viernes, 18 de septiembre de 2009

Los chicos indígenas sufren el analfabetismo cuatro veces más que el resto

Los chicos indígenas sufren el analfabetismo cuatro veces más que el resto

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) reclamó ayer una “respuesta urgente” del Estado para atender la situación “crítica” de los niños y los adolescentes aborígenes, entre quienes la tasa de analfabetismo es casi cuatro veces mayor que la nacional, que se ubica en el 2,6%. El organismo internacional lanzó en el país la ‘Campaña por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia Indígena Argentina’.
Si a educación primaria se refiere, alrededor del 52,4% de los chicos no completó sus estudios. Y el 78,2% de la población indígena de 15 años y más tiene el secundario incompleto, mientras que un tercio no completó la primaria o no recibió instrucción alguna. “En América Latina se da una correlación entre los niveles de pobreza y el origen étnico. Hay que poner el foco en reducir esa disparidad”, reconoció Andrés Franco, representante de Unicef en Argentina.
Repitencia, abandono escolar, trabajo infantil, embarazos precoces y problemas de salud de los niños y adolescentes son algunas de las causas que afectan el desarrollo educativo de los niños en edad escolar en estas comunidades, señaló la Oficial de Educación del organismo, Elena Duro. “El nivel de violación de los derechos es tan grande que hace corresponsable al Estado nacional”, apuntó.
Dentro de la campaña, una de las estrategias es visibilizar este problema a través de publicidades televisivas y radiales, afiches y carteles en la vía pública, y la difusión por medios de prensa, en pos de “reducir la indiferencia social sobre un grupo invisibilizado por su edad y por su origen”, explicó la responsable del área de Comunicación de UNICEF, María José Ravalli.
“Las comunidades están dispersas geográficamente y, en general, sometidas a la discriminación y al rechazo. En ese contexto no es difícil entender el por qué del analfabetismo de los niños y adolescentes, y los estudios primario y secundario incompletos. Se convierten en niños invisibles”, resumió Franco.
(Páginal12, pág. 17; Clarín, pág. 34 - Victoria De Masi; La Nación; pág. 14 – 18/9/09)

No hay comentarios: