sábado, 28 de febrero de 2009

HIJO DE DESAPARECIDOS OBJETO JUICIO A ACUSADO DE SU APROPIACION

HIJO DE DESAPARECIDOS OBJETO JUICIO A ACUSADO DE SU APROPIACION
Política | 19:39:00
Buenos Aires, 27 de febrero (Télam).- El hijo de una pareja de desaparecidos cuyo apropiador está siendo juzgado por la sustracción e inscripción mediante certificados truchos, objetó hoy los análisis de ADN que revelaron su identidad.
Alejandro Adrián Rei negó validez, en su declaración ante el Tribunal Oral Federal 6, a los estudios del Banco Nacional de Estudios Genéticos que revelaron que es hijo biológico de la pareja de desaparecidos Liliana Clelia Fontana Deharbe y Pedro Fabián Sandoval, secuestrados en julio de 1977.
Su testimonio causó revuelo en la segunda audiencia del juicio contra el comandante mayor de gendarmería Víctor Enrique Rei, acusado también de usar un acta de nacimiento apócrifa para escribir al entonces bebé como hijo biológico.
"Aplaudan ahora, hijos de puta", gritó desafiante al público el ex oficial de inteligencia luego de abrazarse con el muchacho, que en todo momento lo trató como "mi padre".
"Sos un torturador", "es tu rehén emocional", "le cagaste la vida a Alejandro, asesino" fue la rápida respuesta de un grupo de la agrupación HIJOS de desaparecidos que seguía el juicio, antes de que el tribunal ordenara le desalojo de la sala y a los guardias separar a los Rei.
El joven tiene ahora 30 años y se enteró de su identidad a través del juzgado federal que instruyó la causa, a cargo de María Servini de Cubría, en una causa promovida por las Abuelas de Plaza de Mayo.
Pero su identificación con Rei y su mujer es tal, que mantiene el nombre y apellido con que éste lo anotó y hoy, frente a la pregunta del tribunal de qué relación mantiene con ellos no dudó en contestar: "son mis padres, las personas que me criaron, que me dieron todo, instrucción, alimento, salud, educación, cariño y todo lo que se puede pedir".
El joven aseguró además que el cepillo de dientes secuestrado para obtener la muestra de material genético ante su negativa a extraerse sangre "no era el mío, sino de Víctor", de modo que aseguró que la muestra no pertenecería a él.
No atinó en cambio a dar una respuesta coherente de porque tenia un cepillo de dientes de Rei y no uno propio y sólo dijo que "traje el de él desde su baño, en la prisión de Campo de Mayo, seguro de que habría un segundo allanamiento".
"Se trata de una víctima de sus captores y no nos podemos ensañar con el", dijo a Télam uno de los abogados del equipo querellante.
Por la mañana, Rei, que fue un alto oficial de inteligencia de la Gendarmería que estuvo afectado al Operativo Independencia en Tucumán y realizó cursos de inteligencia en la Escuela de las Américas, aseguró haber adoptado "un huérfano".
La declaración marcó una flagrante contradicción con lo declarado en la instrucción, cuando insistió en reiteradas oportunidades en que Alejandro era hijo biológico suyo y de su mujer, Alicia Arteach.
Para ellos se amparó en certificados apócrifos firmados por un cardiólogo ya fallecido, Ricardo Cáceres Monnié, que antes había revistado en el Hospital Militar Central y fue hermano de un general asesinado en los 70.
"No hay antecedentes, aun en la Rusia de Stalin, de una persona que haya sido juzgada treinta años después por haber adoptado un huérfano", dijo Rei, que ahora tiene 68 años y está preso desde hace cinco en el Penal de Marcos Paz, junto a otros acusados de delitos de lesa humanidad.
"Hoy impera la doctrina gramsciana, en que no hay condena y la pena es la prisión preventiva", dijo en otro momento de su extensa declaración en la que se negó a referirse concretamente a los cargos que se le imputan aunque aseguró que lo haría tras la declaración de Alejandro.
También amenazó implícitamente al tribunal al sostener que en el último lustro "la justicia ha sido seriamente afectada" pero que "el péndulo fue a la izquierda y ahora ya empezó a cambiar de sentido".
Antes de iniciar la indagatoria, el juzgado rechazó los pedidos de nulidad del juicio formulado por el defensor de Rei, el abogado Alejandro María Macedo Runi quien sostuvo que originalmente la imputación se refería a un hijo del matrimonio desaparecido Tasca-Casado.
Macedo es un especialista en defensa de acusados de apropiación que el año pasado ya defendió al capitán Enrique Berthier, condenado ocho años de prisión por la sustracción de Eugenia Sampayo Barragán. (Télam).-

• DIRECTOR DE LA CIA PIDE DISCULPAS A CRISTINA Y A LA ARGENTINA • DIRECTOR DE LA CIA PIDE DISCULPAS A CRISTINA Y A LA ARGENTINA • DIRECTOR DE CIA PIDE DISCULPAS A ARGENTINA • CTERA DARA A CONOCER ACCIONES POR PARO NACIONAL DEL LUNES • MINISTRO TEDESCO ENCABEZA INICIO DE CICLO LECTIVO EN SAN JUAN • SENADOR FILMUS PARTICIPA EN RADIO ABIERTA EN LUGANO • SENADOR FILMUS PARTICIPARA EN RADIO ABIERTA EN LUGANO • REVOCAN SOBRESEIMIENTO DE EMPRESARIOS TERRANOVA • GARRE SE REUNE CON ALTOS MANDOS DEL EJERCITO • CTERA APRUEBA PARITARIA NACIONAL DOCENTE

El Patagónico | 2009 |

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola mi nombre es eliana. mi inquietud es que mi mama tuvo dos niños en los años 1980 y 1981. el tema es que ni bien nacieron se los llevaron sin mostrarselos y al rato le informaron que estaban muertos. ella es el dia de hoy que piensa que sus hijos estan vivos. yo queria saber como hacer para ayudarla. les dejo mi correo electonico: eliana_wenner@hotmail.com.
desde ya muchas gracias