domingo, 9 de agosto de 2009

En Mendoza existe una red abortiva que también comercializaría bebés

En siete allanamientos realizados encontraron consultorios donde se realizan abortos, pero también partos. Hallaron a dos bebés. La red vendería los recién nacidos en otras provincias. La investigación comenzó hace seis meses y es llevada adelante por la Policía Federal y provincial. Hay una mujer detenida y una médica prófuga. Fotos y video del consultorio clandestino.

por Leonardo Otamendi
FUENTE MDZOL DIARIO ON-LINE

Descubrieron en Mendoza una red dedicada a la práctica de abortos en la que hay involucrados profesionales de la salud. Pero esta banda, también se dedicaría al tráfico de bebés. Encontraron a dos recién nacidos, uno de ellos estaba en poder de una mujer que no demostró su filiación con la bebé. La investigación comenzó hace seis meses y la red está integrada con personas de otras provincias.

Efectivos de la Policía Federal y uniformados provinciales realizaron en la tarde de este sábado siete allanamientos en el Gran Mendoza, cinco de ellos en Guaymallén. En dos domicilios encontraron bebés, según informaron los pesquisas.

[Portada interior abortos y trafico bebes]

En ese sentido, la vivienda allanada en calle Sarmiento 599 de Guaymallén encontraron a un niño de un mes de vida. Estaba solo en la propiedad donde funciona un consultorio clandestino donde se realizan abortos. El pequeño fue rescatado y llevado al Hospital Notti, ubicado a seis cuadras de esa casa.
En este domicilio encontraron material quirúrgico, camillas ginecológicas, medicamentos y hasta una sala de espera.

En tanto que en los allanamientos realizados en calle Álvarez Condarco 2007 -también de Guaymallén- encontraron otro consultorio y en la vivienda contigua, serían donde “aguantarían a los bebés hasta ser vendidos”, indicó una fuente ligada a la investigación.

El comisario Jorge Vicente Pallas, jefe de la Delegación Mendoza de la Policía Federal, confirmó que hace “seis meses comenzó la investigación que investiga las prácticas abortistas y el posible tráfico de niños”. Una salvedad: este segundo delito será investigado por la Justicia Federal y el primero (abortos) la Justicia local. Por esa razón, el fiscal especial Eduardo Martearena tomó la causa y recorrió cada uno de los domicilios allanados.

El uniformado federal, junto al jefe de la Policía de Mendoza, Juan Carlos Caleri, explicaron que hay fotografías tomadas durante la investigación que prueban la existencia de la red y su actividad.
Una de las pruebas fundamentales la consiguieron este sábado cuando requisaron una de las casas de calle Álvarez Condarco. “Estaba una mujer, de 36 años, que quedó detenida y cuando llegamos (los policías) encontramos a un bebé debajo de una cama; claramente lo estaba escondiendo”, manifestó Caleri.

En la vivienda de al lado residiría una médica pero que no alcanzaron a detenerla y se encuentra prófuga por estas horas. “Hay un muchas de personas involucradas en esta red de Mendoza”, dijo el policía Federal Pallas, quien agregó: “También están relacionadas con otras provincias”.

Cuando se le consultó al efectivo sobre cuántos nacimiento se produjeron en estos seis meses de seguimiento, respondió: “Un sinnúmero, pero no lo podemos precisar”.

El negocio
Además de cobrar por los abortos, la red se dedicaría al tráfico de niños; nacen en Mendoza y venden en otras provincias.

Según una alta fuente ligada a la investigación, el negocio funcionaría así: “Si una mujer quiere abortar, le hacen la interrupción del embarazo, paga y se va. Pero la comercialización la hacen convenciendo a algunas mujeres para que no aborten”.

La explicación fue sencilla. “Cuando observan que una joven o mujer tiene mucho miedo al aborto le dicen que en vez de matar al feto continúe con el embarazo, que ellos se harán cargo de todos los gastos y cuando nazca ellos se lo compran. Así se evita —le dicen a las mujeres— ‘tener el cargo de conciencia de un crimen y que su hijo estará mucho mejor en manos de personas más pudiente’, como se ve muchas veces en las películas”, finalizó el informante.

Por último, los funcionarios policiales y judiciales que intervienen en la investigación aclararon que “bajo ningún punto de vista han desbaratado la red, pero se ya se hizo lo principal: cortar la actividad”.
http://www.mdzol.com/mdz/nota/150449

1 comentario:

Anónimo dijo...

quisiera que nos pusieran a todos los lectores al tanto de como se van desarrollando algunos casos, como por ejemplo, el de elena gallardo en Fernandez, me interesó mucho desde el principio pero ahora no encuentro mas informacion en ningún diario.

desde ya muchas gracias.