jueves, 11 de junio de 2009

Se investiga si una red capta embarazadas y vende sus bebés en Rosario

Se investiga si una red capta embarazadas y vende sus bebés en Rosario

El único detenido por la causa que intenta dilucidar la venta de un bebé en el Hospital Provincial de Rosario formaría parte de una banda local que opera en el norte del país, según fuentes de la investigación. La función de este hombre habría sido reclutar mujeres embarazadas y llevarlas a parir a Rosario, recorriendo diversas provincias en una Traffic. Con él se presume que operaban dos hermanas, que anoche (9/6) continuaban siendo buscadas por la Policía.
La investigación comenzó con la llegada a Rosario de una mujer oriunda de Pinto, Santiago del Estero, para dar a luz. Luego de parir, entregó al bebé en el marco de un proceso judicial que se trabó cuando en el Tribunal Colegiado de Familia se recibió una denuncia anónima con detalles sobre la comercialización de niños. El juzgado ahora intenta determinar si esta operatoria se repitió con mujeres de otras zonas del país, captadas por esta red que articularía adopciones ilegales.
Ayer, se conoció que hay otra denuncia similar radicada en el juzgado de Instrucción Nº 14, a cargo de María Laura Sabatier. Si bien se trataría de una beba cuya madre es rosarina, también parió en el Provincial y su estadía en el centro de salud habría estado signada por visitas fuera de horario y el merodeo de las mismas personas involucradas en el caso de la madre santiagueña.
Santiago. A pocas horas de que saliera a la luz la presunta venta de bebés de madres santiagueñas en Rosario, se conoció una supuesta entrega irregular de un bebe de una adolescente de Santiago del Estero a un matrimonio de Tucumán. El caso es investigado por la Sala de Superintendencia del Superior Tribunal de Justicia de la provincia.
Industria. La referente social y religiosa Marta Pelloni afirmó que “el tráfico de bebés es una verdadera industria”, consultada por una radio rosarina sobre las denuncias difundidas esta semana en esa ciudad y en Santiago del Estero. La monja comentó que la mayoría de las jóvenes embarazadas que son persuadidas a entregar a sus hijos viven en el norte del país. Pelloni, además, advirtió que “en muchos casos la Justicia es cómplice” de estas operaciones ilegales.
(El Liberal – Santiago del Estero, edición digital; La Capital – Santa Fe, edición digital; Clarín, pág. 27 - Mauro Aguilar – 10/6/09)

No hay comentarios: