martes, 13 de septiembre de 2011

Adopción: un cambio que da prioridad al niño y sus derechos


12/09/2011|Informe Especial
Adopción: un cambio que da prioridad al niño y sus derechos
Una especialista en derecho de familia y funcionarios hicieron referencia al ser consultados por LA VOZ DEL PUEBLO a la importancia de poner en el centro la restitución de derechos a los chicos, garantizar la posibilidad de conocer el origen y la identidad. También una psicóloga mencionó aspectos centrales que surgen de su conocimiento profesional y evaluó las características de diferentes casos. En el Congreso Nacional hay proyectos del oficialismo y la oposición, pendientes de tratamiento, para modificar el marco legal
"Se necesita una ley (de adopción) que proteja a los menores y (para) que las familias desesperadas por tener un hijo no cometan maniobras ilegales. No podemos seguir teniendo esta ley", dijo en marzo de este año la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al anunciar que la reforma de la actual norma estará en la agenda legislativa de este año.
De esta manera los proyectos están para poder garantizar no el cumplimiento de una burocrática ley sino que, poniendo en el centro al menor, se respeten los derechos del niño y se llegue con transparencia a cumplimentar los trámites.
La reforma de la Ley de Adopción, sancionada en 1997, es una asignatura pendiente ya que la norma vigente no se encuadra dentro de la Ley 26.061, de Protección de la Infancia. Es decir que está pensada para resolver la demanda de los adoptantes sin que se privilegien cabalmente los lazos del niño con su familia de origen y su entorno. A este problema se suman las limitaciones del Registro Unico de Adoptantes, vigente desde hace cinco años, al que sólo han adherido diez provincias, mientras que otras cinco todavía tienen pendiente el trámite legislativo de adhesión.
La iniciativa oficial se sumará a la que fue presentada hace un año por la diputada María Luisa Storani (UCR), que también apunta a "privilegiar el interés de los niños por sobre el de los adoptantes".
Mientras a una familia pobre, en la Argentina, se le pueda sacar un chico a causa de su pobreza, la adopción está moralmente y éticamente comprometida. "Se nos ha hecho creer que la adopción es un derecho de las familias, cuando en realidad es un deseo", argumentan.
Sobre este eje trabajan, poniendo el acento en el niño, en su derecho a tener una familia para luchar contra la explotación sexual de menores, la pedofilia, la trata, el comercio de órganos, las apropiaciones ilegales.
Entienden que es la única manera de empezar a hacer las cosas bien, de una vez por todas, comenzado con un paso a la vez, pero dejando en el camino, prejuicios e intereses económicos a los que no les importa la vida ni el desarrollo de la vida.



Un debate pendiente

En la inauguración de las sesiones ordinarias del presente año en el Congreso Nacional, el 1° de marzo pasado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mencionó a la ley de adopción como una de las prioridades y planteó la necesidad que tenga rápido tratamiento. Entre otros aspectos, afirmó que la norma adquiere importancia "para que las familias que quieren tener un hijo no tengan que recurrir a prácticas ilegales para tener el derecho a la maternidad y a la paternidad".
Hay coincidencias sobre el valor de avanzar en un nuevo marco legal, según se desprende de la iniciativa oficial y de propuestas de la oposición. Por ahora, es un cambio que no se hizo realidad, si bien se debe admitir que se trata de un tema complejo y que requiere un análisis amplio por parte del Congreso.

No hay comentarios: