jueves, 23 de septiembre de 2010

Pidieron investigar si en los pasillos del hospital Luis Lagomaggiore opera una red de trata de personas

FUENTE DIARIO UNO MENDOZA
Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar
MENDOZA
Una empleada del nosocomio denunció que circula un papelito que insta a mamás menores de edad a vender a sus hijos. Al director de ese centro asistencial no le consta que haya personas con intensiones de cometer este delito.
La Comisión de Derechos y Garantías que encabeza Ricardo Puga ha realizado una denuncia penal para que el fiscal de Delitos Complejos Daniel Carniello investigue si un mensaje hallado en un papel que circula por el hospital Lagomaggiore (en el que ofrecen ayuda a mamás menores de edad) sería la punta del iceberg de una red de tratas de personas.

“La rata que te hizo esto, te dejó sola. Nosotros podemos ayudarte a cuidar a tu bebé, llamanos al (número de un celular)” dice el papelito.

El director de ese nosocomio, Rafael Correa, aseguró que no le consta que dentro de su hospital existan personas que inciten a las niñas madres a vender o su niño, pero que siempre hay sospechas sobre el tema. De todos modos, se mostró dispuesto a colaborar con la investigación.

La novedad llegó de la mano de una denuncia que hizo ante esa Comisión una empleada de la delegación del Registro Civil que funciona en el mismo nosocomio y que quedó ingresada bajo el expediente Nº 56 929.

La declaración indica que el papelito es acercado sobre todo a menores de 15 años, que presentan una mala relación con el niño no deseado. Si bien no hay precisiones de cuántas veces ha sucedido esto, hay otros factores que hacen suponer que el problema es grave.

Puga afirmó que le ha solicitado al fiscal una compulsa entre los certificados de nacidos vivos y los niños que fueron dados de alta porque “según los informes que solicité al registro, hay certificados que nunca son retirados por los padres de esos recién nacidos, y son archivados por 5 años. Entonces, ¿dónde están esos chicos? ¿Quién les dio identidad para que puedan ser inscriptos en la escuela o ser atendidos en un centro de salud?”, se preguntó el legislador

Además, ha solicitado al hospital que proporcione una lista de las madres menores 13 años, de 15 y también de 18, internadas durante el año 2009 y lo que va del 2010 para poder visitarlas en su hogar y conocer si las chicas conservan al bebé o qué ha pasado con ellas y con sus hijos.

El otro hecho llamativo, sobre el seguimiento de estos casos, es que los embarazos de menores de 13 años, son considerados por la Justicia como violación, con o sin consentimiento de la niña. Y si se trata de chicas entre 13 a 15, es estrupo. “Esto es un delito, explicó el diputado, y por eso el médico que las atiende debería denunciar el hecho pero no lo hace”.

Con este paquete de cuestionamientos, las comisiones de Salud, de Derechos y Garantías, la Dirección de Maternidad e Infancia de la provincia hicieron una visita sorpresa al hospital para poner en conocimiento a Correa, de las denuncias y las acciones que los diputados harán al respecto.

Así, acordaron instrumentar un protocolo de acción frente a estas embarazadas, que incluya, además de la denuncia judicial, un seguimiento posterior de la niña y su hijo, a fin de asegurarles salud y protección para ambos.

No hay comentarios: