viernes, 16 de enero de 2009

“La política de salud sexual y reproductiva se ha debilitado con este Gobierno”

“La política de salud sexual y reproductiva se ha debilitado con este Gobierno”

Silvina Ramos es investigadora del Centro de Estudios Estado y Sociedad (Cedes) y vicepresidenta del Comité Coordinador del Programa de Reproducción Humana de la OMS. Ramos fue consultada sobre las muertes por complicaciones de abortos inseguros que se repiten en el país. Las últimas cifras oficiales indican que fueron 74 en el año 2007. El 28 por ciento de las muertes maternas registradas entre niñas y adolescentes (10 a 19 años) se produjo como resultado de un aborto inseguro.
Para Ramos, los fallecimientos por esa causa disminuirían si el Estado garantizara la interrupción del embarazo en los casos permitidos por la ley. “La gran asignatura pendiente es la puesta en vigencia de una política pública que normatice y regule el acceso a los abortos no punibles, que son legales desde 1921, cuando se redactó el Código Penal”, señaló. Y advirtió que esa política debe ir acompañada “por un programa proactivo de salud sexual y reproductiva” y “buena educación sexual”. “Con esos tres pilares –apuntó–, se bajarían las muertes, que son la punta del iceberg: por cada mujer muerta hay unas 15, se estima, que quedan con lesiones graves o infertilidad futura.”
–Esta semana se conocieron tres muertes por complicaciones de abortos inseguros (dos en Santiago del Estero y una en Catamarca) y hace una semana agonizaba una nena de 12 años por la misma causa en Mendoza. ¿Cómo debe interpretarse esta sucesión de casos?
–La sucesión de casos no hace más que mostrar lo que viene sucediendo desde hace mucho tiempo en el país. Ahora se ve más claramente gracias a la visibilización de la problemática del aborto y al compromiso de algunos medios de comunicación con este tema. No es que ocurren más muertes por complicaciones de abortos inseguros; ahora se ven más. La práctica del aborto frente a un embarazo no planificado es un mecanismo que en el país lleva décadas. No es ninguna novedad en la sociedad argentina. Desde fines del siglo XIX y principios del XX fue uno de los métodos a los que recurrieron las mujeres para tener menor número de hijos por familia. Estudios recientes muestran que la magnitud del aborto en el país es tal que se practican poco más de un aborto cada dos nacimientos. Argentina es el único país de América, junto con Trinidad y Tobago y Jamaica que tiene a las complicaciones por abortos inseguros como la primera causa de mortalidad materna.
Retiraron el pedido. Los padres de la chica con discapacidad mental que está embarazada por un abuso sexual e internada en el Hospital Diego Paroissien, de Mendoza, retiraron de la Justicia el pedido de aborto no punible que habían presentado. Al parecer, desistieron luego de las recomendaciones dadas por un comité de bioética que evaluó el caso, según informó la jueza de Familia de Mendoza María Cecilia Zavattieri. La niña tiene 15 años y un embarazo de 17 semanas. Trascendió que el grupo de médicos que analizó el cuadro habría desaconsejado la práctica médica por lo avanzado de la gestación.
(Página 12, pág.14– Mariana Carvajal – Noticia ampliamente tratada por los medios - 15/1/09)

No hay comentarios: