lunes, 21 de septiembre de 2009

La inclusión social … déjala para más tarde

En nuestro país y en Mendoza, se han producido hechos importantes, debates por todos lados, primero, el fútbol, los monopolios de los medios, el campo versus Gobierno… la población se metía en los temas y así se dividía la sociedad.

Lo esencial pretendía pasar desapercibido pero los medios los sacaban a la luz, los mendocinos y los argentinos sabíamos que en Mendoza se vendían y creemos, se siguen vendiendo niños. Luego vino la Audiencia Pública para debatir el pliego del Gobernador para designar el Director General de Escuelas. Por la intervención de a los medios muchos senadores cambiaron sus discursos, desde la aprobación hasta las posturas más firmes, eso sí, en dicha “asamblea” no estuvieron los grandes referentes solo mandaron a “su gente” a “espiar”. Pocos Senadores se animaron a opinar y a jugarse. Luego vinieron los Diputados Nacionales para la Audiencia Pública sobre la Ley de Medios, estaban todos… y opinando. Me pregunto, si la votación hubiera sido secreta, qué hubiera pasado?

Pero, frente a todo esto, se olvidaron de la noticia de la pobreza en nuestro país, y por consiguiente, los ciudadanos, también, sólo un Intendente se atrevió a desafiar al poder y a las estructuras partidarias y ofreció una vivienda social, muy tratada por los medios. Lo importante de estas líneas es que necesitamos reflexionar seria y ordenadamente sobre el hecho de que muchos ciudadanos, independientes o no, nos planteamos que hay medios y alternativas para la inclusión social y no como otros que solo plantean la inclusión social, implícitamente, en un “déjalo para mas adelante”. En la audiencia de la DGE, propuse Obra Social para los chicos cuyos padres son desocupados y la participación de los padres en la Escuela. Me animé a hacer estas propuestas, apoyado por muchas personas, gente amiga y principalmente mi familia, .utilizando, entre otras herramientas, el famoso Facebook.

Hay muchos temas pendientes de ser incluidos en la agenda política y de que se conviertan en “cuestiones de Estado”: la adopción de niños, sobre la que no nos ponemos de acuerdo, nadie lo puede resolver; la educación, la salud y principalmente, la situación de los chicos que sufren la exclusión social. Creo que a ellos el tema de los monopolios de los medios no les interesa ya que el Estado está ausente.

Solo nos queda una sola cosa, seguir trabajando para lograr una sociedad más justa e igualitaria. Y a los dirigentes, no dejen la inclusión social para más tarde, porque el hecho de que no tenga rédito monetario no quiere decir que no lo tengan que abordar, se pueden tomar decisiones y destinar los recurso, para, por ejemplo, el ingreso único universal por niño o niña.
Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/161220
por Elina Giffoni y Antonio Romeo

No hay comentarios: