viernes, 23 de septiembre de 2011

Ante la difcultad de obtener la guarda de un niño Media sanción al proyecto que intenta agilizar los procesos judiciales de adopción



Por: Cecilia Simonetti, de la Redacción de NOVA
  
El mismo estipula los tiempos y procedimientos a llevar a cabo por un juez de Familia para concretar el trámite con mayor eficacia y en menor tiempo.
Por: Cecilia Simonetti, de la Redacción de NOVA.

Dadas las sucesivas desilusiones que padecen quienes intentan llevar adelante un proceso de adopción, por los tiempos y las trabas judiciales con las que se encuentran, la Cámara de Diputados dio este jueves, media sanción al proyecto que apunta a justamente a agilizar este tipo de trámites en todo el ámbito bonaerense. La decisión fue tomada luego de un extenso debate y con el consenso de todos los bloques políticos.
En un marco complejo que involucra alianzas políticas impensadas, elecciones primarias y generales junto a sus respectivas campañas, los legisladores lograron enfocarse  de manera unida ante una problemática que afecta, nada más ni nada menos, que el derecho de los niños de adquirir una familia.
El proyecto, que venía con despacho favorable de la Comisión de Niñez y Adolescencia, apunta a establecer los procedimientos y los tiempos en los que deben basarse los jueces para poder concretar una adopción.
Según se explicó en la sesión, existen en la Provincia 944 niños en condición de adoptabilidad, 17.601 familias que se hallan inscriptas como adoptantes y más de 5 mil chicos institucionalizados. Los datos, según se dijo, fueron aportados por  la titular de la Suprema Corte bonaerense,  Hilda Kogan.
Ante estas cifras, se hacía imperiosa la intervención del cuerpo legislativo en la problemática con una norma capaz de facilitar a los niños un hogar y a los solicitantes la posibilidad de formar una familia.
La presidenta de la Comisión de Niñez y Adolescencia e impulsora de la norma, la diputada Natalia Gradaschi, explicó a NOVA que “a través de proyecto se establecen los plazos que se deben cumplir para cada etapa del proceso de adopción. De esta manera se agiliza la resolución de la situación de cada uno de los niños que están para ser adoptados”.
Sobre el proceso de elaboración del proyecto presentado, la diputada contó: “Hicimos tres jornadas centralizadas: una en La Plata, otra en Bahía Blanca y otra en Mar del Plata, de la que participaron jueces, diferentes trabajadores del sistema judicial, del sistema de Promoción y Protección de los niños, instituciones que trabajan con los derechos de los niños y con el tema de la adopción. 
Asimismo, Gradaschi aclaró que “queda explicito que la adopción no viene a reemplazar las políticas sociales, antes de ese recurso se debe agotar todo para resolver el problema de la familia de origen del niño para agotar la posibilidad de restitución”.

Una voz, todos los bloques
Durante la sesión, diputados de diferentes bloques pidieron la palabra para celebrar el acuerdo entre todos los espacios políticos, y que da origen a este proyecto, y manifestaron su visión sobre la temática que involucra a los más vulnerables de la sociedad.
El diputado Juan Carlos Juárez (GEN PS), expresó que con esta ley “la justicia no se va a poder apartar del marco jurídico para tratar las adopciones” y recalcó que este miércoles se firmó un convenio con las Universidades, como la de Luján que investigará las cuestiones de adopción y protagonistas.
Por su parte, Juan Alberto Gobbi (UCR) manifestó que la sanción fue “producto de una construcción participativa” en referencia que todos los bloques participaron en la elaboración del proyecto. Sobre los tiempos que se establecen en la ley, indicó: “Estamos diciendo a los jueces que no se pueden exceder de ese plazo, es por ello que estamos controlando a la justicia”
“Hemos modificado el 50 por ciento de este problema, que es el de tener un proceso más veloz” dijo el diputado Ramiro Gutiérrez (Unión Celeste y Blanco) durante el debate parlamentario y advirtió que sólo resta “la internalización de la norma”, en caso de que obtenga la media sanción del Senado.

Los tiempos y los procedimientos estipulados y controlados
La norma apunta aregular todo el proceso de adopción que comienza con la actuación del Juez de Familia del domicilio del niño, que será quien dictará el estado de adoptabilidad dentro de lo estipulado por esta legislación. Es decir, cuando exista un niño que no cuente con mayores que le garanticen su crianza, el magistrado tendrá 20 días para recavar la documentación relacionada con su identidad y constatar la existencia de algún familiar que pueda responsabilizarse.
Vale aclarar que el estado de adoptabilidad será otorgado en caso de que no se presente el mayor o bien, que los informes que deban acreditarlo como apto para la crianza de ese niño sean negativos. Si no fueron encontrados familiares tendrá 30 días para declararla.
En caso de que la adoptabilidad sea una decisión de los progenitores, ellos deberán manifestarlo ante el Juez de Familia. Pueden hacerlo el período de gestación pero deberá ser ratificada dentro de los 90 días de producido el parto. Ante esta situación el Juez fijará una audiencia dentro de los 10 días y luego de una serie de estudios que requerirá tendrá 10 días más para declarar la adoptabilidad.
Una vez que el menor es apto para ser adoptado, se informa al Registro de Aspirantes a Guardas con Fines de Adopción en un plazo de 5 días y el responsable de este organismo deberá remitir dentro de los 5 días el listado de postulantes inscriptos. Luego el Juez, antes de los 5 días los citará para que en el término de 48 horas manifiesten su voluntad de recibir al niño para su adopción y la acción de guarda se iniciará dentro de los 10 días siguientes.
Durante todo el procedimiento de guarda y hasta la sentencia de adopción, el Juez de Familia tendrá en cuenta las opiniones del niño, niña o adolescente, en función de su edad y grado de madurez. Si en ese lapso los guardadores no presentan los informes correspondientes, no comparecen a las audiencias o los informes dan cuenta que no son aptos para la crianza, el juez puede revocar la guarda y los aspirantes deben reinscribirse en el Registro donde figurará el antecedente.
La nueva ley también contempla la solicitud de adopción por parte de los adultos que ya tienen guardas de hecho. En este caso el juez deberá indagar sobre el origen del menor y sobre la aptitud de los adoptantes. Y además debe tener en cuenta el superior interés del niño como el derecho a ser oído. El procedimiento será de excepción y se podrá determinar la adopción aunque los guardadores no estén inscriptos en el Registro de Aspirantes.
Por último, la iniciativa expresa que en la sentencia dictada por el juez se hará constar la previa declaración expresa que el o los adoptantes se comprometen a hacer conocer la realidad del origen del adoptad

No hay comentarios: