viernes, 23 de enero de 2009

Las transferencias del Estado por niños a cargo ayudan a consolidar la desigualdad

Las transferencias del Estado por niños a cargo ayudan a consolidar la desigualdad

Las transferencias que el Estado otorga a las familias por niños a cargo favorecen hasta catorce veces más a los sectores medios y altos que a los bajos, según una investigación de la Sociedad de Estudios Laborales (SEL) que propone modificar la “variedad de elementos, de montos y coberturas dispares” actuales y establecer “una asignación única para los hijos, independiente de la condición de actividad de los padres”, debido a que “como están diseñadas, las transferencias hacia los menores a cargo no tienen el efecto redistributivo esperable; por el contrario, tienden a consolidar el patrón de desigualdad”.
El Estado transfiere ingresos por niños a cargo mediante asignaciones por hijos, escolaridad, planes sociales y becas de estudio y también por beneficios impositivos, como las deducciones del impuesto a las ganancias. “El problema con estos instrumentos, es que más del 95 por ciento del monto de transferencias beneficia a los asalariados formales, que en su gran mayoría están sobre la línea de pobreza, y a los no asalariados de las clases media alta y alta”, pero “los que más necesitan las transferencias, en especial las monetarias, son los que menos reciben”, precisa SEL.
La distribución per capita indica que “en el 30 por ciento más pobre de la población, ese monto es de poco más de 60 pesos”, pero “en el 20 por ciento más rico llega a casi 270 pesos”. El total de esas transferencias es de unos 15 mil millones de pesos, que si se distribuyeran en sumas iguales representarían unos cien pesos por hijo, pero en los hechos su distribución dista de priorizar a los sectores más postergados, sostiene la entidad dirigida por Ernesto Kritz.
(El Territorio – Misiones, edición digital, 22/1/09)

No hay comentarios: