miércoles, 29 de abril de 2009

“Las calles son peligrosas porque no hay más niños”

“Ahora pensamos que las calles son peligrosas y no dejamos bajar a jugar a los niños, pero son peligrosas porque no hay niños. La seguridad no la da la policía, ni las cámaras sino el que haya gente en las calles, niños jugando”. El pedagogo italiano Francesco Tonucci renovó una vez más, de visita en Argentina, su propuesta para que los niños y niñas puedan apropiarse del espacio público, en sintonía con su proyecto ‘Ciudad de los niños’, que ya se lleva a cabo en varios lugares del mundo.
Además, junto con el escritor local Mempo Giardinelli, instó a que los padres y madres tomen la iniciativa de leer para despertar esa práctica en sus hijos. Tonucci aclaró que “para leer a los hijos, los padres tienen que apagar la televisión”. Planteó también que los dialectos que convivieron durante siglos en el territorio italiano fueron “aplastados por la televisión, que alfabetizó y unificó el idioma”. Esto “refuerza la existencia de un 30 por ciento de jóvenes que son analfabetos funcionales, aprendieron a leer y escribir pero no utilizan nunca estas herramientas”, señaló.
Giardinelli historió el proceso que tuvo la educación en la Argentina, desde los inicios del siglo diecinueve, donde el imaginario social “se organizaba alrededor de una biblioteca, algo que se rompió con la dictadura militar”.
(Clarín, pág. 33; Río Negro – Neuquén/Río Negro, edición digital – 28/4/09)

No hay comentarios: