante en el presupuesto familiar; con lo cual para que un matrimonio primero haga los exámenes médicos y se de cuenta que realmente no puede procrear, hasta que se inscribe en el Registro, todo eso no está al alcance de cualquier ciudadano. "Lamentablemente, hacerse estudios, poder intentar técnicas de procreación, no está al alcance de todo el mundo, sino solo de aquellos que pueden pagar o copiar ese tratamiento. Aún así no es necesario ese requisito, se suele preguntar o pedir, pero no es realmente necesario; es más, hay muchas mujeres solteras que a lo mejor no tendrían en impedimento biológico para procrear pero que sin embargo se inscriben en el Registro porque quieren esa opción o tener a cargo un niñito.

El rol del Estado por sobre el del trabajador social

La funcionaria provincial no coincide con que los trabajadores sociales sean contratados por estudios jurídicos para que hagan el diagnóstico y reflejen la situación de los padres adoptantes, en lugar de que sea el Estado quien se encargue de esto.
Está en desacuerdo con esa metodología. "Esto fue tema de debate en una jornada hace un año en Mendoza, y obviamente quien esté pagado por ciertas personas, o un asistente social pagado por alguien es muy difícil que elabore sobre esa persona, un informe negativo. En esto sí o sí debe intervenir Estado, porque en la provincia se está haciendo un esfuerzo grande para que los asistentes sociales que se incorporaron al Poder Judicial y los que trabajan con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y de la provincia. Creo que el estudio debe estar a cargo de personas contratadas que no tengan ninguna vinculación, contacto o compromiso con la familia adoptante, porque repito: lo importante siempre es el niño. No se quiere satisfacer a un matrimonio que no pudo procrear, sino que lo que se busca es darle una familia a un niño, ya sea bebé o de cinco años, tenga o no un problema, eso depende de lo que cada persona de acuerdo a su conciencia y capacidad reconozca que pueda soportar o llevar adelante en la vida”.
Sobre la visión que se tiene de Misiones como una provincia proveedora de niños al resto del país, la doctora Kela manifestó que "cuando el río suena por algo es. Lamentablemente, una muchas veces, al no tener pruebas no puede hacer una acusación grave, ni hacer ruído; pero si es cierto que en la provincia hay muchos profesionales que se portaron de manera poco ética, con prácticas que no corresponden a lo que la Ley quiere, y al sentido que se le da a la institución de la adopción. Hace dos años, desde que la Ley se cambió por parte de la Legislatura, muchas cosas se terminaron, por lo menos en Misiones. Nosotros hemos terminado con ciertas prácticas, pero también es cierto que lo que se cortó acá, de alguna manera se trasladó a otras provincias como Corrientes y localidades cercanas".
Remarcó que últimamente también ocupa espacio en los diarios el hecho de que las madres tienen sus bebés en localidades cercanas como Ituzaingó, pero "una no puede meterse en la política de gobierno de otras provincias. Yo creo que siempre es provechoso el trabajo en equipo y fue muy bueno que Misiones establezca cierto contacto con Corrientes para saber si entre ambas provincias pueden terminar con este tipo de prácticas. El Instituto de Adopción y la guarda con fines pre-adoptivos no es un procedimiento como todo el mundo cree: burocrático y costoso. Para nada, creo que funciona bastante rápido dentro de los márgenes de nuestra Justicia, que es no sólo para la adopción sino para cualquier otro juicio. Se sabe que la Justicia es lenta, que tiene cuellos de botellas que están intentando abrirse, pero no es un procedimiento al que nadie pueda llegar", enfatizó la funcionaria.

Una tarea que genera satisfacciones

La secretaria del Tratamiento Jurídico Documental y Estadística del STJ, pidió a los matrimonios que siempre, dentro de sus facultades, cuenten con ella. "Estoy a disposición de cualquiera porque es un trabajo que en realidad provoca grandes satisfacciones; parece poco reconocido; pero provoca grandeza de espíritu. Y quiero aclarar que uno siempre tiene que mirar al niño y sus intereses, y buscar la posibilidad de que cualquier chico en nuestro país tenga derecho a una educación, a un plato de comida diaria, a una vestimenta, a tener amigos y a realizar una vida que esté garantizada. No solamente por documentos en la República Argentina sino por documentos internacionales. Hoy día hay muchos planes que están provocando que las familias y madres, sostengan o retengan a sus hijos, no realmente por vocación de madre y porque tengan la conciencia de criar sus propios hijos, de darles de comer y asistirlos simplemente por cobrar un plan social. A veces salimos a la calle y vemos que ese dinero del plan, no le llega a ese chico que sigue desvalido, en la calle pidiendo, con hambre y enfermedades, eso es algo que yo creo que hay que solucionar de una vez por todas con medidas profundas", aseveró.

1 comentario:

Sonia A dijo...

COINCIDO CON LO QUE COMENTA EN SU BLOG ...yo estoy anotada en el RUAGA como madre uni parental y la espera es terrible.Es muy realista que los famosos planes y asignaciones por hijos hacen que las familias , madres retengan a sus hijos, tienen hijos casi al por mayor para cobrar mas asignaciones. Sin ir mas lejos la gente mas carenciada son las familias mas numerosas y realmente NO SON COCIENTES o no conocen los derechos de los mismos. Lo que realmente significa criar a un hijo,, alimentarlos,cuidar de su salud, darles un techo,una educación,una familia.AUN SIGUE PASANDO y no es ocasional, sino a diario VEMOS NIÑOS A CUALQUIER HORA DEL DÍA ESPECIALMENTE A ALTAS HORAS en la calle pidiendo dinero ,(y sus padres están escondidos) y si uno como sabe que ese dinero lo utilicen para otra cosa y no para una mejor calidad de vida a los que llaman HIJOS.Las veces que personalmente les he ofrecido algo para comer no lo quieren aceptar o te dicen es que si no llevo plata me pegan... .

.