viernes, 18 de septiembre de 2009

Cuando la desigualdad afecta al desempeño en las escuelas

El problema educativo latinoamericano parece estar mutando de las dificultades para acceder a la escuela a la imposibilidad de garantizar el acceso a los conocimientos, aún dentro de las instituciones escolares. Es decir que si bien la asistencia está extendida en la mayoría de los países de la región, no siempre se logra el egreso, en especial, en el nivel secundario.
El último artículo de Florencia Sourrouille, publicado por el Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (Siteal), plantea una nueva forma de desigualdad entre sectores sociales que se evidencia a través de los logros.
"Los grupos sociales más desfavorecidos ahora acceden a la escuela pero no consiguen terminarla, lo cual indica que permanecen más años en la escuela pero sin embargo abandonan", afirma.
Las estadísticas ubican a la Argentina entre los países donde se ve con claridad la diferencia de los logros según el nivel socio-económico y el clima educativo del hogar.
Comparativamente, los datos de promoción del secundario de estudiantes argentinos de todos los estratos (62,1 por ciento de los jóvenes de 20 años) son peores que los de Chile (76,3 por ciento) y Perú (64,1 por ciento). Sin embargo, son mejores que los de Brasil (46,9 por ciento), Colombia (60,5 por ciento), México (46,7 por ciento) y Uruguay (32,6 por ciento), además de todos los países centroamericanos.
La posibilidad de completar la escuela media es dispar según el estrato socio-económico familiar. Sólo el 13,1 por ciento de los argentinos de 20 años de hogares vulnerables completa el secundario. Lo mismo ocurre en el 51 por ciento de los de clase media y el 96,2 por ciento de quienes provienen de hogares acomodados.
En la web. El artículo "Obstáculos a la plena escolarización y configuraciones educativas en América latina. Distintas formas que asume la desigualdad", de Florencia Sourrouille, se puede leer en www.siteal.iipe-oie.org
(La Voz del Interior – Córdoba, edición digital, 17/9/09)

No hay comentarios: