viernes, 4 de marzo de 2011

Un anuncio que regocija

La pretensión de la Presidenta de una ley de Adopción nacional alegró a los padres adoptadores.Piden que los pequeños adoptados sean escuchados en el debate.
El anuncio que hizo Cristina Fernández en el inicio del año legislativo el martes pasado, de enviar un proyecto desde el Ejecutivo para confeccionar una nueva Ley de Adopción, fue muy bien recibido por quienes desde hace tiempo pelean por esa norma, quienes además pidieron federalizar la discusión.
Así lo dieron a entender integrantes mendocinos de la Red Argentina por la Adopción, quienes sostuvieron, entre otras cosas, que se trata de “un paso muy importante para los derechos del niño”.

Una militancia que no fue en vano
“Para nosotros es una noticia regocijante  porque esto antes parecía muy lejano, pero ahora se convertirá en un proyecto”, señaló a CiudadanoDiario.com Antonio Romeo, integrante de la Red y difusor, junto a su esposa, Elina Giffoni, de estos temas en su blog “Adopción Mendoza Argentina”.
Para Romeo esta acción del Ejecutivo nacional es un muy buen corolario para su trabajo, “que implicó años en la conformación de la ONG, de juntar firmas y de soportar cuestiones ilegales”.
“En Mendoza, algunos nos escucharon y algo pudimos avanzar”, confesó el militante y rescató la figura de algunos políticos como el diputado Andrés Marín, “que se animó a organizar una jornada abierta para debatir la reforma de la Ley de Adopción nacional y presentar el proyecto de adhesión de Mendoza al Registro Nacional de Adopción” o como el ministro de Desarrollo Humano, Carlos Ciurca, “que no dudó en hablar sobre lo que pasa en Mendoza”.
Este matrimonio, que incluso ha adoptado a dos niñas hace ya tiempo, entiende que con este espaldarazo que la Presidenta le da a la norma, comienza a cristalizarse su objetivo.
“Vemos que uno de nuestros objetivos comenzó a cumplirse en la apertura del año legislativo, porque se hablará del tema. Entonces, esperamos que los legisladores estén a la altura de este nuevo desafío y que abran el debate federal, recorriendo las provincias para escuchar las distintas posiciones”.
Su intención es que los involucrados muestren a quienes tienen la responsabilidad de legislar, sus vivencias y sentimientos. “Es importante que los adoptantes y los adoptados puedan tener la palabra. Especialmente los adolescentes, que esperan algún día formar una familia”.
El caso de los menores es el más preocupante. “A veces el niño adoptado tiene mucho por decir, pero pocas veces se lo escucha o, lo que es peor, nadie le pregunta”, enfatizó Romeo. /Horacio Meilán

No hay comentarios: