miércoles, 19 de agosto de 2009

Está frenada una ley que flexibiliza la adopción

Mendoza
Está frenada una ley que flexibiliza la adopción
Apunta a que los embarazos no deseados sean una chance para quienes pretenden adoptar. Demora en el Congreso.
19-08-2009 DIARIO UNO-MENDOZA
Javier Polvani
jpolvani@diariouno.net.ar
Mientras las mafias que trafican niños asientan una pata importante de su aberrante negocio en la desesperación de matrimonios que desean un hijo y no encuentran respuestas en el sistema de adopciones oficial, una comisión de Diputados de la Nación que debe tratar un proyecto para eliminar trabas a los adoptantes nunca se reunió en lo que va del año.

La Comisión de Mujer, Familia, Minoridad y Adolescencia, presidida por la kirchnerista Juliana Di Tulio, le hace dormir el sueño de los justos a un proyecto de flexibilización del sistema de adopciones. La iniciativa es de la macrista disidente Cintia Hotton, quien se quejó ayer –en diálogo con Diario UNO– de la inactividad que presenta la comisión que integra.

El proyecto de la diputada porteña, entre otras cosas, apunta a facilitar el camino de las mujeres que enfrentan embarazos no deseados y están dispuestas a conceder una adopción inmediatamente después de la concepción, y el de las parejas que desean criar un hijo biológicamente ajeno.

Para Graciela Palma, integrante de la Agrupación Quiénes Somos, la legislación sobre adopciones es una de las fuerzas que empujan a los interesados en adoptar al aberrante y millonario mercado negro de los niños. Quiénes Somos es una de las tantas asociaciones civiles que pelea por evitar la supresión de identidad, consecuencia directa del tráfico de niños, además de luchar por el reencuentro de las víctimas de ese flagelo con su verdadera historia.

Los abortos, como la venta y el robo de niños recién nacidos son parte del mismo esquema. Son claves, para el funcionamiento de las bandas delictivas de este rubro, las embarazadas en situación desesperante. Cuando no pueden abortar, aportando dinero a la primera fase del negocio, tienen la chance de vender sus hijos. La tercera opción es que directamente la organización apele al robo del recién nacido. Algo muy común para este delito es que la partera le diga a la madre que el bebé murió al nacer. Si la víctima no tiene recursos, lo más probable es que llore la pérdida sin avanzar en una investigación.

Estas ventajas, más la complicidad del miedo vecinal y la vista gorda de las autoridades, ayudaron a la existencia en Mendoza de la banda desbaratada el pasado 8 en Guaymallén. Ésta, según sospecha la Justicia, era regenteada por la médica Silvia Lorenzo y se dedicaba a practicar abortos y a comercializar niños.

La inactividad del Congreso de la Nación imprimida por la lógica kirchnerista, según la cual sólo se tratan los temas que le interesan al Gobierno, terminó por afectar a una comisión que nada tiene que ver con la rosca de la política. La comisión de Diputados que tiene bajo su dominio la problemática de la familia, en la que se enrola la ley de adopciones, también quedó atrapada por las generalidades del Congreso. En esta comisión no revista ningún mendocino.

Entre las propuestas de la diputada Hotton en materia de adopción que están cajoneadas se encuentra la abreviación de los plazos desde que los adoptantes manifiestan su voluntad de criar a un niño hasta que la medida se efectiviza. Hotton remarcó que la iniciativa “no está destinada a castigar a los pobres, para quienes el Estado tiene que prever asistencia. Si el problema es solamente monetario, no hay necesidad de apelar a la ley de adopciones. Ahora, cuando los padres biológicos no tienen interés en criar a un hijo nacido o por nacer, el sistema de adopciones no puede condenar al chico a años de institucionalización antes de ofrecerle la posibilidad de que sea cobijado por una familia”.

No hay comentarios: