jueves, 16 de octubre de 2008

Una vida mejor para muchas madres formoseñas

Una vida mejor para muchas madres formoseñas

Las mujeres del Barrio 1º de Mayo de Clorinda, provincia de Formosa accederán por primera vez a controles ginecológicos para prevenir enfermedades de transmisión sexual y cáncer, en el marco del Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cérvix uterino del Ministerio de Salud de la Nación.
Los controles se realizan desde julio en la Casa Ñande Roga Guazú (Nuestra Casa Grande), en coordinación con las Hermanas de La Misericordia y con la Escuela de Ciudadanía Oscar Ortiz.
"El cáncer en el cuello del útero afecta en promedio a 14 mujeres y mata a siete de cada 100 mil. Más de la mitad de estas muertes pueden ser evitadas. Esta es una de nuestras metas. Los 3 mil nuevos casos de cada año podrían ser detectados a tiempo con una simple prueba de Papanicolau”, explicaron desde el Ministerio de Salud, y agregaron que “las tasas de mortalidad por esta enfermedad son mayores en el Noroeste y Noreste del país, pues está asociada a la pobreza, al escaso acceso a los servicios de salud y educación”.
El programa que ahora se desarrolla en Formosa continuará por Misiones, Salta, Chaco y Jujuy, las provincias donde las mujeres atraviesan la peor situación de salud.
“Antes no había educación sexual; ahora hay más conciencia y prevención", aseguró Mary Fretes, coordinadora de la Casa Ñande Roga Guazú, conforme con el proyecto que mejora la calidad de vida de las madres formoseñas.
(Crónica, Sup. Social, pág. 2, 16/10/08)

No hay comentarios: