martes, 23 de diciembre de 2008

Por qué no participamos, por qué no asistimos

prensa del colectivo de la infancia

Por qué no participamos, por qué no asistimos
A los organizadores y participantes del III Encuentro Internacional DETENIDOS en MOVIMIENTO, dentro del VII Congreso Internacional de Salud Mental y DD.HH. Organizado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo

Los que hemos sido convocados a participar en este III Encuentro Internacional de Detenidos en Movimiento, y compañeros/as y organizaciones con quienes compartimos nuestro compromiso por la lucha y la defensa de los derechos humanos de las personas encarceladas, consideramos fundamental hacer público nuestra posición ante la propuesta y orientación temática del programa y la convocatoria a los jefes de las fuerzas de seguridad penitenciaria a participar en el mismo:

I.- Es preocupante observar que en todas y cada una de las mesas propuestas en los diferentes días de este congreso, no se haga referencia alguna a problemáticas ABSOLUTAMENTE VIGENTES EN LA ARGENTINA DEL PRESENTE como: torturas, malos tratos físicos y psicológicos, condiciones de detención aberrantes, situación alimentaria deficiente, nulo acceso a la asistencia de la salud, etc. de las personas detenidas en las cárceles del Servicio Penitenciario Federal, de la Provincia de Buenos Aires, de la Provincia de Santa Fé y en todas las demás cárceles, institutos y comisarías de nuestro país.

II.- No es posible “debatir” sobre una “cárcel más plural y humana”, con actividades culturales, actividades artísticas, educativas universitarias etc; sin incoporar la problematización sobre lo que sucede cotidianamente en ese mismo espacio carcelario, con esas mismas personas que padecen torturas, malos tratos físicos y psicológicos y donde todos o casi todos sus derechos son vulnerados regular y sistemáticamente.

III.- Llama la atención que en un Encuentro sobre “Detenidos en movimiento”, se encuentran ausentes “los detenidos”, que bien podrían testimoniar sobre “la vida en el ámbito carcelario” con su presencia o con ponencias, cartas, notas etc. No se escucharán sus voces, pero si la de los máximos jefes penitenciarios (Marambio-SPF-, Díaz –SPB- y Buffarini –SPSF-) de las fuerzas de seguridad que violan y violentan sistemáticamente los derechos de esos “detenidos en movimiento”. Se los convoca además para exponer sobre políticas penitenciarias y ejecución penal, sin procurar problematizar “la cuestión carcelaria” en términos de violencia institucional y avasallamiento de derechos.

IV.- Nos provoca dolor que se convoque a los Directores de Servicios Penitenciarios que aun amparan, promueven y niegan, la práctica sistemática de la tortura, la violencia estructural en lugares de encierro y la deshumanización de las personas, a ingresar a un ámbito que ha representado -política y simbólicamente-, la lucha y la defensa de los derechos humanos en nuestro país.

Por estas razones los firmantes de esta declaración manifestamos:

Nuestro único compromiso y nuestro único deber ético es con las personas a las que se les vulneran sus derechos fundamentales, padecen malos tratos, degradación, humillaciones, vejaciones y torturas en las cárceles y lugares de encierro de nuestro país.
El diálogo entre el pasado y el presente es el mejor homenaje que podemos hacer a aquellos que hoy no están- producto de la política de desaparición, tortura y muerte- que llevaron adelante las fuerzas armadas y de seguridad con la complicidad de amplios sectores civiles de nuestro país. Ese diálogo es el que los seguirá conservando como luchadores en este presente y seguirá dando sentido a su lucha. Por ellos, -que anhelaban una sociedad mejor, mas igualitaria y menos injusta-, por nuestra historia, seguimos luchando por la recuperación de la memoria y la construcción de un presente donde no haya espacio social, político e institucional que niegue, ampare y legitime a la tortura y los torturadores.

Alcira DAROQUI y Silvia GEMUREMAN del Grupo de Estudios sobre Sistema Penal y Derechos Humanos (GESPYDH) del Instituto Gino Germani de la UBA.
Ana CACOPARDO, Directora Ejecutiva de la Comisión Provincial por la Memoria.
Roberto F. CIPRIANO GARCIA y Laurana MALACALZA del Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria.
Azucena RACOSTA y Fabián VIEGAS de Asociación La Cantora.
Doris QUISPE de Asociación Rompiendo Muros.
Juan Pablo PARCHUC, Coordinador de la Carrera de Letras en el Programa UBA XXII.
Carlos Ernesto MOTTO, Docente de la UBA- Ex -preso político.
Anatilde SENATORE, por el Centro de Orientación de Familiares de Detenidos (COFAM).
Liliana CUCUT– Paola CALCAGNO por Proyecto Ave Fénix dependiente de la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria – Fac. de Cs. Sociales – UBA
Carlos Horacio ORTIZ -Estudiante avanzado de sociología – UBA. Integrante del Seminario – taller “La cárcel como construcción social”-
Mariano POBLET MACHADO -Estudiante avanzado de Trabajo Social – UBA. Centro de prácticas preprofesionales: asesoría social del Proyecto Ave Fénix.-
Marta MIRAVETE CICERO de Grupo de Mujeres Argentinas.
Rossana GAUNA de Casa del Liberado de Córdoba.
Liliana ECHEGOY por Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC) de Rosario, Santa Fé.
Sofía CARAVELOS abogada del Colectivo de Investigación y Acción Jurídica

No hay comentarios: