jueves, 25 de noviembre de 2010

La infancia, sin cuentos ni cumpleaños



Festejar su cumpleaños, escuchar cuentos, jugar en las plazas, hacer deportes y acercarse a las actividades artísticas. Ser niño significa, entre un puñado de derechos, tener acceso a todas estas oportunidades, clave en los procesos de crianza y socialización. Pero en las grandes ciudades de la Argentina, la cara de la infancia tiene gesto afligido: todo esto, en lugar de crecer, sucede cada vez menos.
A cuatro de cada diez niños menores de cinco años no se les suele contar cuentos; seis de cada diez en edad escolar sólo pueden jugar en una plaza si sus padres lo acompañan; seis de cada diez no suelen realizar actividades deportivas extraescolares y dos de cada diez no festejaron su último cumpleaños. Estas son apenas algunas de las conclusiones que arrojó el último boletín publicado por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, de la Universidad Católica Argentina (UCA), en colaboración con la Fundación Minetti y la Fundación Arcor, estudio que registró profundas desigualdades sociales, regionales y de género en los procesos de crianza y socialización de niños y adolescentes de las grandes ciudades del país. Al celebrarse el 21° aniversario de la Convención por los Derechos del Niño, que se conmemoró el domingo pasado, este informe revela, además, que las oportunidades "son claramente desiguales y regresivas a medida que desciende en el estrato socioeconómico, aún en el contexto de significativo progreso macroeconómico que ha experimentado la Argentina en estos últimos años", se indica en la publicación.
(La Nación, pág. 26, 21/11/2010 - Soledad Vallejos)

No hay comentarios: