domingo, 12 de octubre de 2008

Desbaratados

Desbaratados
Con la detención de varios proxenetas en la provincia de Entre Ríos y de una mujer que oficiaba de "reclutadora" en Posadas, se logró desbaratar el miércoles una red de trata de personas que operaba desde Misiones. Se hicieron allanamientos de burdeles en localidades entrerrianas y se logró rescatar a varias jóvenes. Actuaron la Gendarmería Nacional y el Juzgado Federal de Posadas.
Posadas (Prensa GN). Una red de trata de personas que operaba desde Misiones y tenía ramificaciones en distintas zonas del país fue desbaratada esta semana por la División Trata de Personas de Gendarmería Nacional, lográndose el rescate de jóvenes mujeres, una de nacionalidad paraguaya, y la detención de proxenetas que mediante engaños y aprovechamiento de las vulnerabilidades propias de la indigencia traficaban y trasladaban a las jóvenes a la provincia de Entre Ríos.

También fueron detenidos reclutadores que operaban en la ciudad de Posadas donde esperaban el momento adecuado para embarcar o trasladar a las víctimas a los lugares convenidos.

Se realizaron allanamientos de burdeles en Entre Ríos, donde se secuestró, además, documentación importante para el seguimiento de la causa.

Se trataría de unos de los pocos procedimientos realizados en el país donde se configura el delito de trata de personas en su máxima expresión, y donde se logra la aprehensión de todos sus actores, pese a que esas organizaciones se valen de variados sistemas de operatoria y mecanismos estancos para protegerse.

La investigación y posteriores operativos fueron coordinados por el Juzgado Federal de Posadas y la Gendarmería Nacional Argentina en diferentes provincias, con participación y apoyo de las unidades de la provincia de Entre Ríos, y asistencia en materia de contención y manejo de las víctimas de la División Trata de Personas de Gendarmería en el asiento del Edificio Central del Comando de la Fuerza.

La puesta en marcha todos los mecanismos necesarios para la búsqueda de antecedentes, tareas de pesquisa, coordinación y ejecución de los procedimientos, arrojó como resultado la recuperación de las víctimas con la contención necesaria y reinserción a la sociedad, la detención de los proxenetas, allanamientos en burdeles en Entre Ríos, secuestro de documentación importante para la causa, concluyendo con la detención de la reclutadora en Misiones.

Del informe de prensa de la Gendarmería Nacional se desprende que “de esta manera se ha logrado penetrar un circulo delictivo que hasta no hace mucho tiempo parecía infranqueable, y está visto que el trabajo coordinado ha dado los mejores resultados, ya que esta tarea ha sido tomada por la institución como prioritaria dentro de las variadas funciones que desempeña”.

Detenciones
Fue detenida en Posadas una mujer de 37 años de edad que tendría estrecha relación con los detenidos el 22 de septiembre último y se complica la situación de los “entrerrianos”

En horas de la mañana del miércoles, alrededor de las 9, luego de una intensa y paciente investigación con un trabajo coordinado de los gendarmes del Grupo de Operaciones e Investigaciones Policiales y de la Sección Núcleo del Escuadrón 50, se detuvo a la mujer en la zona periférica de Posadas. La misma tendría estrecha vinculación con los supuestos “albañiles” detenidos el 22 de septiembre en la ruta 105, a la altura del paraje Fachinal.

La orden de detención, firmada por el juez Federal de Posadas, Claudio Ramón Chávez, librada luego de los distintos informes que producían los Equipos Investigativos Especiales, cercaron a la mujer sospechada de ser la presunta reclutadora de mujeres de esta ciudad y Encarnación (Paraguay).

La mujer, de clase media, y con aparentemente buena solvencia económica, con tarjetas de crédito, celulares, y varias propiedades, trabajaría en un local comercial del casco céntrico. Al momento de la detención, con gran asombro ante la presencia de los gendarmes y móviles patrulleros del Escuadrón 50, que rápidamente les leyeron la notificación de detención, los derechos y garantías que le asisten, ante la presencia ocasional de los testigos requeridos para labrar el acta de detención. Inmediatamente el juez Chávez dispuso su incomunicación y traslado a la sede del Juzgado Federal de Posadas, donde se le recibió declaración indagatoria, con fuerte custodia, ante la gravedad del hecho.

La investigación continua bajo la dirección del juez Chavez y la Secretaria 3 a cargo de la María Trinidad Fierro.

No hay comentarios: